Servicio buffet, 10 recomendaciones de etiqueta en la mesa

En ocasiones se cree que el conocimiento de etiqueta en la mesa solo aplica en eventos formales; sin embargo, este comportamiento aplica en todo momento, incluso si se va al puesto de la esquina a comer. Por lo tanto, al asistir a un restaurante tipo buffet se debe poner en práctica la educación en la mesa.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

El objetivo de un servicio tipo buffet es el “autoservicio”, el restaurante presenta una diversidad de platillos, tanto dulces como salados, cocina caliente y fría. A los costados se encuentra la cristalería, platos y cubiertos para que cada comensal tome lo que requiere según el tipo de alimento a consumir. Se encuentra una diversidad de comida, y se presta para comer en abundancia; sin embargo, lo correcto es no excederse. Por lo tanto, al ser un autoservicio la mesura es importante para no desperdiciar la comida.

En esta publicación compartiré contigo recomendaciones de etiqueta en la mesa para aplicar al momento de estar en un restaurante tipo buffet:

1.- Buscar mesa: antes de servir tus alimentos, lo primero que debes hacer es buscar el lugar dónde te vas a sentar. Observar que es lo que tiene la mesa, quizá el montaje ya tiene servilletas, un cubierto; por lo tanto no es necesario traer de la barra.

 2.- Curiosear el bufé antes de servir: cuando se ve tanta comida “todo se antoja”, lo ideal es observar de manera general todos los platillos que presenta el bufé, y así tomar la mejor decisión sobre qué se va a consumir.

3.- Servir por tiempos: evita llevar a la mesa todos los platillos que quieres consumir, lo correcto es servir por tiempos, por ejemplo: primero sirves la sopa, al terminar vas al buffet y te sirves el plato fuerte, al finalizar, te vuelves a parar y te sirves el postre.

4.- Evita saturar el plato: al ser autoservicio el comensal es quien decide la cantidad. En este caso lo correcto es NO saturar el plato, sirve los alimentos de manera moderada, es mejor servirse de nuevo a desperdiciar la comida.

5.- Cuidado al tomar los alimentos: jamás tomar las cosas con tus cubiertos o con la mano, para eso utiliza las pinzas o utensilios que se colocan en el montaje, de igual forma, evita servir diversidad de alimento con el mismo utensilio, respeta el que cada platillo tiene su utensilio para servir y así no mezclar sabores.

6.- Alimentos calientes: después de servir tu alimento caliente, tapa perfectamente la olla, el refractario o lo que sea en donde se encuentre este tipo de alimento que necesita conservar su temperatura.

7.- Utiliza platos limpios: al momento de servir un platillo nuevo, no utilices el plato sucio que tienes, solicita al mesero que lo retire, y toma de la barra uno nuevo. De igual forma los cubiertos.

8.- Respeta tu turno: en ocasiones es necesario hacer fila para tomar los alimentos del buffet, por lo tanto, respeta tu turno y el espacio de las personas.

9.- No es para llevar: aunque se presente comida en abundancia, esta no es para llevar. Consume en el lugar lo que te deje satisfecho y listo.

10.- La propina: en este tipo de servicio la propina es simbólica, si bien el comensal es el que se sirve, el mesero es quien suele traer el café, o ciertas bebidas, así como el retiro de los platos y cubiertos que están sucios. Por lo tanto dejar cierta cantidad será la manera de agradecer.

Recuerda que el conocimiento de etiqueta en la mesa se aplica en todo momento y forma parte de la imagen de las personas.Te invito a seguir estos consejos al momento de encontrarte ante un restaurante tipo bufé.

La propina en el restaurante, dónde y cuánto dejar

Dejar propina no es una obligación, es un gesto de agradecimiento y cortesía. A través de la propina es la forma de reconocer y corresponder a la persona que otorga un servicio.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Por costumbre, en México se suele dejar propina no solo al mesero, también: al bartender si se acude a la barra a solicitar la bebida, al valet parking, músicos, etcétera. Sin embargo, esto no aplica en todos los países, incluso hasta puede ser una falta de respeto.

¿Cuánto dejar de propina en un restaurante?

En México es bien visto dejar entre el 10 % y 15 % del total de la cuenta antes de iva. La diferencia en el monto a dejar radica en las características del lugar; si el restaurante es “formal” con servicio de mesero (15 %) o si es más sencillo (10 %). Incluso si el establecimiento maneja servicio de buffet, comida rápida, es una fonda o un puesto de la calle, solo se deja un 5 % o algo simbólico. Al ser una muestra de gratitud, cuando existe un excelente servicio el comensal de manera natural y con gusto dejará más del 15 % “No por obligación, por agradecimiento”.

En reuniones en donde suele existir una cuenta común, lo ideal es aumentar la propina correspondiente y dividir entre todos los comensales. De igual forma, se puede presentar el caso de dividir la cuenta por consumo, ante esta situación, al total de tu consumo aumenta el porcentaje que corresponde a tu propina.

Te recomiendo revisar la cuenta antes de decidir cuánto dejar de propina, esto a razón de que a veces ya esta incluida en el monto a pagar.

Cada país tiene diferentes costumbres de cuánto, dónde y a quién dejar propina, por ejemplo: en Estados Unidos sin incluir impuestos se suele dejar del 15 % al 20 % de la cuenta, Chile, Argentina y Brasil por hábito se deja el 10 % ,en España es un gesto de cortesía redondear la cuenta ó dejar del 5 % al 8 % , en Reino Unido se deja entre el 10 % y 15 % incluso en algunos casos ya se incluye en la cuenta, en Holanda solo cuando se está satisfecho con el servicio se deja el 10 %.

Cierto es que nada de esto es una regla, por lo tanto: siempre que viajes a un lugar diferente a tu cultura, investiga un poco de la etiqueta a seguir al momento de dejar la propina, esto para no incurrir en un error; si no se está completamente seguros de qué hacer, lo mejor será preguntar estando en dicho país.

¿Dónde dejar la propina?

Al pagar con tarjeta puedes solicitar el cargo automático, indicando el porcentaje; la propina también se pude dejar en efectivo en la mesa, aunque ciertos establecimientos solicitan al comensal que sea en caja al momento de pagar. De igual forma, según el servicio ofrecido dentro del restaurante o bar la propina se puede dejar en donde la persona lo indique, por ejemplo: el músico dentro de un sombrero, o al bartender dentro de un bote que indique “propinas”; sin embargo, si el cliente está bastante satisfecho por el servicio otorgado, la propina se entrega en la mano de la persona que ofreció el servicio, con unas palabras de agradecimiento.

Recuerda, si bien la propina no es una obligación, es la mejor forma de decir “gracias” a una persona por su servicio.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

20 recomendaciones de educación básica de etiqueta en la mesa

¿Qué es etiqueta en la mesa? Es el conjunto de normas de educación al momento de estar ante una mesa, se relaciona con el manejo de la servilleta, los cubiertos, cristalería, modales, postura. Cada cultura tiene sus normas establecidas y muchas de ellas radican en las costumbres.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio en donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Al tener educación sobre etiqueta en la mesa es indudable que se proyecta una imagen segura de sí mismo (a), porque se tiene conocimiento del tema, por lo tanto se actúa con naturalidad; no así la persona que se queda esperando nerviosa a que algún comensal tome el cubierto para saber cuál es correcto o simplemente cometer errores sin darse cuenta, pero que quizá los demás sí se percataron de su falta.

El tema de etiqueta en la mesa es muy extenso, no se trata solo de colocar un mantel en la mesa o interpretar los cubiertos, es: cómo tomar los cubiertos, conocer los cubiertos adecuados para cada alimento, el uso de la servilleta de tela, cómo tomar la copa de vino, conocer las copas para cada tipo de vino de mesa, cristalería adecuada para la variedad de bebidas, postura correcta al comer, cómo dirigirse al mesero, actuar correctamente, entre muchos temas más.

Es curioso porque se piensa que quizá como esto no se vive de manera habitual en casa, NUNCA se estará en una situación de una cena o comida formal; sin embargo, la educación en la mesa va mas allá, porque constantemente estamos rodeados de eventos que giran alrededor de la mesa y en donde queda expuesto el grado de educación con relación a este tema, reuniones como son: navidad, diversos eventos del trabajo (la posada, celebración de cumpleaños de algún compañero, en el comedor de empleados, citas de negocios en restaurantes), cita romántica, etcétera.

Por lo tanto comparto contigo 20 recomendaciones de educación básica de etiqueta en la mesa:

1.- Cuidar la postura: siempre derecho, los cubiertos vienen a ti, no tu a ellos; no subir los codos a la mesa.
2.- El plato de pan queda a tu izquierda.
3.- Cristalería: vaso, copas, son las de tu derecha.
4.- Al momento de un brindis, jamás chocar las copas.
5.- La copa de vino se toma el tallo.
6.- Los cubiertos al estar en el montaje se toman primero los de afuera, siendo los más próximos al plato los que se utilizarán al consumir el plato fuerte.
7.- No limpiar los residuos de comida del cuchillo con el tenedor.
8.- Nunca hablar con los cubiertos en  la mano.
9.- Antes de sazonar la comida, primero probar.
10.- Mantener la boca cerrada al momento de estar masticando.
11.- Nunca hablar cuando se tiene comida en la boca.
12.- Evita los ruidos, como sorber, eructar.
13.- No tomar comida del plato de otro comensal.
14.- Al terminar de comer no se empuja el plato.
15.- La servilleta de tela se coloca en el regazo.
16.- La servilleta se usa para limpiar las comisuras.
17.- Jamás sonarte en la mesa.
18.- No resacar dentro de tu oído, o meter el dedo a tu fosa nasal.
19.- Los palillos de dientes se utilizan en privado.
20.- Una mujer nunca se maquilla en la mesa.

Hay alimentos difíciles de consumir, pero siempre se debe analizar el entorno para saber si es posible el comer con los dedos o no, algunos alimentos son: la alcachofa entera, los espárragos cuando están al dente, tocino dorado, trozo pequeño de pan, en comidas informales: papas a la francesa, aros de cebolla, pizza, camarones sin pelar, fresas con el tallo, etcétera.

Nunca se sabe cuando será el momento en que se necesite de los conocimientos en la masa, puede ser en una cita, en una reunión de negocios o en un evento familiar, por lo tanto, la etiqueta en la mesa es parte de la educación básica de cualquier persona, incluso en los niños.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Bebidas alcohólicas; estatus, negocios, reputación

Todo lo que nos rodea envía un mensaje de tu personalidad, gustos, conocimiento, nivel adquisitivo. Con relación al tema de las bebidas alcohólicas no es la excepción, este se vincula en muchas situaciones con actividades sociales o profesionales. “Dime cuál es tu bebida favorita y te diré como eres”.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Por reputación e imagen el alcohol y los negocios no se combinan; se puede llegar a perder el empleo o el cierre de alguna negociación profesional por el abuso del alcohol. Sin embargo, en ocasiones cuando se tiene una cita de negocios el interesado ofrece una  bebida alcohólica para cerrar el trato, o para analizar la reacción y el comportamiento con respecto al consumo del vino, ante situaciones así, lo más acertado es no excederse, lo optimo será una o máximo 2 copas para no perder la cordura.

El consumo de las bebidas alcohólicas es mayormente aceptado en un entorno social. Dime “cuál es tu bebida favorita y te diré quién o como eres”. Los vinos se catalogan “según” cierto estatus que proyecta la persona al consumir; por ejemplo: no se proyecta lo mismo si se tiene un tarro de cerveza a un coñac, siendo este último el predilecto entre los hombres de negocios.

Dentro de la imagen, cada bebida te hace proyectar algo distinto; en el caso de la cerveza, existen diversos tipos de cervezas como puede ser una más comercial o una artesanal, incluso si es light. En cada caso se envía un mensaje distinto, al ser artesanal estas proyectando tu gusto por lo bueno, la exquisitez; en caso de ser light que cuidas tu peso. Incluso cómo se toma una cerveza, evita beber en caguama si lo que buscas es proyectar una imagen profesional, o el de una persona madura.

En un contexto social un cuartito de cerveza es bien visto en la mujer, de igual forma un tarro sencillo y no tan pesado, mucho menos una yarda; “una mujer siempre debe lucir femenina” ese tipo de tarros es más para el caballero. Al beber cerveza en un vaso pilsner se proyecta una mejor imagen y mayor formalidad.

El consumo de bebidas alcohólicas y el tema del estatus se sitúa en qué es lo se está bebiendo; por ejemplo, puede ser un tequila o whisky, pero la marca que se consume dará el estatus; los vinos de mesa siempre proyectan una imagen exquisita por su consumo en copa.

Independientemente de la bebida, un aspecto importante a considerar para cuidar tu imagen es la forma correcta de consumir y cómo sujetar la cristalería. Para disfrutar del whisky la manera correcta de consumir es “en las rocas” (solo hielo) en un vaso old fashion; el coñac debe tomarse solo para disfrutar mejor su sabor en una copa coñaquera la cual se toma abarcado el cáliz; en el caso de la copa de vino tinto o blanco se toma por el tallo.

Al consumir bebidas alcohólicas considera todo el entorno para no afectar tu reputación solo por un momento de diversión; erradicar una mala imagen por exceso de alcohol es difícil de borrar de la mente de las personas; por lo tanto, si es necesario el consumo de bebidas de este tipo, cuida cada detalle para no afecta tu imagen.

 Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

El lenguaje y la manera correcta de usar los cubiertos

¿Cuál es la mano correcta para tomar el tenedor, la derecha o se toma con la mano izquierda? – ¿Cuál es la forma correcta de colocar los cubiertos cuando he terminado?

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

El mayor beneficio que concede el conocimiento de etiqueta en la mesa es ¡seguridad! la persona se desenvuelve de manera natural en cualquier situación que se presente entorno a la mesa, ya sea en el ámbito profesional o social.

El conocimiento de etiqueta en la mesa no es exclusivo de eventos “formales”, personas de alto nivel económico o figuras públicas; El conocimiento de etiqueta en la mesa se aplica siempre. En esta publicación compartiré contigo la manera correcta de usar los cubiertos:

1.- Cuáles son mis cubiertos: a tu derecha estará la cuchara y a la derecha también pero junto al plato estarán los cuchillos; a tu izquierda quedarán los tenedores, y en la parte superior del plato base se colocan unos cubiertos pequeños que son para el postre.

2.- Los cubiertos se utilizan de afuera hacia adentro: una vez identificados tus cubiertos, memoriza esta regla de oro: los cubiertos se utilizan de afuera hacia adentro. Por lo tanto, si estas en un evento y el montaje de la mesa tiene 7, 8 cubiertos, terminarás de comer con los que están más cercanos al plato base.

3.- Tomar el tenedor con la mano correcta: esto es un tema cultural, el estilo europeo o continental dice que el cuchillo se toma con la mano derecha y el tenedor con la izquierda llevando el bocado directo a la boca; el estilo americano indica que el cuchillo se toma con la mano derecha, el tenedor con la izquierda, se corta lo que se va a comer y se cambia el tenedor a la mano derecha para consumir el bocado.

Los dos estilos son correctos, uno proyecta menos movimiento de las manos, y el estilo americano enfatiza el uso de la mano “habitual”. Mi recomendación: si estas en otro país observa qué mano utilizan porque incluso en Europa se hace uso del estilo americano. De igual forma si eres zurdo o zurda puedes hacer uso del estilo europeo por comodidad.

4.- Evita hacer ruido con los cubiertos: al tratar de enfriar la sopa con la cuchara, al disolver azúcar o el mismo café en la taza, incluso al momento de cortar la carne; procura movimientos sutiles.

5.- No limpiar el cuchillo: jamás limpiar la comida que queda en el cuchillo con el tendedor, mucho menos con la lengua.

6.- Deja los cubiertos para hablar: qué miedo una persona que te apunta con el cuchillo en la mano, o que al hablar tiene tanto movimiento en las manos que sale volando algo de comida que había en el cubierto; para evitar momentos incómodos descansa los cubiertos sobre el plato al hablar.

7.- Al tomar los cubiertos, no volverán a tocar la mesa: entre bocado y bocado evita colocar los cubiertos en forma de remo tocando la mesa, los cubiertos descasan sobre el plato. El chuchillo siempre debe estar con el filo hacia adentro.

8.- No saturar de comida los cubiertos: considera bocados pequeños para consumir con mayor facilidad; incluso, para no tener algún accidente con la sopa o la crema cuida el no llenar la cuchara.    

La realeza se comunicaba con el personal de servicio a través del acomodo de los cubiertos, por eso el  lenguaje de los cubiertos. Colocar de cierta manera se envía un mensaje, en internet encontramos información de la forma de cómo indicar con los cubiertos que: estamos en pausa, estuvo excelente, estamos listos para el siguiente platillo, no me gusto, he terminado.

Esto me lleva a pensar que en la actualidad el personal del restaurante debe estar capacitado con relación a  este tema para identificar el acomodo de los cubiertos, y así saber qué quiere decir el comensal; de igual forma creo que el cliente actual al ser mucho más exigente y tener libre expresión, si la comida no le gustó o sí le gustó, lo va a comunicar inmediatamente al personal del restaurante o se expresará a través de sus redes sociales y no mediante el acomodo de los cubiertos.

Lo que considero que sí es correcto y sobre todo que se puede aplicar hoy en día, es el acomodo de los cubiertos para indicar que estamos en pausa o que hemos terminado de comer; siguiendo el esquema según el lugar, porque puede ser estilo europeo o estilo americano.

Te invito a poner en práctica estas recomendaciones para el buen manejo de los cubiertos, y así tu comportamiento en la mesa será el de una persona segura y educada todo el tiempo.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

5 tips para arreglar la mesa formal en navidad

¡Me encanta la época de las fiestas navideñas! porque tenemos un sinfín de reuniones: posadas, la cena de navidad, año nuevo, día de Reyes…Y en cada evento la protagonista ¡es la mesa!

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

En diciembre cada evento es especial y que como tal requiere de una planeación. A cada reunión le acompañan un sinfín de detalles, que como anfitrión (na) debes cuidar para hacer de tu evento, algo realmente lindo y espectacular para todos tus invitados.

Para empezar, al momento de organizar tu evento debes considerar todas las áreas de la casa: la luz, la ventilación, el olor, que el sanitario se encuentre en perfectas condiciones, invitar al número de personas que queden perfectamente cómodas en el comedor (considera el espacio entre comensal y comensal; así como el espacio del servicio de cada invitado, al vestir la mesa de manera muy formal se requiere aproximadamente 70 cm de espacio para cada comensal en la mesa).

En esta ocasión hablaré en especial de cómo vestir de manera formal la mesa para la cena de navidad. Una vez identificado el menú, el siguiente paso es tener todos los utensilios necesarios y cuidar cada detalle para que la mesa luzca por sí sola.

Por lo tanto, aquí 5 tips para arreglar la mesa formal en navidad:

1.- El mantel: este debe estar en perfectas condiciones: limpio, planchado. Un punto importante es considerar la armonía de color entre el centro de mesa, el mantel, la servilleta de tela y el color de la vajilla que se va a colocar. Todo en un ambiente navideño.

2.- La vajilla: ¡llegó el momento de sacar la mejor vajilla! es una cena importante, hay que hacer uso de una linda vajilla, esta pude ser con gravados navideños o lisa (ese toque navideño con el color de la servilleta y el mantel). Para mayor exquisitez coloca un plato de ornamento, este pequeño detalle hace lucir muchísimo la decoración de la mesa. Considera los platos necesarios según el menú: plato hondo, plato plano, etcétera Recuerda, el platito para el pan se coloca en la parte superior de lado izquierdo a unos centímetros del plato base.

3.- Cristalería: revisar a contraluz para confirmar que este perfectamente limpia, sin huellas. Colocar las copas en la parte superior de lado derecho y como se van a requerir según el menú.

4.- Los cubiertos: colocar los cubiertos necesarios para cada platillo. Estos se acomodan según el orden del menú (considerando que se toman de afuera hacia adentro).

5.- Servilleta de tela: al vestir la mesa de manera formal la servilleta de tela se dobla de manera sencilla y se coloca de lado izquierdo o al centro (sobre el plato). Luce mucho más fina una servilleta grande y de fibra natural (algodón).

Para no saturar la mesa te recomiendo primero servir lo salado y después lo dulce, así no llenarás de utensilios la mesa, recuerda que todavía tienes que colocar el centro de mesa, considera que este sea funcional en tamaño, alto, con firmeza; si tu comedor es pequeño otra opción para no saturar la mesa es decorar las sillas, así tendrás mas espacio al centro de la mesa.

Recuerda ¡todo debe lucir en armonía! Te deseo felices fiestas, y una mesa llena de bendiciones.

Con cariño

Protocolo para realizar un brindis

En la vida siempre se presentan diversos motivos para celebrar: la unión de dos personas, una graduación, aniversario de bodas, el aniversario de la empresa, el cierre de un buen negocio, cumpleaños, logros, en las fiestas decembrinas; por lo tanto, el brindar forma parte de los acontecimientos importantes de cada persona.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio en donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

La Real Academia Española nos dice que el significado de la palabra brindis es: Del al. bring dir’s ‘yo te lo ofrezco’. 1. Acción de brindar con vino o licor. 2. Palabras que se dicen al brindar.

El consumo del vino aporta exquisitez a la persona por el uso de la copa de cristal, para ocasiones especiales el brindis se relaciona con el uso de la copa flauta o copa tulipán para saborear del vino espumoso; no así si se está en una reunión informal, que incluso se brinda con la botella de cerveza o del tarro.

El vino se disfruta con los sentidos… olor, vista, gusto y para incluir el oído se chocan las copas, lo cierto es que al momento de brindar ¡las copas no se chocan! Una de las razones es porque las mejores copas para servir el vino son de cristal fino, por lo tanto son frágiles.

El anfitrión o la anfitriona son los que empiezan la celebración con el brindis, diciendo unas breves palabras como “bienvenidos…” “gracias por asistir…” Es importante considerar que existe la posibilidad de que algún invitado no es afecto a las bebidas alcohólicas, ante esa situación lo óptimo es tener alguna bebida de preferencia del mismo color al vino del brindis, pero sin alcohol para ofrecer a dicho comensal.

Al asistir a una reunión como invitado, lo correcto es no probar el vino hasta que el anfitrión o la anfitriona lo han hecho, la copa se toma por el tallo (excepto la copa de coñac) observar a los ojos a las personas al momento del brindis y solo beber un poco de vino.

En el caso de las damas, recomiendo cuidar el tipo de labial o gloss que se usa, esto para no dejar los labios marcados, un excelente tip es: después de maquillar los labios aplica polvo translucido para no manchar la copa.

El momento perfecto para que el invitado de honor participe con unas palabras es a la hora del postre, que es cuando se sirve el vino espumoso para disfrutar dicho tiempo. El discurso debe ser sincero y concreto, hacer mención del motivo de la celebración, reconocimiento de una persona, logros, objetivos, muestras de afecto, futuros deseos, etcétera.

Y “Arriba, abajo, al centro y adentro” es una expresión que jamás debe emplearse en un brindis formal, o en un ambiente profesional.

Independientemente  de seguir estas recomendaciones para realizar un brindis de manera adecuada, lo más importante es no exceder el consumo de alcohol. Cuida tu imagen!

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe

¿Quién paga la cuenta en el restaurante o bar?

El tema “dinero” en ocasiones deja momentos incómodos; seguramente has estado en una reunión y alguien dice “¡dividimos la cuenta entre todos!” y terminas pagando la limonada más cara de tu vida o viceversa, consumiste bastante y solo pagas una mínima cantidad por ello.

Bienvenidos nuevamente a “cualidades exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

La razón de ser de los buenos modales son para interactuar en armonía entre todos, siempre hay que ser reflexivos con el tema “ponte en los zapatos de la otra persona” lo curioso es que, hasta que no se vive una situación incómoda ya de manera personal es cuando se suele ser más empático.

Con gusto comparto contigo algunas situaciones de – – – ¿quién paga la cuenta en el restaurante o bar?

– ¡Yo invito! – cuando alguien dice “vamos a tal lugar, yo invito” – se da por entendido que la persona que esta sugiriendo la salida pagará la cuenta. Será de buen gusto responder a ese gesto de cortesía invitando a la persona en otra ocasión.

– Cuando se dice “vamos a tal lugar” se da por entendido que cada quién pagará lo que consume, más propina.

En una reunión lo mejor es que cada persona pague lo que consumió y evitar el “dividimos la cuenta entre todos” por diferentes motivos: no todos los presentes llevan la misma cantidad de dinero, no todas las personas ordenan la misma porción de comida, o incluso, no todos consumen el mismo monto en sus platillos, por ejemplo: una sopa del día en comparación al precio de una langosta o el consumo de un refresco contra una copa de vino.

Recuerda lo más importante es ser empático con las otras personas. Si se  insiste en el tema “dividimos la cuenta entre todos” por educación hay que ser conscientes que si se consume algo de un precio elevado lo adecuado será dejar una mayor cantidad de dinero.

De igual forma es importante dejar la parte proporcional de la propina, que si bien no es una obligación pero si un gesto de cortesía por un buen servicio, la falta de este dinero puede volverse un tema incómodo porque no se llega al monto ya que al pagar no se consideró dicha cantidad.

– En una fiesta de cumpleaños en un bar: por el entorno y número de invitado, a veces la cuenta es por un monto elevado, y resulta que alguien termina pagado el doble, o simplemente la persona se va sin pagar. Aquí lo más importante es cuidar tu imagen y saber que lo tuyo quedó liquidado; por lo tanto al llegar al lugar puedes solicitar al mesero que abra una cuenta especial a tu nombre, así tus consumos no se incluirán a la cuenta general. Al momento de retirarte del lugar le indicas al festejado que tu cuenta quedó saldada para que el establecimiento no incurra en el error de  cobrar tus consumos en su cuenta.

En dicho tema nada es una regla, por lo tanto es mejor llevar siempre contigo la cantidad de dinero necesaria para pagar lo que se consume. Quizá te preguntes ¿esto en qué afecta el impacto de mi imagen? Esto afecta seriamente tu reputación – las personas hablan, por lo tanto evita que hagan comentarios como: “no hay que invitar a tal persona porque siempre se va sin pagar” – El manejo adecuado de las cuentas es parte de la etiqueta social de una persona.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Recomendaciones para la primera cita

Cuán importante es “la primera cita”, porque se generan expectativas con relación a la persona que se va a conocer. Si observas el lenguaje verbal y no verbal descubrirás muchas cosas de cómo es la persona desde el primer segundo.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

El objetivo de la primera cita es conocer a la persona, por lo tanto te recomiendo una comida o cena para propiciar la charla. Lo correcto es preguntar a la mujer cuál es su comida preferida, y  reservar en un lugar el cual tenga las características de “la comida favorita”. Lo mejor es optar por un lugar que ya se conozca, ya que se tendrá la certeza del servicio y calidad de los alimentos.

En el restaurante se dejan expuestos los modales que se tienen en la mesa – muy atractivo/,va pero no sabe usar los cubiertos, o come con la boca abierta ¡Ups!

Se dice, que si una mujer quiere saber cómo será tratada, solo basta con observar cómo el hombre se dirige al mesero/a. Si el hombre es un caballero lo proyecta de manera natural en distintas situaciones: es atento, de manera apropiada y prudente pregunta si es posible tener otra cita, es puntual, toca el timbre, abre la puerta del carro a la mujer ofreciendo su mano para que ella pueda subir al vehículo, en la actualidad no es tan común, pero incluso al bajar del automóvil dice “espera, te abro la puerta”; en el restaurante ayuda con la silla,  cede el pas; esos detalles te confirmarán que estas saliendo con un caballero.

Al momento de pagar la cuenta, no es una obligación por parte del hombre; sin embargo, por costumbre se da por entendido que él paga porque está cortejando a la mujer. De igual forma como mujer no es bueno ser indiferente cuando llega la cuenta, en la actualidad la cuestión de “quién paga” ha cambiando bastante, incluso en ocasiones el hombre observa la reacción de la mujer con la cuenta, por lo tanto será un gesto de cortesía por parte de la mujer comentar “coopero” y si el caballero dice: no, yo  invito…. Agradecer el detalle.

Es la primera cita, lo apropiado es: no pedir lo más caro ni lo más barato del menú, esto a razón de que se esta conociendo a la persona y se ignora su nivel adquisitivo.

La vestimenta en la primera cita es fundamental, porque dice mucho de cómo son las personas, si el caballero llega de traje sastre proyecta una imagen formal, serio; pero no se puede generalizar “quizá es el uniforme”, o si el estilo es muy natural (mezclilla y una camiseta) se proyecta como una persona relajada y accesible.

En las mujeres un error es llevar el vestido “de noche” – “de lentejuela” cuando es un restaurante sencillo, o algo sumamente atractivo porque se está enviando un mensaje con connotación sensual, por lo tanto es importante cuidar el escote o el largo de las prendas. 

Se aconseja no hablar de política, sexo o religión. No obstante, lo más importante es ser sincero con lo que se cree; resulta muy reveladora la información que se obtiene de la otra persona al abordar estos temas de controversia, incluso el tema del “ex” si no deja de hablar de esa persona ¡no está superada la relación! – Lo mejor de la primera cita es ¡ser tu mismo/a!

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Consejos para ser una excelente anfitriona

Reunirse con los amigos y la familia en fechas especiales es habitual, una costumbre en ocasiones, no obstante ¡cualquier pretexto es excelente para reunirse con los amigos o la familia! Cuidar cada detalle te convierte en un excelente anfitrión (na); como dice la frase “trata a los demás como te gustaría ser tratado”

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Cada reunión es única y tiene características propias, sin embargo, cuidar cada detalle hará de tu evento ¡un éxito! Tus seres queridos siempre harán comentarios como: ¡Las reuniones en casa de ___son lo máximo, siempre divertidas! ¡Son excelentes anfitriones! — El secreto, es que tus invitados se sientan cómodos y consentidos. 

Al momento de decidir el menú, te aconsejo reflexionar en algunos detalles, para en verdad consentir a tus invitados con el alimento:

1.- Servir el platillo favorito de tus invitados.

2.- Servir alimentos no muy condimentados, es mejor dejar el consumo de picante o salsa al gusto del comensal.

3.- Servir diversidad de alimento por si una persona es alérgica a los mariscos o vegetariano (na).

4.- Considera  alimentos sencillos de comer, incluso al ser una reunión en la cual no se requiere un menú, una excelente opción de “botanita” es la que se come de un solo bocado.

El montaje de la mesa puede ser formal o informal según la etiqueta del evento. A una reunión “informal” se le puede otorgar ese toque divertido o de “formalidad” con el uso de la servilleta de tela, por ejemplo, realizar con la misma diferentes decorados para tus invitados, un blusa para las damas o una corbata para los caballeros, lo mejor es colocar la servilleta de tela sobre el plato base.

Otro detalle para consentir a tus invitados es colocar en cada servicio el nombre de tus invitados, un regalito o una nota de agradecimiento por asistir.

Sin lugar a dudas considera el tener todos los utensilios necesarios, suficientes servilletas, así como el hielo, y la diversidad en bebidas: agua natural, agua de sabor, refresco, bebidas con alcohol o sin alcohol, servir en las copas o cristalería adecuada; incluso en un contexto social  para dar ese toque divertido coloca indicadores en los vasos para que tus invitados tengan identificado cuál es su bebida.

Cada espacio de la casa es fundamental, que este limpio, con el mobiliario necesario, que el sanitario se encuentre en perfecto funcionamiento, colocar aromatizante, suficiente papel de baño y más de una toalla para secar las manos.

En una reunión con pocos invitados, es mejor que asistan personas con fines en común: solo los compañeros de la oficina, o solo los compañeros de la escuela para que exista una mejor convivencia.

Así se trate de una reunión sencilla con amigos de confianza “Un excelente anfitrión, siempre está al pendiente de sus invitados” cuida cada detalle, la comida, bebida, la música, que la charla sea amena, divertida con temas neutrales para evitar la controversia, más si existe alcohol de por medio.

Recuerda, siempre que invites a tus seres queridos a casa, del anfitrión (na) depende que la reunión sea todo un éxito.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.