wine-2789265_960_720 - copia
Blog Etiqueta en la mesa

Bebidas alcohólicas; estatus, negocios, reputación

wine-2789265_960_720

Todo lo que nos rodea envía un mensaje de tu personalidad, gustos, conocimiento, nivel adquisitivo. Con relación al tema de las bebidas alcohólicas no es la excepción, este se vincula en muchas situaciones con actividades sociales o profesionales. “Dime cuál es tu bebida favorita y te diré como eres”.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Por reputación e imagen el alcohol y los negocios no se combinan; se puede llegar a perder el empleo o el cierre de alguna negociación profesional por el abuso del alcohol. Sin embargo, en ocasiones cuando se tiene una cita de negocios el interesado ofrece una  bebida alcohólica para cerrar el trato, o para analizar la reacción y el comportamiento con respecto al consumo del vino, ante situaciones así, lo más acertado es no excederse, lo optimo será una o máximo 2 copas para no perder la cordura.

El consumo de las bebidas alcohólicas es mayormente aceptado en un entorno social. Dime “cuál es tu bebida favorita y te diré quién o como eres”. Los vinos se catalogan “según” cierto estatus que proyecta la persona al consumir; por ejemplo: no se proyecta lo mismo si se tiene un tarro de cerveza a un coñac, siendo este último el predilecto entre los hombres de negocios.

Dentro de la imagen, cada bebida te hace proyectar algo distinto; en el caso de la cerveza, existen diversos tipos de cervezas como puede ser una más comercial o una artesanal, incluso si es light. En cada caso se envía un mensaje distinto, al ser artesanal estas proyectando tu gusto por lo bueno, la exquisitez; en caso de ser light que cuidas tu peso. Incluso cómo se toma una cerveza, evita beber en caguama si lo que buscas es proyectar una imagen profesional, o el de una persona madura.

En un contexto social un cuartito de cerveza es bien visto en la mujer, de igual forma un tarro sencillo y no tan pesado, mucho menos una yarda; “una mujer siempre debe lucir femenina” ese tipo de tarros es más para el caballero. Al beber cerveza en un vaso pilsner se proyecta una mejor imagen y mayor formalidad.

El consumo de bebidas alcohólicas y el tema del estatus se sitúa en qué es lo se está bebiendo; por ejemplo, puede ser un tequila o whisky, pero la marca que se consume dará el estatus; los vinos de mesa siempre proyectan una imagen exquisita por su consumo en copa.

Independientemente de la bebida, un aspecto importante a considerar para cuidar tu imagen es la forma correcta de consumir y cómo sujetar la cristalería. Para disfrutar del whisky la manera correcta de consumir es “en las rocas” (solo hielo) en un vaso old fashion; el coñac debe tomarse solo para disfrutar mejor su sabor en una copa coñaquera la cual se toma abarcado el cáliz; en el caso de la copa de vino tinto o blanco se toma por el tallo.

Al consumir bebidas alcohólicas considera todo el entorno para no afectar tu reputación solo por un momento de diversión; erradicar una mala imagen por exceso de alcohol es difícil de borrar de la mente de las personas; por lo tanto, si es necesario el consumo de bebidas de este tipo, cuida cada detalle para no afecta tu imagen.

 Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

logo

Deja un comentario

Categories
Suscribete y recibe mis consejos y recomendaciones.