Cosas que usas que deforman el cuerpo y afectan tu salud

Por diversas circunstancias a veces la persona cambia con relación a su peso, lo cual provoca que en ocasiones se rehúse a renovar el guardarropa con las prendas adecuadas a la talla actual; se “quiere hacer creer” que en unos meses regresará al peso y talla anterior. La realidad es que a veces suele pasar mucho tiempo y el cambio de peso no se ve reflejado, y el cuerpo solo se va afectando por el uso constante de la ropa apretada.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Definitivamente no es un patrón, sin embargo, la realidad de muchas personas que viven algún cambio con relación a su peso ya no les es posible regresar al peso que solía ser. Por lo tanto usar la talla adecuada es lo ideal para no tener problemas de salud.

Tenemos el caso de los pantalones ajustados, estos solo enfatizan la famosa “llantita” incluso en personas de complexión delgada; un claro ejemplo de cómo varias mujeres deformaron su figura, fue cuando se puso de “moda” el uso de los pantalones ajustados y a la cadera, sin darse cuenta de como esto tipo de prenda puede afectar al cuerpo “deformándolo” sobre todo si es una pieza que se usa con frecuencia y no se cuida la postura (derechita).

Otros casos se pueden presentar que lleguen a afectar la salud con relación al  uso de los pantalones ajustados son: problemas de circulación que provocan celulitis e incluso  llegar a afectar al corazón, la presión de la prenda puede dañar nervios y músculos, presentar problemas digestivos o hasta generar cierta infección en la zona intima de la mujer.

Por lo tanto, de igual forma sucede con la ropa interior, al usar continuamente una talla ajustada deformará el cuerpo con el tiempo; por otra parte, no se recomienda por salud íntima. En el caso de las mujeres se puede provocar el desarrollo de hongos y bacterias, aunado a esto si la pieza es una tanga o de fibra sintética, esto solo aumentará las probabilidades de irritación e infecciones intimas. Con relación al hombre, el riesgo de vestir pantalones y ropa interior ajustada puede afectar la cantidad y calidad de los espermatozoides.

En el caso de la mujer, cuando los tirantes del brasier son muy delgados se llegan a marcar en los hombros y espalda cuando la persona es de complexión robusta; lo mejor es procurar tirantes gruesos para prever el lastimar el cuerpo. Incluso una persona de complexión delgada que siempre usa el bra muy ajustado, también se puede llegar a deformar y afectar el cuerpo por la presión constante.

La mayoría de las mujeres ama los tacones; sin embargo, el uso de zapatillas puntiagudas o el tacón muy alto hace que el pie se deforme, se enciman los dedos, se forman callosidades, aparición de varices, etcétera. Lo adecuado es utilizar tacones que favorecen la estatura y complexión o utilizar zapatilla con plataforma para no llevar el pie constantemente “en punta”. Evita el uso de tacones si estas embarazada o el tacón de aguja si eres de complexión gruesa o sabes que estarás de pie durante muchas horas.

 

Al momento de usar la ropa o ciertos accesorios, reflexiona si estos por su uso constante pueden llegar a deformar tu cuerpo, pero sobre todo provocar algún problema de salud que termine en consecuencias graves. Por lo tanto, mi recomendación es evita el uso de prendas ajustadas o detalles que puedan lastimar al cuerpo sin importar si es moda o no.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Servicio buffet, 10 recomendaciones de etiqueta en la mesa

En ocasiones se cree que el conocimiento de etiqueta en la mesa solo aplica en eventos formales; sin embargo, este comportamiento aplica en todo momento, incluso si se va al puesto de la esquina a comer. Por lo tanto, al asistir a un restaurante tipo buffet se debe poner en práctica la educación en la mesa.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

El objetivo de un servicio tipo buffet es el “autoservicio”, el restaurante presenta una diversidad de platillos, tanto dulces como salados, cocina caliente y fría. A los costados se encuentra la cristalería, platos y cubiertos para que cada comensal tome lo que requiere según el tipo de alimento a consumir. Se encuentra una diversidad de comida, y se presta para comer en abundancia; sin embargo, lo correcto es no excederse. Por lo tanto, al ser un autoservicio la mesura es importante para no desperdiciar la comida.

En esta publicación compartiré contigo recomendaciones de etiqueta en la mesa para aplicar al momento de estar en un restaurante tipo buffet:

1.- Buscar mesa: antes de servir tus alimentos, lo primero que debes hacer es buscar el lugar dónde te vas a sentar. Observar que es lo que tiene la mesa, quizá el montaje ya tiene servilletas, un cubierto; por lo tanto no es necesario traer de la barra.

 2.- Curiosear el bufé antes de servir: cuando se ve tanta comida “todo se antoja”, lo ideal es observar de manera general todos los platillos que presenta el bufé, y así tomar la mejor decisión sobre qué se va a consumir.

3.- Servir por tiempos: evita llevar a la mesa todos los platillos que quieres consumir, lo correcto es servir por tiempos, por ejemplo: primero sirves la sopa, al terminar vas al buffet y te sirves el plato fuerte, al finalizar, te vuelves a parar y te sirves el postre.

4.- Evita saturar el plato: al ser autoservicio el comensal es quien decide la cantidad. En este caso lo correcto es NO saturar el plato, sirve los alimentos de manera moderada, es mejor servirse de nuevo a desperdiciar la comida.

5.- Cuidado al tomar los alimentos: jamás tomar las cosas con tus cubiertos o con la mano, para eso utiliza las pinzas o utensilios que se colocan en el montaje, de igual forma, evita servir diversidad de alimento con el mismo utensilio, respeta el que cada platillo tiene su utensilio para servir y así no mezclar sabores.

6.- Alimentos calientes: después de servir tu alimento caliente, tapa perfectamente la olla, el refractario o lo que sea en donde se encuentre este tipo de alimento que necesita conservar su temperatura.

7.- Utiliza platos limpios: al momento de servir un platillo nuevo, no utilices el plato sucio que tienes, solicita al mesero que lo retire, y toma de la barra uno nuevo. De igual forma los cubiertos.

8.- Respeta tu turno: en ocasiones es necesario hacer fila para tomar los alimentos del buffet, por lo tanto, respeta tu turno y el espacio de las personas.

9.- No es para llevar: aunque se presente comida en abundancia, esta no es para llevar. Consume en el lugar lo que te deje satisfecho y listo.

10.- La propina: en este tipo de servicio la propina es simbólica, si bien el comensal es el que se sirve, el mesero es quien suele traer el café, o ciertas bebidas, así como el retiro de los platos y cubiertos que están sucios. Por lo tanto dejar cierta cantidad será la manera de agradecer.

Recuerda que el conocimiento de etiqueta en la mesa se aplica en todo momento y forma parte de la imagen de las personas.Te invito a seguir estos consejos al momento de encontrarte ante un restaurante tipo bufé.

Qué proyecta tu vestimenta en la primera impresión

Alguna vez reflexionaste ¿qué proyecta tu vestimenta? La forma de vestir – qué mensaje envías a las personas a través de tus prendas. Recuerda, para bien o para mal “como te ven, te tratan”.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio en donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Siempre se dice que la primera impresión jamás se olvida, esto a razón de que en pocos segundos al ver a una persona, de forma inconsciente se suele juzgar, se emite un juicio de valor (evaluación apresurada basada en información limitada) se refiere  con “atribuir o suponer”: conocimiento, creencias, nivel adquisitivo, etcétera. Es “poner etiquetas” con relación a la persona que se está conociendo. Estos juicios surgen según las vivencias y creencias personales: “Yo creo que tú eres exitoso y tienes un nivel adquisitivo alto porque usas traje sastre de marca”.

Se puede creer a simple vista muchísimas cosas con la primera impresión, y en esta ocasión compartiré contigo seis de qué proyecta tu imagen:

Credibilidad: en el ámbito profesional, sobre todo en ciertas carreras, por ejemplo en el sector financiero generar una buena impresión a través de la vestimenta es fundamental. El cliente deposita su confianza y su dinero en tu servicio. Por tu forma de vestir, te creo que eres un profesional.

Confianza: este punto va muy de la mano con el anterior. Imagina a una educadora de preescolar llena de tatuajes, es algo que cuesta trabajo visualizar, porque “para ser hay que parecer” tu manera de vestir me genera confianza y seguridad.

Salud física o metal: La manera de vestir o incluso el aspecto físico envía mensajes a las personas, por ejemplo: una mujer que se presenta vestida completamente de negro (vestimenta, maquillaje, uñas). La primera impresión que puede llevar a provocar es un: Yo “creo” que la persona tiene un problema depresivos; incluso cuerpos sumamente esbeltos o robustos que se relacionan con problemas más serios por falta de autoestima.

Buen gusto: cuando se ve a una persona bien vestida en automático se hace empatía porque se piensa “me gusta lo que veo”. Algo importante es que para tener buen gusto no es necesario tener un nivel adquisitivo alto, simplemente es el gusto por lo que luce en armonía con relación a la apariencia, se prefiere la calidad que la cantidad por sobre todas las cosas.

Nivel adquisitivo: la persona que viste marcas de lujo, en la primera impresión el mensaje que envía es que tiene el nivel económico para adquirir dicho producto.

Éxito: a una persona bien vestida se le suele relacionar con el éxito; difícilmente se cree que una persona desalineada y que no cuida su aspecto es exitosa.

Algo importante es que estas pueden llegar a ser falsas creencias, cuántas veces no se da la oportunidad de conocer a una persona porque esa primera impresión no genera lo esperado visualmente o no cubre con “estándares” sin embargo ¡las apariencias engañan! Un caso de una persona exitosa y millonario fue Steve Jobs quien al estar en el medio de la tecnología no se preocupaba o era indispensable cuidar su vestimenta. Incluso hay investigaciones que fundamentan que ciertas personas exitosas, incluso millonarias se visten de la misma manera todos los días así no se pierde tiempo con la decisión de ¿qué me voy a poner hoy?

Te invito a reflexionar sobre el mensaje que envías en la primera impresión, si es el indicado; o incluso, si tú llegas a cerrar las puertas de conocer a una persona solo porque no te gusta su apariencia.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

5 Errores al usar leggins

“Prendas van, prendas vienen”. Con el paso del tiempo cierta ropa se convierte en básicos indispensables del guardarropa de las personas; por tener ciertas características  que son: atemporales, que le favorece a la mayoría de las siluetas. ¿Qué pasa con los leggins?… En lo personal considero que no es un básico, porque no se puede vestir en cualquier momento y lo mas importe, porque no a todas las mujeres les favorece.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Los leggins no son una pieza básica del guardarropa, vestirlos requiere de ciertos cuidados, sin bien resultan cómodos, es una  prenda que no favorece a todas las mujeres, porque enfatiza partes del cuerpo que lo menos que hacen es que la persona luzca con una excelente apariencia o figura.

Antes de compartir los errores que se comenten al vestir los leggins, me gustaría recalcar que NO son para usarse en un entorno “profesional formal”, debido a que jamás te ayudaran a proyectar liderazgo o autoridad.

Siempre debes tener presente que no son pantalones, por lo tanto el cuidado al vestir es distinto, aquí comparto contigo 5 errores al vestir leggins:

1.- Transparencia: un error es no cuidar el grosor del leggin, sobre todo, y lo más delicado es cuando este llegar a ser muy delgado, y se utiliza para en ciertas actividades que al momento de agacharte “das un gran espectáculo” porque todo se transparenta. Antes de comprar o de vestir, siempre observa a contra luz que no se transparente.

2.- El color: jamás utilizar leggins color beige o blanco. Lejos están de hacerte lucir bien. Al ser colores claros solo enfatizan detalles del cuerpo. Lo ideal serían los negros, azul marino, o tonos oscuros; sin embargo, recuerda que si eres una mujer muy delgada al ser un tono oscuro, te verás más delgada.

3.- Estampados: vestir un estampado muy extraño, o si el estampado queda en cierta zona de tu cuerpo lo que provoca es un efecto óptico que lejos de favorecer, afecta tu imagen.

4.- La entrepierna y celulitis: este detalle es fundamental observar al momento de utilizar leggins, cuida la silueta, al ser una prenda tan ajustada, esta deja entre ver la celulitis y la zona de la entrepierna, por lo tanto un error al vestir sería utilizar prendas muy cortas en la parte superior, lo ideal será tipo blusones o prendas que cubran la parte de las pompis y entrepierna.

5.- Ropa interior: nada más feo que se note la ropa interior, al vestir leggins lo ideal son las prendas íntimas sin costuras, el objetivo es que no se marque ni se note absolutamente nada.

 

Mi recomendación ante los leggins es que se utilicen más para la temporada de invierno en donde estos son más gruesos, de tonos oscuros, se ven muy padres con blusones, vestidos y botas; o en otras estaciones del año cuidado muchísimo el no cometer los errores antes mencionados. Definitivamente no a todas las mujeres se les ve bien, porque puede enfatizar el volumen del cuerpo, la celulitis o la esbeltez.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

5 momentos a considerar para renovar el guardarropa

A veces nos encontramos con ciertas situaciones que lo ideal para proyectar una imagen adecuada lo óptimo es renovar el guardarropa. La ropa, los accesorios y el calzado debe ser funcional, estar en excelentes condiciones, ayudar a lograr objetivos profesionales, pero sobre todo a sentirte y lucir bien.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

A continuación te presento cinco momentos a considerar para renovar el guardarropa:

1.- Ámbito profesional: “para ser, hay que  parecer” cuando dejas de ser estudiante y te integras al mundo laboral tu vestimenta debe cubrir las características de código de vestimenta que requiere la empresa, o si trabajas de manera independiente, tu ropa debe proyectar una imagen profesional; de igual forma cambiar de giro o subir de puesto, a veces es necesario cambiar la forma de vestir para proyectar mayor jerarquía.

2.- No es de tu talla: una de las reglas del buen vestir es que la ropa te quede perfectamente, en ocasiones se guarda la ropa con la esperanza de “cuando recupere mi talla, volveré a usar esta prenda” y resulta que pasan varios años y tu figura sigue siendo la misma, y la ropa que usas no te hacer lucir bien – – ¡Adiós a esa ropa! Es momento de renovar el guardarropa y adquirir la ropa de tu talla actual.

3.- Ropa desgastada: cada prenda de tu closet debe estar en óptimas condiciones, por lo tanto, si en tu guardarropa tienes ropa: desgastada, percudida, con manchas, bolitas, rota… Justo es un buen momento para renovar el guardarropa, lo adecuado es vestir pendas que estén en perfectas condiciones.

4.- Clima: cuando haces un cambio de residencia sobre todo a un lugar donde el clima cambia completamente de donde resides actualmente, lo más acertado será renovar el guardarropa, esto porque no utilizas la misma ropa en una ciudad con un clima que es frío, con lluvia y nieve, a un lugar de playa con un clima cálido e incluso húmedo. Las texturas y colores son un tema fundamental para renovar la ropa y estar mucho más cómodos con este cambio de clima y la ropa que se viste.

5.- Guardarropa pasado de moda: tener un clóset lleno de moda te obligará a renovar el guardarropa cada cambio de temporada porque en un par de meses tu imagen será la de una persona “pasada de moda” o en caso de tener un clóset muy clásico, básico, solo con colores neutros te puede proyectar como una persona “aburrida”.

 

Para renovar el guardarropa no es necesario invertir grandes cantidades de dinero; lo importante es identificar la necesidad y buscar las prendas clave, así como los accesorios y el calzado que te ayude a renovar en un momento el outfit. El color es un excelente aliado para renovar por completo el guardarropa, considera esta opción!

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Cuando el desorden afecta el impacto de la imagen

Se dice que las personas desordenadas “tienen un orden dentro de su desorden” sin embargo, ante los ojos de las personas se proyecta una imagen que puede afectar seriamente la credibilidad, eficiencia. El desorden incluso te puede llevar a problemas mayores.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio en donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

La imagen es percepción, es cómo a través de la apariencia, la comunicación y el comportamiento se envían mensajes en los cuales se siembra en las personas tu forma de ser, de pensar, personalidad. Ser desordenado (da)  es una característica que puede afectar seriamente el impacto de tu imagen pública ante los demás porque se relaciona con caos, poca efectividad, desorganización, falta de interés, problemas y miedos personales.

Abordaré tres situaciones en donde el desorden puede no resultar favorecedor para lograr una excelente imagen:

1.- El clóset desordenado: tener un armario desordenado no favorece con el objetivo de un guardarropa funcional y práctico. Tener la ropa amontonada, desordenada te hace perder tiempo buscado las cosas (ropa, accesorios, los zapatos). Al estar todo apretando la ropa se arruga con mayor facilidad, de igual forma es complicado identificar qué cosas están en buen estado, no detectas cual es la ropa que ya no se usa con la misma frecuencia e incluso te lleva a realizar compras por impulso y no por necesidad porque no sabes al cien que es lo realmente tienes en el clóset.

2.- La casa desordenada: al tener invitados en casa el papel como anfitrión (na) es fundamental; sobre todo una sala o baño desordeno no favorece con la imagen. No se trata solo de cuando tienes invitados en una cena formal, cierta celebración; es siempre, es el gusto de tener visita, reunirse con los amigos, los vecinos, la familia, con eso es suficiente para abrir las puertas de la casa; por lo tanto, el papel como anfitriones, es cuidar la imagen de cada rincón del hogar: desde la cocina, la sala, el comedor, el sanitario. Todo debe estar en orden para así ofrecer una excelente atmósfera a los invitados.

Las dos situaciones antes mencionadas con relación al desorden son muy íntimas, sobre todo porque no todas las personas tienen acceso a nuestro clóset o quizá no eres una persona que recibe con frecuencia invitados en casa; pero ¿qué pasa cuando tu parte desordena está expuesta ante las personas? Como es en el ámbito laboral en donde incluso puede llegar a afectar tu reputación profesional.

3.- El escritorio desordenado: un colaborador con un escritorio desordenado puede afectar seriamente su imagen profesional porque se puede creer que “que te llevará más tiempo encontrar los documentos en todo ese desorden de papeles”. El orden en el ámbito profesional no siempre tiene que llevarse a acabo, según la profesión las investigaciones han demostrado que las personas más creativas o que están relacionadas con ciertas actividades se desarrollan mejor en un entorno “desordenado”; sin embargo, si es importante reflexionar si tu parte “desordenada” está afectando tu desempeño laboral.

El desorden puede provocar una falta de seguimiento de pendientes, dar un mal servicio, y esto afectar la reputación de la empresa, la imagen como jefe y la imagen profesional del colaborador.

Recuerda que la imagen es percepción, y el desorden puede ser una característica que afecte el impacto de tu imagen.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

5 Tips para el cuidado de la ropa al lavar

Una marca no es sinónimo de calidad, una textura sí. Existe una diversidad de fibras que hacen una prenda de calidad; misma que con solo ver, luce fina, delicada y de buen gusto. Las texturas naturales más frecuentes son: algodón, seda, lino, lana, piel; que por su exquisitez requieren cuidados especiales de lavado para prolongar la vida de la prenda.

Bienvenidos nuevamente a “cualidades exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

La ropa tiene un estimado de vida de 5 años, siempre y cuando se preste esmero con los cuidados de lavado y la forma de guardar en el armario, por lo tanto, una prenda de calidad siempre será la mejor inversión del guardarropa a largo plazo si se cuida de ella. Sigue estos tips para proteger la ropa durante el proceso de lavado.

1.- Separar la ropa: para utilizar los productos y el ciclo de lavado adecuado al tipo de prendas, antes de colocar la ropa en la lavadora, separa por colores (blanco, oscuros, de color) prendas delicadas, ropa gruesa, sábanas, toallas. Jamás revolver la ropa, a razón de que la ropa gruesa puede dañar la ropa delicada.

Para lograr una limpieza óptima evita llenar la lavadora al tope, esto finalmente no quitará lo sucio de la ropa, incluso se corre el riesgo que por la falta de agua, las prendas queden con manchas de jabón o suavizante.

2.- Revisar la ropa: antes de meter a la lavadora la ropa, ¡revisa! esto para confirmar que los bolsillos están vacios, colocar los pantalones al revés, desabrochar botones, levantar cuellos.

3.- Bolsas de malla para lavar: la mejor inversión para evitar que la ropa se estire son las bolsas de malla; en ellas coloca las prendas delicadas que no queremos que se estiren o deformen como son: ropa de punto, trajes de baño, brassier, lencería, ropa interior (que la mejor opción para mantener el cuido de este tipo de prendas tan delicadas es lavar a mano con shampoo para ropa delicada).

4.- Etiquetas de instrucciones de lavado: malamente las personas quitan esta etiqueta de la ropa, lo cual es un error; su función es para recordar la composición de la prenda, así como sus cuidados de lavado. Una prenda 100 % natural requiere un tratamiento especial al lavar.

Ojo: Si adquieres una prenda en oferta revisa los cuidados de lavado, porque al no prestar atención a este detalle, al final su costo será elevado por la inversión de tintorería sobre todo si será algo de uso frecuente.

5.- Prendas especiales: hay ciertas prendas que lo mejor es llevar a la tintorería porque requieren ciertos procesos para su conservación, e incluso la misma etiqueta lo especifica, por ejemplo: una corbata de seda, un blazer, abrigo, charra, etcétera.

Algo importante a considerar es cuando se lava una prenda nueva, se debe prestar atención porque quizá encoje o se despinte y puede manchar el resto de tu ropa.

La secadora facilita la falta de tiempo en la vida actual, lo importante es seleccionar el proceso de secado indicado, esto porque puede dañar o decolorar las fibras; la mejor  es secar de manera natural con el sol y el viento o la sombra y sobre una superficie plana según lo indique la etiqueta.

Te invito a seguir estos consejos de lavado para conservar en mejor estado y por más tiempo tus prendas.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Aliados del vestir para el hombre moderno

En la actualidad cada vez son más y más los hombres que procuran el cuidado de su imagen. Integrar a su vestimenta algún complemento como puede ser un foulard, pañuelo, sombrero, messenger bag, brazaletes, pulseras, lentes o cierto detalle de color los hace lucir a la vanguardia.

Bienvenidos nuevamente a “cualidades exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

El caballero tiene complementos importantes con los cuales se refleja la personalidad, asimismo lo hacen lucir con buen gusto; y según el color, la combinación, textura o diseño del aliado del vestir o accesorio se proyecta como un hombre moderno. Lo importante de los accesorios  o complementos es considerar la diversidad de estilos, texturas y colores, lo cual le dará al caballero el porte de buen gusto en los diferentes eventos.

Entre los accesorios y complementos más importantes que tiene el hombre son:

La corbata: Es una pieza que forma parte de los básicos en el guardarropa del caballero, es un aliados del vestir que más comunica, debido a que este accesorio se pude lucir de diferente color, diseño y textura, revelando así la personalidad. Considera una inversión los básicos: colores sobrios y las corbatas lisas con ellas se comunica seriedad y formalidad. Para ese toque moderno utiliza corbatas de color que resalten como una corbata fucsia, o el uso del contraste de color, estampados, que te proyectan como un hombre actual; algo más arriesgados es el uso de diseños originales que denotan creatividad. De igual forma las corbatas delgadas proyectan un look moderno las cuales recomiendo su uso en caso de que la complexión lo permita.

Vestir las corbatas por textura según la estación del año hace lucir al hombre con buen gusto y moderno, por ejemplo corbatas de lino en verano, corbatas de lana en invierno, siendo siempre las de seda atemporales.

Lo más importante es ser consciente qué tipo de corbata se requiere en un entorno profesional para no afectar la imagen profesional.

El calzado: este es uno de los aliados más importantes al momento de vestir, porque se proyecta: formalidad, buen gusto, vanguardia e higiene. Debe hablar el mismo idioma en estilo con relación a la ropa, esto para vestir con propiedad. Por lo tanto, el hombre moderno invierte en la diversidad de calzado, siendo los más formales de agujetas.

Básicos y de inversión: el calzado clásico en colores neutros como son negro y marrón; para incluir el toque de vanguardia el hombre moderno viste el zapato en diversidad de colores como son: azul marino, burdeos, gris, siendo más arriesgado con colores como el morado, mostaza, e incluso el rojo.

En caso de no querer arriesgar con el color, se puede optar por la diversidad de estilos como son los derby, monkstrap, mocasín, botas o tenis casuales. Considera siempre la formalidad y el ambiente para usar este tipo de calzado

Los calcetines: existen diferentes reglas del buen vestir con relación a su uso, una de las más importantes es: “los calcetines blancos son solo para hacer ejercicio”. Al vestir calzado que se usa “sin calcetines” como los top sider shoes  te recomiendo el uso de los calcetines invisibles, su función es proteger el pie, sin embargo no quedan a la vista, este es un aliado indispensable del hombre moderno.

El hombre clásico y formal busca la combinación del color y diseño del calcetín con el resto del outfit. Al caballero que le gusta lucir con ese toque de vanguardia viste calcetines con diseño: rombos, líneas y contraste en color, sin dejar de lado el buen gusto.

Los lentes: lo ideal al momento de invertir en unos lentes es preferir los que favorecen al tipo de rostro. Los lentes de sol clásicos siempre serán un básico. Para lucir moderno se puede optar por los lentes de color, incluso utilizar el marco de color en lentes de lectura.

Brazaletes y pulseras: existen distintos tipos de pulseras y brazaletes que se ven bien al usar con camisa o con playera, la recomendación es no saturar y que exista una armonía junto con el reloj.

Portafolios, bolso o Messenger bag: el portafolio de piel siempre hablará de buen gusto, entre más delgado es, se proyecta mayor estatus y grado de jerarquía. En la actualidad el hombre moderno llevo consigo varias cosas: llaves del carro, los lentes, el celular, tablet, la cartera, etc. Por lo tanto una opción para no llevar todo esto en la mano o  saturar las bolsas del pantalón, lo ideal es optar por el uso de las Messenger bag para transportar las pertenencias. Existen de materiales diversos como colores.

De igual forma esta el foulard, el moño, el pañuelo, los tirantes, los gorros, el uso del sombrero. Todos estos son aliados del guardarropa que otorgan ese toque de vanguardia al hombre porque hace lucir el outfit mucho más interesante, que si bien algunos se ponen de moda y otros permanecen siempre procura utilizar un detalle de vanguardia para lucir actual y con buen gusto. El secreto radica en jugar con el color y las texturas siempre y cuando el contexto lo permita sobre todo en el ambiente profesional.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Beneficios al cuidar tu imagen personal

Se dice que “la primera impresión jamás se olvida”, “si te ves bien, te sientes bien”, “como te ven, te tratan”. A través del cuidado del la imagen se pueden conseguir muchas cosas valiosas que van desde el desarrollo personal hasta el reconocimiento profesional.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Con el cuidado de la imagen puedes obtener un sinfín de cosas, considerando que para lograr una excelente imagen, ésta no solo cubre la parte de la apariencia, también se considera la comunicación y el comportamiento para conseguir un resultado integral.

En esta ocasión compartiré contigo tres grandes beneficios que puedes obtener al cuidar tu imagen personal:

1.-  Mejorar autoestima: “Si te ves bien, te sientes bien”. Esto es completamente cierto, decidir qué ropa vas a utilizar, el color, incluso desde la elección de la ropa interior te hace proyectarte como una persona segura de sí misma. Te ha pasado que observas a alguien que no es “tan guapa” ¡pero proyecta una tremenda seguridad! De eso se trata; y ese es el secreto, conocer qué te queda en color, qué ropa le favorece a tu silueta; por lo tanto al vestir la ropa indicada de manera natural proyectas seguridad y se eleva la autoestima.

El especialista que en verdad te enseña a vestir con lo que realmente te favorece es un Consultor en Imagen, no es un conocimiento de moda, es conocerte y desarrollar tu seguridad al vestir.

Cuidar tu imagen, es vestir la ropa que te hace sentir espectacular todos los días; si trabajas, y llevas uniforme la ropa interior es un excelente aliado para subir la autoestima. No es necesario estar en pareja para cuidar tu imagen; es consentirte a ti todos los días.

2.- Ser una persona atractiva: uno de los factores al momento de estar en la búsqueda de pareja es la apariencia. El gusto hacia una persona puede ser intelectual, por su personalidad, sin embargo el más fuerte al conocer de primera vez es el “visual” todo aquello que hace proyectarte como una persona atractiva.

Para eso es necesario cuidar varios detalles de la imagen, todo lo que tiene relación con tu arreglo personal: aroma corporal, higiene bucal, el cabello, vestimenta con talla adecuada. Sin embargo como lo mencioné con antelación, es importante prestar cuidado a desarrollar tu parte intelectual,  la seguridad que proyectas a través del lenguaje corporal, comunicación, etcétera.

En el caso de las mujeres no se trata de vestir con un escote muy profundo para llamar la atención, con un vestido o la ropa que proyecta tu estilo acompañados de una sonrisa será perfecto y una excelente arma de seducción. En el caso de los hombres ¡la mujer también es visual! De las cosas que observa la mujer en la primera cita es la forma de vestir del hombre, su calzado, el olor, caballerosidad y sentido del humor.

Por lo tanto, cuida cada detalle que englobe tu imagen personal para ser una persona más atractiva si estas en la búsqueda de pareja, o si ya estás en una relación, esto es ideal para seguir conquistando a tu pareja.

3.- Objetivos profesionales: lamentablemente “como te ven, te tratan” y esto no aplica para todos, pero sí para ciertos puestos en donde se requiere formalidad, autoridad, etcétera; por lo tanto, si buscas obtener la vacante de esa empresa, un aumento o alguna dirección es fundamental el cuidado de la imagen y esto es desde va desde vestir los colores indicados, en donde los óptimos serán el negro, azul marino en contextos ejecutivos, portar el calzado y estilo que requiere el puesto. El aprendizaje constante en las áreas de comunicación y comportamiento para desempeñar un liderazgo eficaz.

El cuidado de la imagen va más allá de saber de moda, incluso a veces lejos esta de esta; es aprovechar las cualidades de la psicología del color, las texturas y las formas de la ropa para lograr el desarrollo personal o el posicionamiento profesional.

 Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

5 tips para vestir el uniforme con buen gusto

“El uniforme hace lucir igual a los colaboradores de la empresa”. Sin embargo: “La forma de portar el uniforme, es lo que distingue a unos de otros”.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

El uniforme es una extensión de la empresa, por lo tanto, un factor importante de comunicación e imagen. El propósito es dejar una buena impresión en las personas a través del uniforme.

Lamentablemente a veces a al colaborador no le gusta el uniforme, esto a razón de que es una “obligación de vestimenta” por parte de la empresa, que en ocasiones no hace armonía con el estilo personal, no es del color favorito de la persona o porque el diseño y color no favorece en lo absoluto.

Como colaborador, se debe portar con gusto el uniforme, si bien es la vestimenta que requiere la empresa, y es parte del compromiso el usar correctamente todos los días, este se convierte en una extensión de la imagen profesional; Por eso: “La forma de portar el uniforme, es lo que distingue a unos de otros”.

La mayor ventaja que tiene el llevar uniforme es que no pierdes el tiempo y te vuelves loco pensando qué te vas a poner todos los días. Si bien es un atuendo que proporciona la empresa, es responsabilidad del colaborar vestir de manera correcta, por eso te recomiendo lo siguiente:

1.- Ajuste: en ocasiones el proveedor de uniformes no tiene todas las tallas, pregunta si puedes hace cierta modificación para que el uniforme te quede perfectamente a tu talla. Lo ideal es llevar el uniforme con un sastre o costurera para hacer la bastilla (el largo del pantalón en el hombre es donde inicia el tacón del zapato, para la mujer el largo del pantalón será en función de lo alto de la zapatilla, o si es calzado de piso). De igual modo solicita el arreglo de la camisa si te queda muy grande, el ajuste ideal es el que permite el movimiento natural, evitando el botonazo. De igual forma, considera el ajuste en las mangas si es necesario.

2.- Limpio y planchado: esta puede ser una recomendación “muy obvia” que el uniforme siempre debe estar perfectamente limpio y planchado; por lo tanto es importante prestar atención a los cuidados de lavado para no percudir o manchar el uniforme con el resto de nuestra ropa, e incluso, al estar en la oficina ser cuidadosos de no ensuciarnos.

3.- El calzado: reflexiona ¿cuántas horas pasas con el uniforme en una semana? ¡Muchísimas!  Por tal razón te recomiendo comprar zapatos de calidad, piensa en la comodidad y descanso del pie, te aseguro que la inversión vale la pena.

Al ser un zapato para vestir con el uniforme, este debe tener características requeridas para el trabajo, por ejemplo ser cerrado, cierto tacón, suela antiderrapante, etc. Lo más importante es que combine en formalidad, estilo y el color del uniforme, los básicos ideales suelen ser marrón o negro.

4.- Aliados del uniforme: la ventaja de ya tener el uniforme es que solo lo vas a terminar de pulir, y para esto: los accesorios, la bolsa, la cartera, los calcetines, el cinturón se convierten en los aliados para vestir con buen gusto el uniforme. Busca la armonía de formalidad, de estilo y color – “Menos es más”, pero sobre todo la calidad, es algo que usarás todos los días y le dará porte a tu imagen, como puede ser un cinturón, cartera o  bolsa de piel, accesorios discretos, etcétera.

5.- El unirme en invierno: para cubrirte del frio puedes añadir guantes, bufanda o fular y el abrigo. Al igual que en los accesorios lo ideal es optar por la calidad en este tipo de prendas, sobre todo en el abrigo que es una prenda que proyecta elegancia y buen gusto la cual puedes utilizar incluso en un contexto fuera del uniforme.

Algo que sin lugar a dudas forma parte del buen gusto al momento de portar el uniformes es el cuidado personal, todo lo que tiene relación con el aroma corporal, peinado, cuidado de las manos, el uso de la ropa interior adecuada, etcétera. En el ámbito profesional lo óptimo es que sobresalga el conocimiento, las habilidades; que sin importar que todos los colaboradores de la empresa al igual que tú usen uniforme, por la manera en que tú lo portas, te distingue de los demás.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.