Calendario para cuidar el impacto y proyección de la imagen

Cuando finaliza el año es curioso que casi siempre en el brindis de Año Nuevo se pide fervientemente que el año entrante sea mucho mejor, que este lleno de salud, dinero y amor. Los rituales forman parte del festejo como es el uso de la ropa interior roja o amarilla, etcétera. Sin embargo, los cambios no se logran por arte de magia, la pregunta es ¿Qué vas hacer para que en verdad sea un mejor año?

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Inicia el año y se hace el esfuerzo de integrar el ejercicio a las actividades diarias, todos con la buena actitud, de igual forma, muchos piensan en cambiar o buscar un mejor empleo o incluso dejar algún mal habito del año pasado. Sin embargo, qué pasa conforme transcurren los meses, lamentablemente esa actitud positiva se desvanece poco a poco, no se logra erradicar los malos hábitos o generar nuevos.

Imagen es actitud, siempre lo comento, por eso te recomiendo lo siguiente que leí en una ocasión, para que en verdad se logre un cambio:

1.- Cuando escribes un sueño en papel y le pones fecha, se convierte en objetivo.
2. Cuando divides tu objetivo en pequeños pasos, se convierte en un plan.
3.- Un plan respaldado por acciones se convierte en realidad.

Lo primero es identificar cuál es la meta que quieres lograr con relación al impacto de tu imagen, después, te recomiendo programar en tu calendario las actividades relacionadas para mejorar el impacto y la proyección de tu imagen personal o profesional.

Así como eres consciente de los pagos que vas a realizar durante el año, como es el seguro de carro, tenencia, casa, etcétera, lo mismo sucede con nuestra imagen y su cuidado. Por lo tanto, inicia con:

Programar las citas con los especialistas que tengan relación con el impacto de la imagen: planear por ejemplo la cita con el estilista, que es una de las más importares y debe ser con cierta regularidad, el dentista mínimo dos veces al año para realizar limpieza o respetar las citas recomendadas por el odontólogo en caso de algún tratamiento estético, el nutriólogo por tema de salud o peso, el dermatólogo si existe algún lunar, mancha o problema más serio del cuidado de la piel, el podólogo para prevenir o solucionar problemas con los pies. Recuerda que «Imagen es bienestar», por lo tanto, un chequeo médico general una vez al año. Esto solo por mencionar algunos expertos que debes considerar al momento de planear el calendario de citas con los especialistas que te ayudarán a cuidar tu imagen.

Revisión de guardarropa: probablemente en Navidad se recibieron prendas nuevas, entonces, al iniciar el año es momento de revisar el guardarropa, sacar lo que no usas, lo viejo, percudido, que no es de la talla e incluso, lo que ya no aporta a la imagen que ahora buscas proyectar; esto para dejar espacio a lo nuevo. Incluye esta actividad en tu calendario mínimo dos veces al año, programa al iniciar enero o en cada cambio de temporadas. El clóset debe estar lleno de prendas favoritas y piezas que te lleven a lucir bien, con buen gusto pero sobre todo a lograr objetivos.

No necesariamente se requiere comprar piezas a un alto precio, te recomiendo estar pendiente de los descuentos, así tendrás la oportunidad de adquirir buenas piezas a precios increibles.

Aprender algo nuevo: imagen no solo es la parte de apariencia, es comunicación y comportamiento; revisa tu imagen y detecta qué cosas o habilidades requieres aprender para mejorar el impacto que generas en las personas, esto puede ser algún curso de redacción, de oratoria, comportamiento en la mesa, habilidades blandas, etc. Todo lo que genera un  crecimiento siempre es inversión, el conocimiento no tiene límite, aprovecha todo los cursos que existen online.

Actividades: para continuar con una buena actitud durante todo el año realiza una lista de actividad (metas, sueños, gustos) que te motiven y hagan feliz, busca la manera de programar una mínimo al mes. Esta comprobado que las personas que tienen alta autoestima son felices, ante los demás resultan mucho más atractivas y seguras de sí mismas, proyectando así una excelente imagen, logrando mayores oportunidades.  Recuerda ¡Iimagen es actitud!

Inicia el año planeando y programando estas citas y actividades que te ayudarán con lo que proyecta tu imagen, jamás pierdas la motivicaión, por esta te ayudará a en verdad lograr nuevos hábitos y llegar así a tus metas.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

10 pretextos sin fundamentos para no cuidar tu imagen

El principal saboteador del descuido de la imagen personal es uno mismo, justificar la falta del cuidado personal y vestimenta con excusas que realmente no tienen ningún fundamento; esto, lejos te llevará a lograr tus objetivos. A continuación compartiré contigo los pretextos sin fundamento más utilizados por las personas para no cuidar su imagen.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

1.- No soy una figura pública: Antes se tenía la creencia de que solo las figuras públicas (políticos, artistas) requerían los servicios de un consultor en imagen, la realidad es que todos somos personas públicas, porque no vivimos de manera aislada ¡interactuamos! Al salir a la calle, las personas observan tu manera de vestir, incluso en reuniones familiares, de negocios, tus compañeros observan tu conocimiento de etiqueta en la mesa, modales en general, etcétera. Y qué decir de las redes sociales, ahora con el uso de la tecnología las personas están más expuestas.

2.- No me importa lo que las personas piensan de mí: Para bien y para mal todos tenemos reputación, y esta se forma de los comentarios que emiten las personas que están a tu alrededor. Puedes ser la persona más preparada, pero si tu apariencia o comportamiento no transmite confianza, alcanzar tus objetivos quizá resulte mucho más tardado.

3.- No tengo pareja, ¿para qué me arreglo?: La respuesta es sencilla ¡arréglate para ti! Si te ves bien, te sientes bien; y esto proyecta seguridad.

4.- No salgo, estoy en casa: Este punto va muy de la mano al anterior, arreglarte para ti, es un tema de autoestima, sin importar que estas en casa es sentirte bien; esto no quiere decir vestir de corbata o vestido formal, pero sí procurar el cuidado personal y las prendas, no andar fachas, con ropa vieja o ya en muy mal estado; la ropa tiene un poder psicológico muy fuerte que de manera inconsciente te ayuda a sentirte “de cierta forma”, incluso en la actualidad de muchas personas realizan home office lo ideal es sì arreglarse para que el cerebro asimile que ya es momento de trabajar.

5.- No soy una persona atractiva o bella: El concepto de belleza es relativo y está muy alejado al estereotipo que señalan las revistas o la TV. Lo que hace sumamente atractiva a una persona es su manera de ser, su seguridad al andar. Por lo tanto, deja de comparar tu figura con ese “canon de belleza y del cuerpo perfecto” y maximiza tu belleza natural con el color y la ropa que más favorece a tu figura; incluso con tu misma forma de ser: se dice que: “El sentido del humor, es el escote de cualquier vestimenta”.

6.- No tengo dinero: Existe una frase perfecta de Pierre Cardin para erradicar este pretexto sin fundamento “La elegancia no es estar demasiado vestido o poco vestido. Es estar bien vestido”. Por lo tanto, esto no tiene relación a un tema económico; es cierto que usar ciertas marcas ayuda a proyectar poder, autoridad, buen gusto, sin embargo, no siempre es una regla o no siempre una marca es sinónimo de calidad…

Hay muchísimos trucos caseros para el cuidado de la piel, existe ropa a precios accesibles o incluso puedes mandar a hacer la ropa con telas de fibras naturales (tienes una prenda de calidad, y no necesariamente de marca), compras de segunda mano o de igual forma tenemos el tema del calzado, en León Guanajuato tienes la oportunidad de encontrar calzado y ropa de piel de excelente calidad a precios accesibles.

7.- No tengo carro, me traslado en transporte público: Por un tema de seguridad si te trasladas en transporte púbico está bien ser reservado, nada ostentoso con accesorios o marcas; sin embargo, puedes llevar dentro de la bolsa los accesorios y el calzado que aportan impacto a tu outfit y al momento de llegar al trabajo o alguna reunión los usas.

8.- No tengo tiempo: Lamentablemente por el ritmo de vida actual esta frase se ha convertido casi en una regla. Para erradicar este pretexto lo primero es cambiar de pensamiento a “sí tengo tiempo”, después organízate, ordena tu guardarropa para que resulte mucho más fácil encontrar lo que buscas (te recomiendo leer mi columna: tips para ahorrar tiempo en la mañana).

9.- No tengo edad para eso: Nada más exquisito que ver a una persona de edad mayor con un excelente gusto al vestir, si desde joven desarrollas el hábito por el cuidado de la imagen, será muy sencillo llegar a la edad adulta con buen gusto y elegancia añadiendo solo detalles de vanguardia. El buen vestir no tiene edad, en la actualidad encontramos en la lista de las mejor vestidas a Taylor Swift, incluso la nieta de Grace Kelly que ha heredado la elegancia de su abuela.

10.- No lo necesito: Difícilmente una persona se da cuenta que está mal hasta que alguien hace algún comentario. Lamentablemente para muchas personas el tema de etiqueta en la mesa no es necesario y se justifica diciendo “en casa ni copas tenemos”. Es mejor estar preparados para cualquier evento que se pueda presentar, y no quedar en ridículo. De igual forma con el tema de vestimenta, en ocasiones cuando ya se tiene cierto puesto resulta muy cómodo relajar la vestimenta, ¡cuidado! Si el colaborador esta mejor vestido que el jefe, definitivamente algo está mal.

Recuerda: el principal saboteador del descuido de la imagen personal es uno mismo.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

Tips para hacer un cambio de imagen en minutos

¿Eres una persona tradicional que te da miedo hacer cambios? Pasan los años y tienes el mismo look, la misma ropa, corte de cabello, tu calzado es casi idéntico y no hay variedad de color en tu guardarropa, es más ¡casi no inviertes en actualizar tu clóset!

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Se dice que “el éxito está fuera de la zona de confort”; hacer un cambio de imagen puede ser un gran paso para salir de esa zona. No es forzosamente hacer algo drástico, como consultora de imagen estoy a favor de los cambios de imagen de manera integral, siempre respeta tu esencia, de lo contrario te sentirás como otra persona, te sentirás como alguien disfrazado – (da).

Los cambios siempre son buenos, es una forma de dejar cosas que ya no aportan, renovarse, iniciar llenos de energía y buena vibra. En esta ocasión compartiré contigo cuatro cosas que puedes hacer para lograr un cambio de imagen en solo unos minutos:

1.- Cortar el cabello: como mujer si tienes el cabello largo y lo cortas de melena o lo dejas “cortito”, esto sin lugar a dudas provocará un cambio de imagen en solo minutos; lo mismo sucede al usar flequillo, te hace ver diferente. En el caso de los hombres cortar el cabello, barba o el bigote provoca el mismo efecto y para hacer un cambio de imagen radical te puedes rapar, dejar de usar barba y bigote o jugar con estos elementos.

2.- Cambiar el color del cabello: aplicar un tono opuesto o un color intenso ocasionará un cambio de imagen drástico, sin embargo, es importante reflexionar sobre aplicar lo que favorezca a tu colorimetría o seguir el objetivo de qué buscas proyectar. Considera tener presente que al aplicar tinte se requiere de un cuidado constante.

3.- Los lentes: utilízalos para dar ese cambio de imagen en minutos, no es necesaria la graduación, solo es portar el armazón; de igual forma si eres una persona que tiene muchos años usando lentes optar por dejar de usar será un cambio de imagen radical, esto es posible a través de lentes de contacto o quizá se requiere un poco más de tiempo al estar de por medio una micro cirugía.

4.- La ropa: “el estilo es la manera de decir quién eres sin palabras” esto es que la ropa siempre envía mensajes. Está comprobando que la persona que cuida su apariencia tiene mayores probabilidades de lograr el éxito, se relaciona con personas positivas, confiables, preparadas. Siempre lo he comentado en mi blog que no se trata de usar marcas, el secreto para que una persona se vea bien es: vestir la ropa que más te favorece en todos los contextos para lograr objetivos personales y profesionales.

Modificar un poco en la forma de vestir definitivamente genera un cambio de imagen en minutos, por ejemplo: jugar un poco mas con salir de la zona de confort de tu estilo, puedes añadir colores o estampados en dosis que te agraden, optar por vestir prendas de un corte distintito a lo que usas, hacer combinaciones diversas con lo que ya tienes.

 

Aparte de estas cuatro cosas, en el caso de las mujeres tenemos el uso del maquillaje si eres una mujer que casi no usa, aplicar te hace lucir diferente. Algo que lleva un poquito más tiempo por ser un tratamiento es el arreglo de los dientes en caso de ser necesario porque al momento de realizar un diseño de sonrisa en automático se proyecta un cambio de imagen.

Lo más importante para lograr el éxito en un cambio de imagen es conocerte, vemos tendencias, pero quizá no te favorece y por lo tanto no aporta nada en tu vida personal, mucho menos en el medio profesional en el que te desenvuelves. Te invito a reflexionar sobre tu imagen, si tienes muchos años igual, realiza un pequeño pero gran cambio de imagen con alguno de estos tips.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Vestimenta y urbanidad como turista

Planear las vacaciones es todo un ritual que se debe considerar, el primer punto es ¿a dónde te gustaría ir de vacaciones?  Cada destino es diferente y si no queremos arruinar la vacación, lo mejor es prepararse con antelación.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Una vez que se tiene identificado el destino para vacacionar, el segundo punto es investigar el clima, esto con la finalidad de llevar las prendas adecuadas, evita llenar de «por si acaso» esto te ayudará a viajar ligero y con lo necesario. Planifica el vestuario que usarás todos los días y durante todo el día en diversas actividades que realicen en el destino; puedes optar por llevar “prendas básicas” por ejemplo: unos shorts, pantalones jeans o “tipo dockers” los cuales van perfecto con una camisa, camiseta o blusa y así lograr la diversidad en formalidad con pocas prendas.

Como turista investiga si necesitas cierto código de vestir, por ejemplo según las actividades del crucero en ocasiones se solicita al pasajero ropa de gala y ropa casual para su estancia abordo.

El calzado es pieza clave de la comodidad ¡jamás estrenar un par de zapatos en vacaciones! mucho menos si el plan es caminar bastante para conocer el lugar, porque terminarás con ampollas; lo mejor son unos zapatos cómodos sin llegar a “la facha” para disfrutar de la caminata.

Para ahorrar espacio en la maleta te recomiendo que si es necesario llevar un abrigo o prenda gruesa la mejor opción es transportar en la mano, en caso de ser necesario considera una toalla de secado rápido por composición minimiza el volumen y el peso del equipaje. Para hacer la maleta coloca en el fondo las prendas más gruesas, en la parte superior lo delicado, rellena los huecos con cosas pequeñas; los calcetines, la corbata y los cinturones los puedes guardar dentro del calzado mismos que debes guardar en la bolsa para zapatos así se protege el no manchar la ropa; para llevar los productos del cuidado personal como son el shampoo, acondicionador, cremas, cepillo de dientes, pasta, etcétera, lo mejor es comprar en el destino o hacer un kit de aseo para viaje con las cantidades mínimas o aceptadas por la linea área, coloca todo dentro de una bolsa de plástico por si alguno se abre no manche las prendas.

El propósito de vacacionar es olvidar el estrés de la vida cotidiana, descansar o conocer nuevos lugares. Algo importante a considerar es que ciertos destinos son muy concurridos,  por eso como turista en vacaciones nos toca mostrar nuestro lado más educado, pero sobre todo de tolerancia, porque no solo se trata de estar bien vestido, siempre estamos interactuando y se convive con mucho turistas y quizás son personas con diferente cultura.

Si es viaje al extranjero investiga el protocolo y la urbanidad o al llegar al destino pregunta a la gente que radica ahí qué es correcto, cuál es el saludo, la propina adecuada, vestimenta, costumbres, incluso palabras o gestos que puedan llegar a ser ofensivos para no hacer uso de ellos.

Investiga cómo se encuentra actualmente el destino con relaciòn a COVID, en algunos lugares ya no se usa el cubrebocas en lugares abiertos o las reglas ya están más relajadas, es mejor llevar de manera digital tu certificado de vacunación para que puedas disfrutar del destino sin restricciones en caso de que te lo pidan para ingresar a cierta actividad.

Recuerda lo mejor es ser un turista sumamente educado y regresar feliz a casa, cuida estos pequeños detalles para que no seas un vacacionista frustrado.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Cuidados del cabello para una buena imagen

El cabello y sus cuidados cobran especial relevancia porque es un símbolo estético que se relaciona a una variedad de situaciones: bienestar, salud, feminidad, libertad, moda, entre otras cosas. Por eso, dejar nuestro cabello en buenas manos, con gente especialista no es cosa menor.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

En los seres humanos el cabello tiene dos funciones: protección y estética. En todas las culturas hablando de estética,  el pelo ha tenido mayor o menor grado de cuidado o importancia; desde su peinado, cuidados, diversos cortes, tintes, etc. Sin embargo, una cabello que luce sano siempre es sinónimo de salud.

Lo mejor es cuando ya tenemos a nuestro (a) estilista porque sabemos cómo trabaja, la calidad de los productos que utiliza, su higiene, discreción y lo más importante ¡te conoce! Por lo tanto, recomienda lo que es favorecedor para tu tipo de cabello, forma del rostro, incluso comparte contigo recomendaciones sobre el cuidado del cabello si tiene algún proceso químico  o el peinado adecuado para el corte seleccionado, etcétera.

En una ocasión una clienta me platicó de una mala experiencia que vivió al día siguiente de que fue a la estética. Ella es de cabello muy chino, le cortaron el fleco, le moldearon el cabello y le plancharon el fleco. En ese momento ella salió feliz del salón de belleza, el impacto llegó al día siguiente cuando se dio cuenta de la realidad de su fleco chino con el cabello seco, le quedó a media frente por su tipo de pelo y ¡no tenía plancha para el cabello en ese momento! – El corte que le realizaron no fue el adecuado para las características de su cabello y ni tenía los artículos para peinarlo ¡Obvio no quería salir de casa!

Para prevenir que esto te suceda, aquí unos tips para evitar malos ratos con tu cabello:

1.-  Ser honestos con el estilo de vida que se lleva, las características de ciertos cortes de cabello lucen porque requieren ser peinados; si eres una persona que no tiene el tiempo o la mínima intensión de generar el habito de peinarte, es mejor no optar por dicho corte y solicitar algo de arreglo más rápido.

2.- En ocasiones el corte de cabello requiere la aplicación de algún producto para peinar como puede ser gel, spray, cera, mousse; cerciórate de tener el producto adecuado en casa y que este no afecte a tu tipo de cuero cabelludo.

3.- La moda con relaciòn al corte de cabello o tinte en ocasiones suele llamar mucho la atención, según el estilo de la tendencia reflexiona si aporta algo de manera positiva a tu imagen profesional.

4.- Evita los cortes “urgentes”, si sabes con antelación que vas a asistir a una reunión de trabajo o un evento importante y tienes la intensión de hacer algo con tu cabello, acudir a la estética un día antes no es la mejor opción. Programa con tiempo la cita con tu estilista por si el corte o el tinte no son de tu agrado o incluso por si algún producto daña tu cabello lo mejor es tener tiempo para cambiar o restaurar.

5.- Lo que hacer lucir mejor es lo que va en armonía contigo, tanto en color, como en corte por tu tipo de rostro; de igual forma las características del cabello: si es afro, chino, quebradizo, lacio o tiene remolinos. Así que opta por lo que más te favorece y no por lo que más te guste o “la moda”. Un buen estilista tiene conocimientos sobre esto y te recomendará lo que más te favorezca.

6.- Ser consciente que si vas a aplicar color tendrás la disposición y crearás el hábito de realizar los retoques cuando sean necesarios.

7.- Acude con el dermatólogo si tienes algún problema más serio en el cuero cabelludo para que te recomiende el shampoo o productos adecuados.

8.- Realizar el corte segùn lo requieras, en el caballero casi siempre es al mes, mes y medio; las mujeres cada tres meses aproximadamente. Esto fomenta el crecimiento y se evita la orzuela.

9.- Deja descansar al cabello durante ciertos periodos de los procesos químicos.

10.- Para tratar de mantener el cabello lo más sano posible usa mascarillas, los productos adecuados al tipo de cuero cabelludo, protégelo de los cambios de temperatura por uso de la secadora, plancha, tenazas.

 

Es importante recordar que si constantemente aplicas químicos al cabello, este te cobrará la factura por el exceso y con ello podría presentarse la caída, un cabello sin vida, opaco; es decir, afectará tu imagen e incluso en ocasiones autoestima. El cabello forma parte de tu apariencia, no importa si es largo o corto, lacio o chino, lo importante es generar los hábitos necesarios para su cuidado para que siempre luzca limpio y sano.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Nuevos hábitos de imagen personal

Cuando inicia el año se tienen muchos sueños y se quieren añadir nuevos hábitos que nos llevarán a cumplir  objetivos personales o profesionales; sin embargo, rara vez se piensa en propósitos que ayuden a fortalecer el impacto de la imagen personal con relaciòn a la vestimenta.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

De los propósitos que se plantean en año nuevo casi siempre encontramos hacer ejercicio y comer sano; cierto es que llevar a cabo estas actividades definitivamente sumará al impacto de la imagen personal, recordando que: ¡si te ves bien, te sientes bien! Sin embargo, qué pasa cuando estas frente al clóset ¿es un dolor de cabeza? nunca sabes que ponerte, siempre te vistes igual, compras lo mismo, etc. Por lo tanto, en esta ocasión te recomiendo añadir ciertos hábitos que te ayuden de otra forma con el impacto de tu imagen.

1.- Ordenar el clóset:  una de las razones principales de no saber qué ponerse es porque no se sabe qué se tiene en el armario; porque esta lleno, cosas arrumbadas, olvidadas. Por eso es importante desarrollar el habito del orden, poco a poco inicia con la ropa de uso diario acomodándola en su lugar y cada 2 meses revisa que todo sigue en su sitio y lo que ya no es necesario ¡adiós! porque depurar también forma parte del orden y el nuevo hábito.

2.- Hacer combinaciones diferentes:  el cerebro está programando para protegernos y ahorrar energía, por tal razón, siempre nos vestimos igual, quizá la ropa o piezas que tienes se pueden combinar o usar de una forma distinta, existen muchas opciones  para hacer combinaciones de color que resultan “modernas” y que funcionan porque hay armonía de color, de igual forma vestir distintos estampados o combinar entre ellos, incluso añadir un tercer elemento que se convierte en el punto focal.

3.- Usar cosas distintas: si bien la vestimenta la determina el estilo de cada persona, porque esto es una extensión de quien eres por tal razón unas cosas te gustan y otras no: lo interesante surge cuando te animas a añadir cosas distintas, como puede ser un color, estampado o diseño que no es tanto de tu estilo, sin embargo, te gusta y te hace sentir bien. Por ejemplo: al estilo tradicional le gusta siempre el mismo tipo de prendas, clásicas y colores neutros, puedes añadir una pequeña dosis de color con los accesorios, el calzado o cierta prenda con la cual te sientas cómoda – cómodo y dar ese toque moderno y así verte diferente.

4.- Vestir otros colores: el negro es el comodín favorito de muchas personas, porque adelgaza y estiliza, no obstante cualquier color oscuro genera el mismo efecto visual: un vino tinto, verde oscuro, azul marino, etc. De igual forma existen un sinfín de colores neutros que combinan con todo (azul marino, rojo, blanco, palo de rosa, gris, beige). Observa tu clóset e identifica qué color predomina y deja de usarlo constantemente por un tiempo y añade algún otro que te guste y favorezca.

5.- Cuidado personal: a veces se olvida que el impacto de la imagen es integral, de nada sirve que utilices prendas finas si no tienes cuidados de higiene, un hábito que puedes implementar es el cuidado del cutis que sería limpiar o desmaquillar todas noches. Esta comprobado que la piel envejece cuando no se cuida. Desarrolla tu ritual de belleza diaria: crema de día, de noche, protector solar, el uso de alguna crema especifica como puede ser para las líneas de expresión si la edad lo requiere.

 

No obstante debemos tener presente que, aunque tengas muchas ganas de desarrollar varios hábitos para lograr tus metas, te recomiendo que vayas poco a poco y de uno por uno, así lograras el objetivo y no desertarás a los días, es importante tener presente que para fomentar un habito se requiere de 21 a 60 días, recuerda es fundamental ser constante.

 

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

Código de vestimenta en negocios internacionales

Cuando se trata de viajes de negocios internacionales lo más importante es investigar todo lo que se pueda del lugar: usos, costumbres, tratamientos, proxemia, manera de hacer negocios y por su supuesto, la vestimenta adecuada.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Constantemente me gusta reflexionar sobre qué es lo adecuado, y mi recomendación es aplicar el sentido común, si bien el traje sastre siempre será una excelente tarjeta de presentación, quizá no en todos los casos sea lo mas adecuado, que tal si es una reunión en playa en donde el clima es húmedo y temperatura sumamente alta, el traje solo provocará sudoración, por tal motivo, será pensar en las fibras ideales para la transpiración como puede ser el lino (el cual es aceptado en playa) o pensar en otro tipo de prendas que permitan proyectar profesionalismo y formalidad adecuándose al clima.

En un contexto profesional la vestimenta se convierte en un símbolo de comunicación; se trata de ser y parecer, porque el talento no se ve, sin embargo las prendas sí, por consiguiente, hay que vestir con estrategia, según la profesión, el país y lo que se busca proyectar: autoridad, liderazgo, profesionalismo, experiencia, confianza, credibilidad, etc.

En mi blog encontrarás el tema: Código de vestimenta en el ámbito profesional  el cual te invito a leer y conocer cuáles son las diferencias entre ellos.

Sin embargo, antes de optar por usar un traje o no, es importante considerar con qué tipo de empresa se realizará la reunión de negocios, porque esto ayudará a decidir el código de vestimenta considerando lo siguiente antes de seleccionar las prendas para el viaje de negocios:

  • La formalidad, estilo y giro de la empresa (si es financiera, creativa, tecnológica, etc).
  • Agenda: qué actividades se realizarán: cita de negocios, conocer el destino con el cliente, etc
  • Investigar de forma específica el clima de la ciudad y no del país.
  • El contexto cultural.

El contexto cultural es fundamental cuando se trata de viajes de negocios internaciones, es importante investigar todo lo que se pueda porque :“El conocimiento es poder”, y eso ayuda a estar mejor preparados, mostrar respeto y así evitar dañar la relación comercial.

Si bien existen códigos de vestimenta, en ciertos lugares se espera:

  • Lugares con climas muy cálidos o húmedos como Brasil, Australia, El Caribe; el uso del traje sin corbata o incluso no vestir el traje.
  • Destinos de playa relajados será correcto usar guayabera. La formalidad se proyectará con el color de la misma, así como el largo de la manga.
  • En las ciudades capitales de la moda que son: Milán, Paris, Londres y Nueva York, el ejecutivo debe estar perfectamente bien presentado, incluso con detalles de moda y prendas a medida, como es el caso de Singapur que lo adecuado será que se perciban las prendas de calidad o se noten las marcas.
  • El traje sastre o esa imagen conservadora siempre será un acierto en muchos destinos, por mencionar: Alemania, Suecia, Japón, Países Bajos, Canadá, Colombia, Perú.
  • No solo en Países Árabes hay que ser cuidados con no mostrar piel por respeto a su cultura, en general en imagen profesional lo ideal es que el conocimiento sea lo que sobresale y no las prendas; sin embargo, ya compartí contigo que existe la excepción y que depende del giro de la empresa, la ciudad y el clima.

 

Mi recomendación en general es evitar: prendas ajustadas, trasparencias, cuidar el largo, los escotes, estampados muy llamativos o que puedan ser un símbolo de valor como es el caso de India que las vacas son sagradas o símbolos patrios que por ley no se pueden usar en ciertas cosas.

Lo importante es tener presente que todo comunica, no solo las prendas:  el calzado, un buen reloj, implemento de escritura, el bolso, la cartera; y en Moscú estos deben proyectar el nivel adquisitivo.

Recuerda, para evitar cometer erres investiga todo lo que puedas, que la fuente sea fidedigna y actual.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.am

4 aliados para cuidar tu apariencia en tiempo de lluvias

La lluvia siempre nos sorprende arruinando nuestra apariencia, dañando los zapatos, el peinado, etcétera. Esto se debe a que no estamos preparados con los aliados básicos, incluso algunos de ellos indispensables para cuidar tu vestimenta en tiempo de lluvias.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Nada más frustrante que ver tus zapatos dañarse por culpa del agua o salir arreglados de casa y terminar empapados ¡y en segundo tu imagen se convierte en un desastre!

Cada año tenemos la temporada de lluvias y según el lugar en dónde se radique, el clima puede bajar un poco la temperatura quedando «fresco», o el caso opuesto de los lugares tropicales en donde suele aparecer muchísimo más la humedad y el calor. Sin embargo, hay aliados que son básicos, algunos de ellos son muy útiles de tener sobre todo para estar preparados en la temporada de lluvia, a continuación comparto contigo cuatro:

1.- El paraguas: es un indispensable! Este es un aliando de inversión, por lo tanto adquiere siempre la mejor calidad, que sea resistente para que no se voltee con el viento o se llegue a romper; recuerda que a mejor calidad mayor durabilidad.

Con relación al color: el negro siempre será elegante y formal, te aconsejo la variedad en color siempre y cuando sea liso para así combinar perfectamente con tu vestimenta en un contexto más casual o si quieres dar ese toque de vanguardia; solo recuerda que en ocasiones en el ámbito profesional según el giro no son bien vistos ciertos colores. Puedes optar también el usar un paraguas transparente para algo casual, que te permita no perder tanto la visibilidad (de este tipo es excelente cuando estas de vacaciones y te toca lluvia porque te permite seguir viendo). Por último, los  paraguas estampados , estos úsalos para el contexto social, segùn el tipo de estampado este se convertirà en el punto focal de tu apariencia.

Algo a considerar es el tamaño del paraguas porque el objetivo es protegerte de la lluvia, para ello, los paraguas burbuja protegen perfectamente. Para llevar tu paraguas tienes la opción de comprar uno de bolsillo o el clásico, mi recomendación es adquirir el que resulte mucho más práctico a ti transportar.

Algo que no puedo dejar pasar por alto es la educación con el uso del paraguas, esto aplica en: observar si hay personas a tu alrededor para no provocar algún accidente con los picos, de igual forma al llegar a un lugar deja el paraguas en cierta área que no maltrate el piso con el agua.

2.- Impermeable: si no te gusta el uso del paraguas, el impermeable es una excelente opción para protegerte de la lluvia. Adquiere diversidad en color, estampado o incluso optar por un impermeable transparente para que sigas luciendo tu vestimenta. Al igual que el paraguas prefiere la mejor calidad para que el producto en verdad sea resistente a las inclemencias del clima y tenga durabilidad.

3.- Gabardina impermeable: si lo que buscar es mayor formalidad, protegerte de la lluvia y el clima fresco, definitivamente una gabardina impermeable es la mejor opción. Los colores neutros: azul, negro, beige, siempre serán una excelente opción porque combinan con todo.

4.- Botas para la lluvia: no son un aliado indispensable porque no es un artículo tan práctico, puedes adquirir en tonos lisos y neutros para lograr la armonía con el color del resto de tu vestimenta. De igual forma, puedes optar por utilizar solo durante el trayecto si el piso esta mojada y así proteger tu calzado; otra opción son las fundas impermeables que te ayudan a proteger tu calzado del agua con ellos te recomiendo tener mayor cuidado al caminar.

A veces quisiéramos proteger todo de la lluvia: el bolso, los zapatos, el peinado; sin embargo, lo más importante es protegerte primero tú, tu seguridad, cuidado con las inundaciones y tormentas.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Prendas ideales en una videoconferencia en el ámbito profesional

Las videollamadas y el teletrabajo llegaron para quedarse. En la actualidad programar una reunión profesional de manera virtual se convirtió en lo habitual: por seguridad, comodidad; generar esa conexión sin importar la distancia.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Al estar frente a la cámara del computador o dispositivo móvil lo primero es tener presente qué se quiere proyectar, quizá es la primera reunión virtual con el cliente, por lo tanto, no solo es fundamental vestir con estrategia sino cuidar la imagen ambiental como es: la iluminación, ruidos, audio; con la finalidad de que el entorno no sea un distractor en la videollamada y que el punto focal se la persona.

Al ser el punto focal la persona hay que cuidar ciertos detalles al momento de decidir la vestimenta para estar en cámara:

1.- El objetivo de la videoconferencia: si bien la vestimenta se proyecta de la cintura para arriba, es importante considerar la formalidad que se quiere proyectar ante los demás. Decidir qué ropa usar para ser congruente con la profesión, el mensaje o la audiencia, aunque se este de manera virtual.

2.- Prendas que permitan el movimiento: evita usar ropa que te impida la movilidad, en una videollamada se suele estar sentados y es importante generar la conexión usando el lenguaje no verbal, por lo tanto, las prendas ideales serán las que permitan el movimiento natural de las manos y que no tengas que estar acomodando constantemente o cada que te mueves.

3.- Colores adecuados: para decidir qué color usar para aparecer en pantalla considera varias cosas: no usar el mismo al color de la pared que tendrás de fondo porque te perderás, lo ideal es usar un color que genere contraste; también se puede vestir cierto color para llamar la atención como es un rojo oscuro mate, usar el color según lo que quieres proyectar, vanguardia, dinamismo, formalidad.

4.- Prendas lisas: ciertos estampados en cámara generan distorsión, como son las líneas verticales delgadas y más si son en alto contraste de color; te recomiendo evitar porque será un distractor. En una videoconferencia la imagen de la persona es fundamental porque se convierte en el punto de atención por eso la ropa no debe ser un distractor, por lo tanto, según el giro las ideal son prendas clásicas, lisas o con un diseño discreto; no así para profesiones creativas.

5.- Ropa que te empodere: las prendas y el color tiene un poder psicológico en quien lo viste y las personas que le rodean, identifica cuáles son esas prendas que te hacer sentir empoderada, seguro y ¡úsalas! Una camisa o un blazer siempre suman poder o formalidad a cualquier outfit.

 

Recuerda que la primera impresión ahora está en el mundo digital y que en imagen todo comunica, considera incluso que los accesorios sumen al impacto de tu imagen, y que según el objetivo vestir con estrategia usando las prendas ideales para siempre proyectar una excelente imagen en videoconferencias en el ámbito profesional.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

Etiqueta social e higiene con el uso del cubrebocas

El cubrebocas lamentablemente llegó para quedarse un tiempo como parte de nuestra imagen, si bien es una pieza de seguridad, hoy ya se convirtió en un complemento del vestir y como tal se debe reflexionar en la forma correcta de usar por seguridad, higiene y etiqueta social.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

En mi blog encontrarás el tema: El tapabocas ideal. En donde comparto contigo tips sobre cuál es el más adecuado para la vestimenta, si es algo formal, para el trabajo, casual o para realizar algún deporte. Si bien no debemos perder jamás cual es el objetivo por el cual se usa; la realidad es que se convirtió en: un complemento al vestir, casi como un accesorio o incluso para generar posicionamiento de marca, etc.

Por su uso frecuente debemos cuidar varios detalles de etiqueta, pero sobre todo de higiene:

  • Lavar: según el material lo ideal es lavar frecuentemente para que tenga un aspecto siempre limpio, pero sobre todo por higiene.

 

  • Remplazar: si el tapabocas es de un material que no se puede lavar, revisa periódicamente si sigue cubriendo la función principal de protección, pero que siga siendo higiénico, que se vea limpio.

 

  • Cuidado de la piel: muchas personas han visto afecta esa área de piel donde se cubre por el tapabocas, por tal motivo, es super importante tener higiene con el cubrebocas y el cutis; por ejemplo, conservar el rostro limpio. Si la aparición de acné o irritación es delicada te recomiendo acudir con el dermatólogo para que te guíe con relación a los productos y cuidados especiales al tipo de piel y al padecimiento que se esta presentando.

 

  • Higiene bucal: tener un excelente aseo con relación al aliento y dientes es fundamental, más ahora porque nuestra boca esta tapada, por consiguiente, estamos en contacto constantemente con nuestro aliento. Lavar los dientes tres veces al día, usar enjuague bucal, consumir laminitas de menta o cualquier producto que mantenga el aliento fresco.

 

  • En su lugar: establecer un espacio dentro de la casa de donde y como se colocará siempre el cubrebocas.

 

Tips de etiqueta social con el uso del cubrebocas:

Cuando ya no vayas a utilizar porque esta desgastado, por favor ¡Tíralo en un bote de basura! Es lamentable ver en las calles tapabocas sucios, generado más contaminación. Recuerda que es una pieza que tiene bacterias.

Una regla de etiqueta social en la mesa es: Jamás se coloca nada sobre la mesa; ni el celular, ni el bolso, nada, por consiguiente, no es correcto y mucho menos higiénico colocar el tapabocas en la mesa. Para esos casos te recomiendo adquirir un porta cubrebocas, el cual al momento que no estas utilizando porque estas comiendo lo colocas dentro y listo.

 

Lo ideal es tener diversidad de cubrebocas: de colores, con diseño, estampados; sin olvidar el objetivo principal: Proteger del virus, sin embargo, esto no esta peleado con hacer de él parte de lo que se busca proyectar con relación a la imagen, formalidad en el trabajo o incluso moda adquiriendo una cadena para colgar cuando no se use y así no dejarlo en cualquier lugar.

El cubrebocas es una pieza que debemos aprender a utilizar con higiene y etiqueta social.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.