Qué proyecta tu vestimenta en la primera impresión

Alguna vez reflexionaste ¿qué proyecta tu vestimenta? La forma de vestir – qué mensaje envías a las personas a través de tus prendas. Recuerda, para bien o para mal “como te ven, te tratan”.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio en donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Siempre se dice que la primera impresión jamás se olvida, esto a razón de que en pocos segundos al ver a una persona, de forma inconsciente se suele juzgar, se emite un juicio de valor (evaluación apresurada basada en información limitada) se refiere  con “atribuir o suponer”: conocimiento, creencias, nivel adquisitivo, etcétera. Es “poner etiquetas” con relación a la persona que se está conociendo. Estos juicios surgen según las vivencias y creencias personales: “Yo creo que tú eres exitoso y tienes un nivel adquisitivo alto porque usas traje sastre de marca”.

Se puede creer a simple vista muchísimas cosas con la primera impresión, y en esta ocasión compartiré contigo seis de qué proyecta tu imagen:

Credibilidad: en el ámbito profesional, sobre todo en ciertas carreras, por ejemplo en el sector financiero generar una buena impresión a través de la vestimenta es fundamental. El cliente deposita su confianza y su dinero en tu servicio. Por tu forma de vestir, te creo que eres un profesional.

Confianza: este punto va muy de la mano con el anterior. Imagina a una educadora de preescolar llena de tatuajes, es algo que cuesta trabajo visualizar, porque “para ser hay que parecer” tu manera de vestir me genera confianza y seguridad.

Salud física o metal: La manera de vestir o incluso el aspecto físico envía mensajes a las personas, por ejemplo: una mujer que se presenta vestida completamente de negro (vestimenta, maquillaje, uñas). La primera impresión que puede llevar a provocar es un: Yo “creo” que la persona tiene un problema depresivos; incluso cuerpos sumamente esbeltos o robustos que se relacionan con problemas más serios por falta de autoestima.

Buen gusto: cuando se ve a una persona bien vestida en automático se hace empatía porque se piensa “me gusta lo que veo”. Algo importante es que para tener buen gusto no es necesario tener un nivel adquisitivo alto, simplemente es el gusto por lo que luce en armonía con relación a la apariencia, se prefiere la calidad que la cantidad por sobre todas las cosas.

Nivel adquisitivo: la persona que viste marcas de lujo, en la primera impresión el mensaje que envía es que tiene el nivel económico para adquirir dicho producto.

Éxito: a una persona bien vestida se le suele relacionar con el éxito; difícilmente se cree que una persona desalineada y que no cuida su aspecto es exitosa.

Algo importante es que estas pueden llegar a ser falsas creencias, cuántas veces no se da la oportunidad de conocer a una persona porque esa primera impresión no genera lo esperado visualmente o no cubre con “estándares” sin embargo ¡las apariencias engañan! Un caso de una persona exitosa y millonario fue Steve Jobs quien al estar en el medio de la tecnología no se preocupaba o era indispensable cuidar su vestimenta. Incluso hay investigaciones que fundamentan que ciertas personas exitosas, incluso millonarias se visten de la misma manera todos los días así no se pierde tiempo con la decisión de ¿qué me voy a poner hoy?

Te invito a reflexionar sobre el mensaje que envías en la primera impresión, si es el indicado; o incluso, si tú llegas a cerrar las puertas de conocer a una persona solo porque no te gusta su apariencia.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

5 Errores al usar leggins

“Prendas van, prendas vienen”. Con el paso del tiempo cierta ropa se convierte en básicos indispensables del guardarropa de las personas; por tener ciertas características  que son: atemporales, que le favorece a la mayoría de las siluetas. ¿Qué pasa con los leggins?… En lo personal considero que no es un básico, porque no se puede vestir en cualquier momento y lo mas importe, porque no a todas las mujeres les favorece.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Los leggins no son una pieza básica del guardarropa, vestirlos requiere de ciertos cuidados, sin bien resultan cómodos, es una  prenda que no favorece a todas las mujeres, porque enfatiza partes del cuerpo que lo menos que hacen es que la persona luzca con una excelente apariencia o figura.

Antes de compartir los errores que se comenten al vestir los leggins, me gustaría recalcar que NO son para usarse en un entorno “profesional formal”, debido a que jamás te ayudaran a proyectar liderazgo o autoridad.

Siempre debes tener presente que no son pantalones, por lo tanto el cuidado al vestir es distinto, aquí comparto contigo 5 errores al vestir leggins:

1.- Transparencia: un error es no cuidar el grosor del leggin, sobre todo, y lo más delicado es cuando este llegar a ser muy delgado, y se utiliza para en ciertas actividades que al momento de agacharte “das un gran espectáculo” porque todo se transparenta. Antes de comprar o de vestir, siempre observa a contra luz que no se transparente.

2.- El color: jamás utilizar leggins color beige o blanco. Lejos están de hacerte lucir bien. Al ser colores claros solo enfatizan detalles del cuerpo. Lo ideal serían los negros, azul marino, o tonos oscuros; sin embargo, recuerda que si eres una mujer muy delgada al ser un tono oscuro, te verás más delgada.

3.- Estampados: vestir un estampado muy extraño, o si el estampado queda en cierta zona de tu cuerpo lo que provoca es un efecto óptico que lejos de favorecer, afecta tu imagen.

4.- La entrepierna y celulitis: este detalle es fundamental observar al momento de utilizar leggins, cuida la silueta, al ser una prenda tan ajustada, esta deja entre ver la celulitis y la zona de la entrepierna, por lo tanto un error al vestir sería utilizar prendas muy cortas en la parte superior, lo ideal será tipo blusones o prendas que cubran la parte de las pompis y entrepierna.

5.- Ropa interior: nada más feo que se note la ropa interior, al vestir leggins lo ideal son las prendas íntimas sin costuras, el objetivo es que no se marque ni se note absolutamente nada.

 

Mi recomendación ante los leggins es que se utilicen más para la temporada de invierno en donde estos son más gruesos, de tonos oscuros, se ven muy padres con blusones, vestidos y botas; o en otras estaciones del año cuidado muchísimo el no cometer los errores antes mencionados. Definitivamente no a todas las mujeres se les ve bien, porque puede enfatizar el volumen del cuerpo, la celulitis o la esbeltez.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Cuando el desorden afecta el impacto de la imagen

Se dice que las personas desordenadas “tienen un orden dentro de su desorden” sin embargo, ante los ojos de las personas se proyecta una imagen que puede afectar seriamente la credibilidad, eficiencia. El desorden incluso te puede llevar a problemas mayores.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio en donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

La imagen es percepción, es cómo a través de la apariencia, la comunicación y el comportamiento se envían mensajes en los cuales se siembra en las personas tu forma de ser, de pensar, personalidad. Ser desordenado (da)  es una característica que puede afectar seriamente el impacto de tu imagen pública ante los demás porque se relaciona con caos, poca efectividad, desorganización, falta de interés, problemas y miedos personales.

Abordaré tres situaciones en donde el desorden puede no resultar favorecedor para lograr una excelente imagen:

1.- El clóset desordenado: tener un armario desordenado no favorece con el objetivo de un guardarropa funcional y práctico. Tener la ropa amontonada, desordenada te hace perder tiempo buscado las cosas (ropa, accesorios, los zapatos). Al estar todo apretando la ropa se arruga con mayor facilidad, de igual forma es complicado identificar qué cosas están en buen estado, no detectas cual es la ropa que ya no se usa con la misma frecuencia e incluso te lleva a realizar compras por impulso y no por necesidad porque no sabes al cien que es lo realmente tienes en el clóset.

2.- La casa desordenada: al tener invitados en casa el papel como anfitrión (na) es fundamental; sobre todo una sala o baño desordeno no favorece con la imagen. No se trata solo de cuando tienes invitados en una cena formal, cierta celebración; es siempre, es el gusto de tener visita, reunirse con los amigos, los vecinos, la familia, con eso es suficiente para abrir las puertas de la casa; por lo tanto, el papel como anfitriones, es cuidar la imagen de cada rincón del hogar: desde la cocina, la sala, el comedor, el sanitario. Todo debe estar en orden para así ofrecer una excelente atmósfera a los invitados.

Las dos situaciones antes mencionadas con relación al desorden son muy íntimas, sobre todo porque no todas las personas tienen acceso a nuestro clóset o quizá no eres una persona que recibe con frecuencia invitados en casa; pero ¿qué pasa cuando tu parte desordena está expuesta ante las personas? Como es en el ámbito laboral en donde incluso puede llegar a afectar tu reputación profesional.

3.- El escritorio desordenado: un colaborador con un escritorio desordenado puede afectar seriamente su imagen profesional porque se puede creer que “que te llevará más tiempo encontrar los documentos en todo ese desorden de papeles”. El orden en el ámbito profesional no siempre tiene que llevarse a acabo, según la profesión las investigaciones han demostrado que las personas más creativas o que están relacionadas con ciertas actividades se desarrollan mejor en un entorno “desordenado”; sin embargo, si es importante reflexionar si tu parte “desordenada” está afectando tu desempeño laboral.

El desorden puede provocar una falta de seguimiento de pendientes, dar un mal servicio, y esto afectar la reputación de la empresa, la imagen como jefe y la imagen profesional del colaborador.

Recuerda que la imagen es percepción, y el desorden puede ser una característica que afecte el impacto de tu imagen.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

Beneficios al cuidar tu imagen personal

Se dice que “la primera impresión jamás se olvida”, “si te ves bien, te sientes bien”, “como te ven, te tratan”. A través del cuidado del la imagen se pueden conseguir muchas cosas valiosas que van desde el desarrollo personal hasta el reconocimiento profesional.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Con el cuidado de la imagen puedes obtener un sinfín de cosas, considerando que para lograr una excelente imagen, ésta no solo cubre la parte de la apariencia, también se considera la comunicación y el comportamiento para conseguir un resultado integral.

En esta ocasión compartiré contigo tres grandes beneficios que puedes obtener al cuidar tu imagen personal:

1.-  Mejorar autoestima: “Si te ves bien, te sientes bien”. Esto es completamente cierto, decidir qué ropa vas a utilizar, el color, incluso desde la elección de la ropa interior te hace proyectarte como una persona segura de sí misma. Te ha pasado que observas a alguien que no es “tan guapa” ¡pero proyecta una tremenda seguridad! De eso se trata; y ese es el secreto, conocer qué te queda en color, qué ropa le favorece a tu silueta; por lo tanto al vestir la ropa indicada de manera natural proyectas seguridad y se eleva la autoestima.

El especialista que en verdad te enseña a vestir con lo que realmente te favorece es un Consultor en Imagen, no es un conocimiento de moda, es conocerte y desarrollar tu seguridad al vestir.

Cuidar tu imagen, es vestir la ropa que te hace sentir espectacular todos los días; si trabajas, y llevas uniforme la ropa interior es un excelente aliado para subir la autoestima. No es necesario estar en pareja para cuidar tu imagen; es consentirte a ti todos los días.

2.- Ser una persona atractiva: uno de los factores al momento de estar en la búsqueda de pareja es la apariencia. El gusto hacia una persona puede ser intelectual, por su personalidad, sin embargo el más fuerte al conocer de primera vez es el “visual” todo aquello que hace proyectarte como una persona atractiva.

Para eso es necesario cuidar varios detalles de la imagen, todo lo que tiene relación con tu arreglo personal: aroma corporal, higiene bucal, el cabello, vestimenta con talla adecuada. Sin embargo como lo mencioné con antelación, es importante prestar cuidado a desarrollar tu parte intelectual,  la seguridad que proyectas a través del lenguaje corporal, comunicación, etcétera.

En el caso de las mujeres no se trata de vestir con un escote muy profundo para llamar la atención, con un vestido o la ropa que proyecta tu estilo acompañados de una sonrisa será perfecto y una excelente arma de seducción. En el caso de los hombres ¡la mujer también es visual! De las cosas que observa la mujer en la primera cita es la forma de vestir del hombre, su calzado, el olor, caballerosidad y sentido del humor.

Por lo tanto, cuida cada detalle que englobe tu imagen personal para ser una persona más atractiva si estas en la búsqueda de pareja, o si ya estás en una relación, esto es ideal para seguir conquistando a tu pareja.

3.- Objetivos profesionales: lamentablemente “como te ven, te tratan” y esto no aplica para todos, pero sí para ciertos puestos en donde se requiere formalidad, autoridad, etcétera; por lo tanto, si buscas obtener la vacante de esa empresa, un aumento o alguna dirección es fundamental el cuidado de la imagen y esto es desde va desde vestir los colores indicados, en donde los óptimos serán el negro, azul marino en contextos ejecutivos, portar el calzado y estilo que requiere el puesto. El aprendizaje constante en las áreas de comunicación y comportamiento para desempeñar un liderazgo eficaz.

El cuidado de la imagen va más allá de saber de moda, incluso a veces lejos esta de esta; es aprovechar las cualidades de la psicología del color, las texturas y las formas de la ropa para lograr el desarrollo personal o el posicionamiento profesional.

 Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

5 tips para vestir el uniforme con buen gusto

“El uniforme hace lucir igual a los colaboradores de la empresa”. Sin embargo: “La forma de portar el uniforme, es lo que distingue a unos de otros”.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

El uniforme es una extensión de la empresa, por lo tanto, un factor importante de comunicación e imagen. El propósito es dejar una buena impresión en las personas a través del uniforme.

Lamentablemente a veces a al colaborador no le gusta el uniforme, esto a razón de que es una “obligación de vestimenta” por parte de la empresa, que en ocasiones no hace armonía con el estilo personal, no es del color favorito de la persona o porque el diseño y color no favorece en lo absoluto.

Como colaborador, se debe portar con gusto el uniforme, si bien es la vestimenta que requiere la empresa, y es parte del compromiso el usar correctamente todos los días, este se convierte en una extensión de la imagen profesional; Por eso: “La forma de portar el uniforme, es lo que distingue a unos de otros”.

La mayor ventaja que tiene el llevar uniforme es que no pierdes el tiempo y te vuelves loco pensando qué te vas a poner todos los días. Si bien es un atuendo que proporciona la empresa, es responsabilidad del colaborar vestir de manera correcta, por eso te recomiendo lo siguiente:

1.- Ajuste: en ocasiones el proveedor de uniformes no tiene todas las tallas, pregunta si puedes hace cierta modificación para que el uniforme te quede perfectamente a tu talla. Lo ideal es llevar el uniforme con un sastre o costurera para hacer la bastilla (el largo del pantalón en el hombre es donde inicia el tacón del zapato, para la mujer el largo del pantalón será en función de lo alto de la zapatilla, o si es calzado de piso). De igual modo solicita el arreglo de la camisa si te queda muy grande, el ajuste ideal es el que permite el movimiento natural, evitando el botonazo. De igual forma, considera el ajuste en las mangas si es necesario.

2.- Limpio y planchado: esta puede ser una recomendación “muy obvia” que el uniforme siempre debe estar perfectamente limpio y planchado; por lo tanto es importante prestar atención a los cuidados de lavado para no percudir o manchar el uniforme con el resto de nuestra ropa, e incluso, al estar en la oficina ser cuidadosos de no ensuciarnos.

3.- El calzado: reflexiona ¿cuántas horas pasas con el uniforme en una semana? ¡Muchísimas!  Por tal razón te recomiendo comprar zapatos de calidad, piensa en la comodidad y descanso del pie, te aseguro que la inversión vale la pena.

Al ser un zapato para vestir con el uniforme, este debe tener características requeridas para el trabajo, por ejemplo ser cerrado, cierto tacón, suela antiderrapante, etc. Lo más importante es que combine en formalidad, estilo y el color del uniforme, los básicos ideales suelen ser marrón o negro.

4.- Aliados del uniforme: la ventaja de ya tener el uniforme es que solo lo vas a terminar de pulir, y para esto: los accesorios, la bolsa, la cartera, los calcetines, el cinturón se convierten en los aliados para vestir con buen gusto el uniforme. Busca la armonía de formalidad, de estilo y color – “Menos es más”, pero sobre todo la calidad, es algo que usarás todos los días y le dará porte a tu imagen, como puede ser un cinturón, cartera o  bolsa de piel, accesorios discretos, etcétera.

5.- El unirme en invierno: para cubrirte del frio puedes añadir guantes, bufanda o fular y el abrigo. Al igual que en los accesorios lo ideal es optar por la calidad en este tipo de prendas, sobre todo en el abrigo que es una prenda que proyecta elegancia y buen gusto la cual puedes utilizar incluso en un contexto fuera del uniforme.

Algo que sin lugar a dudas forma parte del buen gusto al momento de portar el uniformes es el cuidado personal, todo lo que tiene relación con el aroma corporal, peinado, cuidado de las manos, el uso de la ropa interior adecuada, etcétera. En el ámbito profesional lo óptimo es que sobresalga el conocimiento, las habilidades; que sin importar que todos los colaboradores de la empresa al igual que tú usen uniforme, por la manera en que tú lo portas, te distingue de los demás.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Las fotos del perfil que debes evitar en Linkedin

El principal objetivo de Linkedin es tener tu currículum en internet, dicha plataforma da a conocer tu experiencia laboral y conocimiento. Por lo tanto, este debe proyectar una imagen profesional: cuidar lo que publicas, ortografía, redacción, las imágenes que compartes; pero sobre todo la fotografía que utilizas de perfil.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Siempre se debe tener presente que Linkedin es una red profesional, por tal razón lo ideal es que tu imagen proyecte profesionalismo. Cada detalle de tu perfil es primordial, considera el tener un perfil actualizado, así como publicar con cierta frecuencia consejos, recomendaciones; sin embargo lo mas importante a cuidar es la foto que se utiliza en el perfil, esta es la tarjeta de presentación a nuestra red social.

Las fotos del perfil que debes evitar en Linkedin son:

  • Selfie: al entregar un currículum físicamente, este jamás se presenta con una selfie, lo mismo sucede en Linkedin, este tipo de fotografía no aporta profesionalismo.
  • Con retoque o filtros: con las distintas aplicaciones o el photoshop es muy sencillo retocar las fotografías, el error será aplicar estos filtros o retoques en exceso, que en lugar de favorecer solo distorsionan la imagen e incluso hasta llegan a transformar completamente a la persona quedando completamente distinta.
  • Baja calidad: la fotografía del perfil es la tarjeta de presentación, al publicar una imagen de baja calidad, borrosa, oscura; es como entregar una tarjeta con manchas o sucia. 
  • Recortada: jamás utilizar una fotografía para el perfil recordada, me refiero a quitar a las personas que estan junto a ti. La ideal es una imagen en la que estas completamente solo. 
  • No actualizada: en dicha red social se tienen contactos profesionales, y al tener el currículum en internet no sabes en qué momento puede llegar una oportunidad de trabajo, por lo tanto una fotografía no actualizada solo afectará tu imagen al momento de una entrevista, porque no te verás igual. 
  • Vestimenta equivocada: el outfit ideal es el que favorece a tu profesión, por lo tanto no puedes dejar de imagen del perfil la fotografía que te tomaron en la fiesta del cumpleaños de tu amigo en dónde te verías muy bien, que, aun que te veas muy bien, si la vestimenta no proyecta profesionalismo será un error tener dicha imagen.
  • Lenguaje no verbal inadecuado: todo el comportamiento no verbal del ser humano puede ser interpretado, al momento de elegir la fotografía que publicarás como perfil, observa que tu lenguaje no verbal pueda ser mal interpretado, como puede ser una mirada agresiva o coqueta, al igual un gesto o postura que proyecte una barrera de comunicación, etc. 
  • Con distractores: no cuidar el fondo de tu fotografía es un distractor que proyecta poco profesionalismo, lo más importante es resaltar tu imagen, tu rostro y no las cosas que se encuentran de fondo. 
  • Sin fotografía: no puedes tener un perfil sin fotografía. A las personas y las empresas les gusta ver quién es la persona que esta detrás de dicho currículum.

La fotografía ideal es la te hace lucir bien, natural, se ve perfectamente tu rostro, no hay distractores y te ayuda a proyectar el profesionalismo que compartes en tu currículum.

Los lentes ideales según el tipo de rostro y color

Los lentes perfectos son los que están en armonía con la forma y el tamaño del rostro; son un accesorio básico e indispensable; no solo por su toque de vanguardia sino por ser un protector de la vista.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Según la necesidad se utiliza cierto tipo de lentes: los de lectura, los de sol o los que son especiales para realizar en concreto una actividad como puede ser esquiar. Los lentes de lectura son más justos al tamaño del rostro, el ojo se debe mostrar al centro del lente; no así los gafas de sol que suelen ser de un tamaño más grande y de formas diversas según la moda.

people-2593351_960_720

En los lentes de lectura se proyecta ese toque de vanguardia con el color del armazón, este debe considerase según el giro profesional; para un ambiente de mayor formalidad lo ideal es usar sin armazón o un armazón negro; no así en un ambiente de áreas creativas, en donde será bien visto usar otros colores como son blanco, morado, rojo, etcétera. Un punto importante a tener en cuenta es que al ser un armazón de color y que son lentes para ver, siempre los usarás, por lo tanto ten presente que el color del armazón se vea bien con la ropa que usas.

Aunque cierto color de lentes este de moda, quizá no siempre favorece al tono natural de piel y cabello, si eres una persona pelirroja unos lentes marrón, terracota o verdes seco se te verán increíble, si tu cabello es castaño claro, lo ideal son unos lentes marrón; en cambio si eres de piel morena con cabello castaño oscuro, los lentes negros serán un acierto. Lo que siempre debe existir son los lentes clásicos en negro y marrón, independientemente de los de tendencia en forma, diseño o color.

sunglasses-947892_960_720

Para eventos al aire libre adquiere unas gafas con el lente claro, que sí te proteja del sol pero que permita a la otra persona ver tus ojos; en el caso de los lentes espejo lo ideal es que te los quites para que exista el contacto visual con la otra persona al charlar.

Para identificar el tipo de lentes que más te favorece, observa la forma de tu rostro, si es: redondo, cuadrado, rectangular, corazón, oval; de igual, identifica si tu rostro es pequeño, promedio o largo.

Los lentes perfectos hacen armonía e ilusión óptica con las características tu rostro:

– Rostro redondo: armazón rectangular, evita el armazón muy delgado.

– Rostro cuadrado: lentes de aviador, armazón puntas curvas.

– Rostro rectangular: armazón con puntas curvas o lentes redondos.

– Rostro corazón: lentes de aviador.

– Rostro oval: le favorece todo tipo de formas.

people-2564026_960_720

Si tu rostro es largo evita las patas de los lentes delgaditas, procura que el puente del lente sea recto, para visualmente acortar el rostro; en caso de tener un rostro pequeño, evita por completo este tipo de puente.

Usa detalles en las patas de los lentes solo si tu rostro el largo y si el espacio de tus sientes es amplio; teniendo presente la frase de “menos es mas” considera que dicho detalle sea muy sutil y de buen gusto.

Los lentes son un accesorio importante en la vestimenta, antes de comprar considera: para qué los vas a usar, el estilo, color. Si los lentes te gustan, analizar perfectamente tu rostro, de lo alto, de lo ancho, la forma de tu nariz, que no se muevan hacia abajo, sonríe y observa el movimiento de las gafas con tus pómulos.

Los lentes ideales son los que quedan perfectos con tu tipo de rostro.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

4 Aliados invisibles del hombre para el buen vestir

En la actualidad el tema del cuidado de la imagen ya no solo es un asunto de mujeres. Cada día son más y más los hombres que se preocupan, y ocupan por el cuidado de su apariencia. Lejos de ser un tema que en su momento se encasilló con lo “metrosexual” con el tiempo, el hombre lo ha convertido en todo un tema de buen gusto y el arte del buen vestir.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Qué mejor que ser recordado como un hombre que proyecta clase, buen gusto y vanguardia. El secreto para lograr el buen gusto en la vestimenta radica en cuidar los pequeños detalles; desde la calidad en las texturas, usar la talla de ropa adecuada, los colores ideales para lograr objetivos, etcétera.

El hombre que cuida el buen vestir hace uso de ciertos aliados que se colocan dentro de la ropa o debajo de la ropa lo cual los hace invisibles al exterior pero aportan buen gusto a  la vestimenta.

En esta ocasión compartiré contigo 4 aliados invisibles para el guardarropa del hombre:

1.- Sujetador de calcetines o camisa: este aliado te ayudará a que la camisa no se desfaje constantemente o que los calcetines no se bajen y sigan en su lugar. Este accesorio se usa debajo de la ropa y lo encuentras como una pieza sujetador de camisa, este se coloca del muslo hacia la camisa; o sujetador de calcetines que se coloca de la pantorrilla hacia los calcetines; incluso, lo puedes encontrar como una pieza completa que se sujeta de la bastilla de la camisa hasta los calcetines.

Ahora bien, cabe mencionar que este aliando invisible no es indispensable en el guardarropa, porque la camisa que se debe usar fajada tiene la característica de ser larga; de igual forma, al tener unos buenos calcetines, jamás tendrás el problema de que se bajen.

2.- Sujetador de corbata: el pisacorbata aparte de ser un accesorio decorativo, su función principal es sujetar toda la corbata para mantenerla unida a la camisa; si no eres afecto a este accesorio, tienes la opción de utilizar el un sujetador invisible, esto es una tira con dos ojales que se pasa por el keeper loop o la tira de la marca de la corbata y se abrocha en los botones de la camisa, por lo tanto queda debajo de la corbata y cubre la función de mantener la corbata unida a la camisa.

3.- Ballenas o varillas para el cuello de la camisa: una de las características del buen vestir al momento de usar camisa y corbata, es lucir una camisa con puntas rígidas; las camisas más finas tienen una abertura por dentro de las puntas del cuello, esto es para quitar y poner las ballenas o varillas al momento de lavar la prenda o al quitar dejas el cuello de la camisa menos formal en caso de que así se requiera.

Este aliado es invisible porque queda oculto dentro de la punta de la camisa. Sí es un accesorio indispensable en el guardarropa del hombre, por lo tanto te recomiendo invertir en unas varillas o ballenas metálicas.

4.- Puntas autoadhesivas para cuellos playeras tipo polo: las puntas del cuello en las playeras tipo polo con el tiempo van perdiendo su forma original, para evitar las puntas curvas adhiere estas esquilas adhesivas  para regresar la forma a las puntas del cuello.

Todos los accesorios y aliados que te ayudan a portar y lucir bien la ropa, siempre serán una inversión para tu guardarropa, porque serás recordado como un hombre de buen gusto.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Cosas que no debes usar como mujer en la oficina para no llamar la atención por tu apariencia

En el medio laboral lo que debe sobresalir es el conocimiento, las parte como experta y no llamar la atención por exponer piel de más por el tipo de ropa que se viste. La mujer debe ser muy cuidadosa con su vestimenta, sobre todo en ciertos giros de mayor jerarquía, o el tipo de profesión.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

En un mundo en el que cada día se requiere demostrar más las habilidades, el conocimiento o la parte experta laboral, cierta ropa o accesorios son distractores, más si en la convivencia laboral se tiene interacción con el sexo masculino. La forma de vestir hace que una mujer se proyecte como una persona con buen gusto, profesionalismo, autoridad, marcando esa línea de respeto.

Por eso compartiré contigo 6 cosas que no debes usar en la oficina para no llamar la atención solo con tu apariencia:

1.- Escote profundo: definitivamente no es bien visto usar en el trabajo un escote muy pronunciado, esto lo único que provoca es enfatizar el observar la parte del busto. Un escote pequeño es lo más aceptado en al ámbito profesional ejecutivo, un escote medio según el giro también es aceptado.

2.- Minifalda: en el trabajo se permite mostrar las piernas con moderación, por lo tanto usar minifalda es un error de vestimenta en el ámbito profesional. La falda más formal que luce elegante y de buen gusto es justo a la rodilla, incluso puede ser arriba de la rodilla o debajo de la rodilla; según resulte más favorecedor a la tipología del cuerpo y estatura.

3.- Transparencias: recuerda que lo que se busca es sobre salir por el conocimiento, el desempeño. Usar una trasparencia definitivamente deja expuesto muchísimo el cuerpo, sobre todo si se trata de una blusa, será muy difícil evitar que los compañeros del trabajo solo estén observando la ropa interior (brasier).

4.- Accesorios llamativos: cuando sobresale el accesorio en la imagen profesional ejecutiva es un error. Siempre busca primero la discreción, después la armonía del color y estilo; adiós al exceso de brillo, accesorios grandes y sobresaturar al usar varias pulseras (si son de cierto material todo día estarás haciendo ruido por el choque de las mismas). La regla de oro para el buen gusto en accesorios es: no usar mas de tres, considerando: collar, pulseras, anillos, el reloj, etcétera.

5.- Calzado muy descubierto: el pie es una parte del cuerpo que llama muchísimo la atención, por algo existe el fetichismo de pies. Es un desacierto usar calzado muy descubierto, como es algo de tiritas que deja casi completamente expuesto el pie, lo ideal es zapato cerrado o zapatilla de boca de pescado; un tacón no muy alto, así como una plataforma discreta.

6.- Estampados extravagantes: deja los estampados y la ropa extravagante para el contexto social, en el trabajo lo ideal son los colores lisos, estampados discretos, según la prendas colores obscuros o tonos claros – pastel.

7.- El maquillaje: el maquillaje de noche es muy cargado, con brillo y pestaña postiza; es para salir como lo dice el mismo nombre “de noche”; de igual forma esta la mujer que se presenta al trabajo sin una gota de maquillaje ¡los dos casos son un error! El maquillaje ejecutivo que es aplicar una o dos sombras mate, neutras, en armonía de color, el uso del delineador, rímel, y un poco de rubor.. esto es lo ideal para presentarte a trabajar.

Antes de decidir tu outfit cada día o comprar ropa para el trabajo, reflexiona qué te gustaría proyectar, y, qué necesitas proyectar. Algo a considerar si radicas en playa y el clima es sumamente cálido es cuidar muchísimo más esta pequeña línea de mostrar piel de más, siempre procura el balance para no restar impacto a tu imagen profesional.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Como hacer un cambio de imagen en minutos

¿Eres una persona tradicional que te da miedo hacer cambios? Pasan los años y tienes el mismo look, la misma ropa, corte de cabello, tu calzado es casi idéntico y no hay variedad de color en tu guardarropa, es más ¡casi no inviertes en actualizar tu clóset!

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Se dice que “el éxito está fuera de la zona de confort”; hacer un cambio de imagen puede ser un gran paso para salir de esa zona. No es forzosamente hacer algo drástico, como consultora de imagen estoy a favor de los cambios de imagen de manera integral, siempre respeta tu esencia, de lo contrario te sentirás como otra persona, te sentirás como alguien disfrazado – (da).

Los cambios siempre son buenos, es una forma de dejar cosas atrás, renovarse, iniciar llenos de energía y buena vibra. En esta ocasión compartiré contigo 4 cosas que puedes hacer para lograr un cambio de imagen en solo unos minutos:

1.- Cortar el cabello: como mujer si tienes el cabello largo y lo cortas de melena o lo dejas “cortito”, esto sin lugar a dudas provocará un cambio de imagen en solo minutos; lo mismo sucede al usar flequillo, o lo que en su momento se puso de tendencia, rapase el cabello de un lado. En el caso de los hombres cortar el cabello, barba o el bigote provoca el mismo efecto, quizá te uniste a la tendencia de man bun y para hacer un cambio de imagen radical te puedes rapar, dejar de usar barba y bigote.

2.- Cambiar el color del cabello: aplicar un tono opuesto o un color intenso ocasionará un cambio de imagen drástico.

3.- Los lentes: usar anteojos se relaciona con personas “intelectuales”, en la actualidad la forma y el color de los mismos van muy de la mano con un estilo hipster, puedes usar lentes para dar ese cambio de imagen en minutos, no es necesaria la graduación, solo es el uso del armazón; así mismo, si eres una persona que tiene muchos años usando lentes, dejar de usar puede ser un cambio de imagen radical, en caso de ser posible puede ser a través de lentes de contacto o quizá se que requiere un poco más de tiempo al estar de por medio una micro cirugía.

4.- La ropa: “el estilo es la manera de decir quién eres sin palabras” esto es que la ropa siempre envía mensajes. Está comprobando que la persona que cuida su apariencia tiene mayores probabilidades de lograr el éxito, se relaciona con personas positivas, confiables, preparadas. Siempre lo he comentado en mi blog que no se trata de usar marcas, el secreto para que una persona se vea bien es: vestir la ropa que más te favorece en todos los contextos, para lograr objetivos personales y profesionales.

“No hay personas feas, solo mal arregladas”; hacer cambios en la forma de vestir, definitivamente genera un cambio de imagen en minutos.

En el caso de las mujeres tenemos el uso del maquillaje si eres una mujer que casi no usa maquillaje, aplicar te hace lucir diferente.

Para damas y caballeros algo que lleva un poquito más tiempo por ser un tratamiento, es el arreglo de los dientes como es el faltante de piezas, manchas, dientes chuecos y otros detallitos que afectan para no tener una sonrisa perfecta que al momento de arreglar en automático se proyecta un cambio de imagen.

Lo más importante para logar el éxito en un cambio de imagen con éxito es conocerte; vemos tendencias, pero que quizá no te favorece en nada a tu tipología de cuerpo o armonía de color,  dicha tendencia no aporta nada en tu vida personal, mucho menos en el medio profesional en el que te desenvuelves.

Te invito a reflexionar sobre tu imagen, si tienes muchos años igual, realiza un pequeño pero gran cambio de imagen con alguno de estos tips.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.