¿Quién necesita a un consultor en imagen?

Cualquier persona que desee aprender a proyectar lo mejor de sí, que busque un proceso integral para potenciar su individualidad; mujeres, hombres, jóvenes o adultos que estén interesados en enriquecer su imagen personal o profesional necesitan a un consultor en imagen.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

En la actualidad cada día vemos más consultores en imagen asesorando en el medio político, en las empresas, a las personas con relación a  su imagen profesional o  personal. Y, ¿qué hace un Consultor en Imagen? Es un profesional que aconseja sobre vestimenta, protocolo y modales; es un crecimiento integral que se basa en respetar la esencia para no hacer sentir a la persona “disfrazada” – Es lograr la mejor versión de sí, el secreto es identificar el estilo, las prendas que favorecen la silueta, así como los colores que resaltan la armonía de color natural o según el objetivo profesional.

Según cada consultor también se trabaja con los modales en la mesa, etiqueta social, el lenguaje no verbal,  protocolo de negocios y reputación digital.

Los inicios de la consultoría en imagen se remontan a Connecticut, USA con la investigación del maestro John T. Malloy, su estudio se basó en la relación que existía entre el comportamiento de los alumnos, y la vestimenta de los maestros. Descubrió que la ropa que se usa afecta en gran medida cómo responde el público o los interlocutores.

En 1980, en EE.UU,  creció considerablemente la demanda de personas que requerían de los servicios de un consultor de imagen. En 1990 los códigos de vestimenta se hicieron más flexibles y  a comienzos del 2000, ya era común encontrar un consultor de imagen en Estados Unidos, como en muchos países de Europa y  últimamente en algunos países como México.

La consultoría de imagen no es exclusiva de una figura pública, como: artistas, políticos o personas de medios de comunicación, cualquier persona que tenga interés por mejorar la proyección de su imagen, saber a cómo lucir siempre bien, conocer la forma adecuada de realizar combinaciones de color, identificar los detalles del buen vestir, considerar la calidad y no cantidad, invertir en piezas clave, pero sobre todo, entender el poder de la apariencia en todos los sentidos,  personal o profesional.

Incluso, en la actualidad cada vez son más las empresas que incluyen en su capacitación temas que tienen relación a la consultoría de imagen. Es generar consciencia en el colaborador sobre la importancia del cuidado de la imagen profesional como tarjeta de presentación, que a través de la imagen se genera credibilidad, se representa y construye la reputación de la empresa.

La forma de vestir y de comunicar ayuda a las personas a ascender al éxito, tener mejores de relaciones personales, en conclusión, ¿quién necesita a un consultor en imagen? ¡Todos!  Son muchos los beneficios que se logran al contratar este tipo de servicio profesional, para mí el más importante es la seguridad que adquiere la persona sobre su forma de vestir y actuar.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Recomendaciones para cambiar el guardarropa de verano a invierno

Poco a poco comienza a cambiar el clima, según el lugar en dónde se radica, en noviembre las mañanas ya se sienten un poco más frescas, es momento de guardar las prendas de lino para sacar el abrigo de lana.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Cuando estamos entre otoño e invierno el clima comienza a cambiar poco a poco, se presentan las mañanas más frescas, y conforme pasan los días las bajas temperaturas no se hacen esperar; por lo tanto, es momento de cambiar el guardarropa, guardar las piezas de verano, esto incluye: zapatos, ropa, accesorios, ciertos colores, sobre todo claros; también los estampados de flores, el lino y todo lo que se relacione con un clima cálido. Es importante que, antes de guardar lo de primavera – verano te recomiendo lavar o limpiar perfectamente la ropa, las sandalias, los accesorios, así todo quedará guardado, pero limpio.

El motivo principal para guardar o acomodar las cosas de primavera – verano es dejar espacio en el clóset para colocar todo lo que conforma el guardarropa de invierno, que por los materiales, este suele ser voluminoso y es necesario ordenar de tal forma que resulte práctico y funcional para encontrar las cosas todos los día.

Coloca toda la ropa de invierno en un lugar en donde la puedas ver, lo primero es oler las prendas, quizá tienen olor a “guardado”, revisar cada pieza que se encuentre en perfectas condiciones, separar los suéteres, las bufandas, los gorros; para después acomodar por orden en el clóset, todos los abrigos juntos, de igual forma las  chamarras, etc. Las bufandas según el material las puedes colgar en un gancho o enrollar, los suéteres se guardan doblados, esto favorece a que no pierda su forma.

Te aconsejo lavar poco a poco la ropa, por orden de prioridad, inicia con las piezas ligeras que son las que utilizaras a la brevedad porque el clima solo es fresco, deja los abrigos y las prendas más gruesas para cuando la temporada de invierno este por iniciar. Lee las indicaciones de las etiquetas con los cuidados de lavado, seguramente alguna prenda 100 % de fibra natural requiere servicio de lavandería, considera esto para que este lista cuando requieras de ella.

Al estar revisando tu guardarropa de invierno (ropa, zapatos, accesorios) toma notas sobre lo que te falta, observa qué es lo que esta de tendencias y adquiere artículos clave que te ayuden a dar versatilidad a tu imagen en invierno, puede ser algo en el color de moda o diseños de vanguardia. Lo más importante es no perder el objetivo, sobre todo si la ropa la utilizarás en el ámbito profesional, en ocasiones por el giro no acepta tanta vanguardia.

Quizá ya tienes unos leggins negros especiales para el frío, este invierno puedes adquirir en otros colores como puede ser azul o imitación pantalón de mezclilla por ejemplo.

Si eres un hombre al cual le gusta cuidar los detalles y vestir realmente con el clima, quizá solo tienes corbatas de seda, entonces este invierno adquiere una corbata tejida, es ideal para la temporada de invierno.

Si radicas en un clima sumamente cálido, en donde parece que todo el año es verano, por lo tanto casi imposible de usar realmente ropa de invierno, mi recomendación es tratar de adquirir prendas frescas con el color de moda, sobre todo si te gusta vestir a la vanguardia.

Te invito a seguir estas recomendaciones, disfruta de un fin de semana realizado el cambio de clóset de ropa de verano a invierno.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

10 consejos de imagen y etiqueta como invitados a eventos

La imagen y el comportamiento son tu carta de presentación en todo momento, como invitados, seguir el código de vestimenta requerido y mostrar una conducta adecuada, siempre dejarán las puertas abiertas para seguir siendo una persona aceptada en todos los eventos.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Cuando se esta en el rol de invitado o invitada en un evento, siempre se debe considerar ciertas “reglas” como es el código de vestimenta, o el comportamiento para dejar una buena impresión ante los anfitriones y los presentes.

En esta ocasión compartiré contigo 10 consejos de imagen y etiqueta para no afectar tu reputación cuando eres invitado o invitada a un evento. Ciertas recomendaciones las puedes aplicar a una diversidad de eventos, como puede ser: un cumpleaños, reunión con los amigos; no necesariamente a una boda o algo muy formal.

1.- La etiqueta de cortesía más valiosa al asistir como invitados es, ser puntual, por respeto al tiempo de las personas que esperan o si existe algún programa durante el evento, es fundamental llegar de 10 a 5 minutos antes de la hora indicada.

2.- Si al recibir la invitación, esta tiene las siglas R.S.V.P. (repondez s’il vous plait), que significa “se ruega contestar” o, en español, “S.R.C”, que significa “se ruega confirmación”. Por educación a que eres considerado o considerada en la reunión, se debe contestar si será posible asistir o no.

3.- Acatar el número de entradas otorgadas al evento, si la invitación tiene solo 2 boletos, respetar el número de personas que se esperan.

4.- El invitado o la invitada no lleva personas de más; esta recomendación tiene mucha relación con el número 3, pero en este caso aplica para una reunión casual, o incluso formal en la que fuiste invitado (un cumpleaños, a cenar con amigos, etc), antes de llevar a más personas contigo, pregunta, si la anfitriona o los anfitriones son de muchísima confianza, si es prudente llegar con invitados extras.

5.- Respetar todo lo que se solicita en la invitación, como es: fiesta que indica “no niños”, “regalo de sobre”, etc.

6.- Asistir con el código de vestimenta requerido, esto en formalidad, temática o color. Es común que en eventos de playa se solicite a los invitados asistir de blanco. Para no afectar tu imagen, pero sobre todo, para no perjudicar la armonía de vestimenta del evento, lo correcto es respetarse con el tipo de ropa solicitado.

7.- Al llegar a una casa, siempre será un gesto de buen gusto llevar un pequeño detalle a los anfitriones, algo que tengas el conocimiento que les gusta, en caso de no saber, pueden ser cosas como: una botella de vino, galletas, chocolates, por mencianar unas ideas.

8.- Al pasar a la mesa, pregunta en dónde te puedes sentar; en ocasiones la anfitriona o el anfitrión acomoda los espacios de los invitados en la mesa según: personas en común, o por parejas.

9.- Empieza a comer cuando todos los comensales tienen su platillo o cuando los anfitriones tomen sus cubiertos. Como invitados a un evento, siempre quedará expuesto tu comportamiento de etiqueta en la mesa.

10.- Ser prudente es fundamental, evita hacer el ridículo por el exceso del consumo de alcohol, o que te corran porque la fiesta terminó y tú no te quieres ir. En el caso de una reunión en casa, observa el lenguaje no verbal y cómo se va presentando la conversación por parte de la anfitriona o anfitriones, esto te dará la pausa para saber que es momento de despedirse.

Por imagen, te recomiendo cuidar tu vestimenta y comportamiento, porque sí es importante dejar un buena impresión cuando se esta como invitados. En eventos en dónde se te entregue una invitación, lee con cuidado, casi siempre encontrarás todos los detalles de vestimenta y cortesía a seguir.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

El amor propio genera el mejor cambio de imagen

“La belleza comienza con la decisión de ser uno mismo”. Coco Chanel.

Se dice que lo más difícil a veces para las personas es aceptarse físicamente como son, sin embargo, ese el verdadero secreto para lograr el mejor cambio de imagen, la aceptación a través del amor propio.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Siempre he compartido con mis cliente y a través de mis redes sociales los beneficios que obtiene una persona al acercarse a un consultor en imagen, vivir la experiencia de forma personal, porque la mejor asesoría es personalizada, en donde puedes conocerte realmente y saber qué color o ropa te favorece, es verdad que al vestir cierto color o usar cierta ropa otorga seguridad a la persona, y adquirir conocimientos de comportamiento generan también seguridad en cualquier ámbito ya sea personal o profesional. Sin embargo, yo no tengo una varita mágica para generar el cambio de imagen, porque ese tiene que ser desde adentro y más cuando lleva consigo un tema de aceptación.

Yo creo que todas las personas deberían acudir con un consultor en algún momento de su vida, porque pienso ¿Quién te enseña a vestir? ¿Quién te dice realmente que te favorece? La moda, los cánones de belleza que vemos en las revistas y ahora con el bombardeo del exceso de imágenes a través de las redes sociales de cuerpos perfectos, con una apariencia increíble, lo único que provocan es que las personas con baja autoestima no se sientan bien consigo mismas.

La percepción de la imagen de uno mismo se forma desde la infancia, palabras o apodos como “muestra de cariño” que te decían tus padres o hermanos son etiquetas que la persona va asumiendo como parte de su imagen y se la cree sobre todo si le siguen diciendo aún en su edad adulta, como por ejemplo: es el cachetón de la familia, el chaparrito, la flaquita de la casa, etc.

Al acudir con un consultor conocerás tu silueta, y lo mejor de conocer tus proporciones es realmente saber qué ropa te favorece, y para esto lo primero es aceptarte tal y como eres. Tener un espejo de cuerpo completo es básico, en donde puedas observar desde todos los ángulos tu cuerpo y el efecto visual que provoca la ropa; sabias que, un estampado geométrico y de alto contraste en color puede llegar a aumentar visualmente hasta 5 kilos, lo cual si eres una persona robusta no le favorece en lo mínimo.

Los consultores te asesoramos con la parte externa, pero la aceptación de cómo eres comienza en ti, en a través del amor propio aceptar tu cuerpo, esta bien hacer uso de ciertos trucos para lucir mejor, sin embargo yo no apoyo a las personas que constantemente realizan cirugías y procedimientos que terminan lastimando su cuerpo y cambiando por completo su imagen o expresión facial, y al final ¿Cuál es el resultado? Lamentablemente sigue la no aceptación, porque se sigue buscando algún defecto físico, que solo la persona ve y es víctima de su propia “percepción” y eso se convierte en vicio de cirugías y baja autoestima.

La aceptación de quien eres inicia con tus palabras, deja de llamarte tonta, gorda o fea, deja de ponerte adjetivos peyorativos. No siempre se cierto lo que piensas, no es un tema de ego, es un  amor propio, expresar todos días este afecto, aceptación y aprecio hacia a ti es lo mejor que puedes hacer para lograr un cambio de imagen. Lo más importante es reconocer como es tu cuerpo, abrazarlo y aceptarlo tal cual es.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

¿Qué hace a una mujer tan femenina?

Frases como: “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”, “El que trata a una mujer como princesa, demuestra que fue educado por una reina” son pensamientos que demuestran el poder que tiene una mujer.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

En la actualidad el papel de la mujer ya no solo es estar en casa como antes, hoy en día quizá por apoyo económico, crecimiento personal o profesional, las mujeres han salido decididas a conquistar el mundo, siendo incluso algunas reconocidas a nivel mundial por sus diversas aportaciones a la sociedad.

La imagen de la mujer se relaciona con maternidad, sensualidad, pero sobre todo feminidad. Y ¿qué hace lucir tan femenina a una mujer? Me gustaría iniciar con algunos sinónimos de la palabra femenino: delicado, fino, frágil, débil, suave, tierno.

Partiendo de esto, entonces, una mujer femenina se relaciona con una piel suave, un aroma delicado, una imagen fina y tierna; sin lugar a dudas el cabello es un elemento de poder para la mujer, sobre todo si es largo y tiene ondas suaves, porque este se proyecta como un estilo romántico el cual hace lucir a la mujer muy femenina, no así el cabello planchado que es más “formal y sensual”. El cabello corto también tiene sus trucos y cortes que aportan un look muy femenino.

En el guardarropa se tiene una gran variedad de aliados para lucir femenina e incluso dar ese toque de sensualidad. ¿Te gustaría descubrir el poder de la feminidad? ¡Usa un vestido! Es una de las prendas que hace lucir sumamente delicada a una mujer, cuidando la armonía del lago con el escote, cierto color, estampado o incluso textura dicha pieza hace que el lenguaje corporal de la mujer sea mucho más delicado y fino, por tal razón luce delicada, frágil y sumamente femenina.

Dejar expuesta la piel con ciertas prendas resulta muy femenino y sensual, pero ¡ojo! Lo importante es ser consciente del mensaje que se quiere proyectar, el evento al que se asiste, y sobre todo que la tipología del cuerpo lo permita. Ropa con transparencias, el escote, mostrar la espalda o los hombros con blusas strapless o asimétricas. De igual manera aplica con las piernas entre más se muestran más estimulante resulta. Por tal razón para no perder la feminidad se debe cuidar el no mostrar en exceso.

Los pies forman parte de las tres partes del cuerpo que más observa el hombre en la mujer, por lo tanto, unos pies cuidados y suaves siempre lucirán femeninos, el tipo de calzado que se utiliza fomenta la feminidad, como son los tacones que tornean la pierna y la hacen lucir más larga, modifican la postura y provocan que el lenguaje corporal sea más delicado al andar.

Recuerda que en imagen, no solo es la apariencia, también es la forma de hablar, y una mujer femenina, cuida su vocabulario y tono de voz en todo momento.

Todas las mujeres son femeninas, sin importar su actividad, carácter, estatura, complexión, color de piel o color de ojos. Lo más importante ¡es cuestión de actitud!

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Errores y beneficios al usar marcas de lujo

Al escribir este tema se me viene a la mente la frase “lo barato sale caro” y es verdad. En ocasiones al adquirir un producto de precio asequible se lleva consigo ciertas desventajas; baja calidad, algo no tan bien hecho e incluso menos durabilidad, que con el tiempo se convierte en un gasto y no una inversión.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Cuando una pieza es fina, no es necesario mostrar la marca, porque el material y los acabados lo dicen todo; con el tiempo es un producto que tiene una vida prolongado que se puede pasar de generación en generación. Entonces  ¿por qué las marcas de lujo son costosas?

Mi consejo es no dejarse llevar solo por el precio. Es una cuestión mas de indagar qué es todo lo que realmente existe atrás de cada producto, por ejemplo; se tiene la historia y  reputación de la marca, la pieza tiene cierta anécdota la cual la hace icónica, en su elaboración se encuentra un trabajo hecho completamente a mano por grandes artesanos que les lleva días, incluso meses para lograr un producto con los más altos estándares de calidad, se utilizan materiales exóticos, finos, en ocasiones son piezas únicas o que forman parte de una pequeña colección.

Un error es creer que porque se adquiere un producto “de marca” este cubre con las características antes mencionadas, y eso es falso; una marca no siempre es sinónimo de calidad.

Los productos premium, en ocasiones no muestran la marca, con solo ver los terminados y materiales se luce como un producto fino y de calidad, por lo tanto un error será  exagerar el uso de isotipos, logos, monogramas en un solo outfit, o lucir estos en tamaños muy grandes. De igual forma no es bien visto el estar mencionando o presumiendo el precio de las cosas, te invito a leer:  El dinero, 9 recomendaciones de etiqueta social, aquí  hago mención que lo que para ti puede ser algo “de lujo” para otra persona no es de tanto valor. Lo que es bueno se nota, no es necesario decir el precio.

Las marcas de lujo tienen muchas ventajas, con el tiempo te darás cuenta que es una inversión por su durabilidad, comodidad, el cuidado de los acabados, la calidad de los materiales, esto lo puedes llevar no solo a la ropa, sino a todo lo que tiene relación con los complementos de tu vestimenta: calzado de calidad, joyería fina, reloj, cartera, cinturón, bolsos, etcétera.

Si bien los precios en ocasiones no son asequibles, no es una regla que siempre se tiene que comprar a un alto precio, un tip es adquirir estas piezas finas, clásicas en los cambios de temporada que es donde se encuentran grandes rebajas o en las outlets como The Mall Luxury Outlets – Firenze ubicado en la Toscana, Italia. En este lugar puedes adquirir ciertas marcas de lujo en descuento.

Considerando que lo que lleva a una marca a ser de lujo es su exclusividad, por tal razón no todas otorgan descuentos al público, por lo tanto, mi recomendación es, siempre adquiere la mejor calidad posible sin afectar tus finanzas, lo más importante, nunca comprar algo que no es original, porque se nota en lo acabados y la calidad de los materiales. Si es un producto de lujo este tiene garantías, certificado de autenticidad, que puede llegar a ser una pieza la cual eleve su valor porque puede pasar de generación en generación.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Cosas que usas que deforman el cuerpo y afectan tu salud

Por diversas circunstancias a veces la persona cambia con relación a su peso, lo cual provoca que en ocasiones se rehúse a renovar el guardarropa con las prendas adecuadas a la talla actual; se “quiere hacer creer” que en unos meses regresará al peso y talla anterior. La realidad es que a veces suele pasar mucho tiempo y el cambio de peso no se ve reflejado, y el cuerpo solo se va afectando por el uso constante de la ropa apretada.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Definitivamente no es un patrón, sin embargo, la realidad de muchas personas que viven algún cambio con relación a su peso ya no les es posible regresar al peso que solía ser. Por lo tanto usar la talla adecuada es lo ideal para no tener problemas de salud.

Tenemos el caso de los pantalones ajustados, estos solo enfatizan la famosa “llantita” incluso en personas de complexión delgada; un claro ejemplo de cómo varias mujeres deformaron su figura, fue cuando se puso de “moda” el uso de los pantalones ajustados y a la cadera, sin darse cuenta de como esto tipo de prenda puede afectar al cuerpo “deformándolo” sobre todo si es una pieza que se usa con frecuencia y no se cuida la postura (derechita).

Otros casos se pueden presentar que lleguen a afectar la salud con relación al  uso de los pantalones ajustados son: problemas de circulación que provocan celulitis e incluso  llegar a afectar al corazón, la presión de la prenda puede dañar nervios y músculos, presentar problemas digestivos o hasta generar cierta infección en la zona intima de la mujer.

Por lo tanto, de igual forma sucede con la ropa interior, al usar continuamente una talla ajustada deformará el cuerpo con el tiempo; por otra parte, no se recomienda por salud íntima. En el caso de las mujeres se puede provocar el desarrollo de hongos y bacterias, aunado a esto si la pieza es una tanga o de fibra sintética, esto solo aumentará las probabilidades de irritación e infecciones intimas. Con relación al hombre, el riesgo de vestir pantalones y ropa interior ajustada puede afectar la cantidad y calidad de los espermatozoides.

En el caso de la mujer, cuando los tirantes del brasier son muy delgados se llegan a marcar en los hombros y espalda cuando la persona es de complexión robusta; lo mejor es procurar tirantes gruesos para prever el lastimar el cuerpo. Incluso una persona de complexión delgada que siempre usa el bra muy ajustado, también se puede llegar a deformar y afectar el cuerpo por la presión constante.

La mayoría de las mujeres ama los tacones; sin embargo, el uso de zapatillas puntiagudas o el tacón muy alto hace que el pie se deforme, se enciman los dedos, se forman callosidades, aparición de varices, etcétera. Lo adecuado es utilizar tacones que favorecen la estatura y complexión o utilizar zapatilla con plataforma para no llevar el pie constantemente “en punta”. Evita el uso de tacones si estas embarazada o el tacón de aguja si eres de complexión gruesa o sabes que estarás de pie durante muchas horas.

 

Al momento de usar la ropa o ciertos accesorios, reflexiona si estos por su uso constante pueden llegar a deformar tu cuerpo, pero sobre todo provocar algún problema de salud que termine en consecuencias graves. Por lo tanto, mi recomendación es evita el uso de prendas ajustadas o detalles que puedan lastimar al cuerpo sin importar si es moda o no.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

Qué proyecta tu vestimenta en la primera impresión

Alguna vez reflexionaste ¿qué proyecta tu vestimenta? La forma de vestir – qué mensaje envías a las personas a través de tus prendas. Recuerda, para bien o para mal “como te ven, te tratan”.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio en donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Siempre se dice que la primera impresión jamás se olvida, esto a razón de que en pocos segundos al ver a una persona, de forma inconsciente se suele juzgar, se emite un juicio de valor (evaluación apresurada basada en información limitada) se refiere  con “atribuir o suponer”: conocimiento, creencias, nivel adquisitivo, etcétera. Es “poner etiquetas” con relación a la persona que se está conociendo. Estos juicios surgen según las vivencias y creencias personales: “Yo creo que tú eres exitoso y tienes un nivel adquisitivo alto porque usas traje sastre de marca”.

Se puede creer a simple vista muchísimas cosas con la primera impresión, y en esta ocasión compartiré contigo seis de qué proyecta tu imagen:

Credibilidad: en el ámbito profesional, sobre todo en ciertas carreras, por ejemplo en el sector financiero generar una buena impresión a través de la vestimenta es fundamental. El cliente deposita su confianza y su dinero en tu servicio. Por tu forma de vestir, te creo que eres un profesional.

Confianza: este punto va muy de la mano con el anterior. Imagina a una educadora de preescolar llena de tatuajes, es algo que cuesta trabajo visualizar, porque “para ser hay que parecer” tu manera de vestir me genera confianza y seguridad.

Salud física o metal: La manera de vestir o incluso el aspecto físico envía mensajes a las personas, por ejemplo: una mujer que se presenta vestida completamente de negro (vestimenta, maquillaje, uñas). La primera impresión que puede llevar a provocar es un: Yo “creo” que la persona tiene un problema depresivos; incluso cuerpos sumamente esbeltos o robustos que se relacionan con problemas más serios por falta de autoestima.

Buen gusto: cuando se ve a una persona bien vestida en automático se hace empatía porque se piensa “me gusta lo que veo”. Algo importante es que para tener buen gusto no es necesario tener un nivel adquisitivo alto, simplemente es el gusto por lo que luce en armonía con relación a la apariencia, se prefiere la calidad que la cantidad por sobre todas las cosas.

Nivel adquisitivo: la persona que viste marcas de lujo, en la primera impresión el mensaje que envía es que tiene el nivel económico para adquirir dicho producto.

Éxito: a una persona bien vestida se le suele relacionar con el éxito; difícilmente se cree que una persona desalineada y que no cuida su aspecto es exitosa.

Algo importante es que estas pueden llegar a ser falsas creencias, cuántas veces no se da la oportunidad de conocer a una persona porque esa primera impresión no genera lo esperado visualmente o no cubre con “estándares” sin embargo ¡las apariencias engañan! Un caso de una persona exitosa y millonario fue Steve Jobs quien al estar en el medio de la tecnología no se preocupaba o era indispensable cuidar su vestimenta. Incluso hay investigaciones que fundamentan que ciertas personas exitosas, incluso millonarias se visten de la misma manera todos los días así no se pierde tiempo con la decisión de ¿qué me voy a poner hoy?

Te invito a reflexionar sobre el mensaje que envías en la primera impresión, si es el indicado; o incluso, si tú llegas a cerrar las puertas de conocer a una persona solo porque no te gusta su apariencia.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

5 Errores al usar leggins

“Prendas van, prendas vienen”. Con el paso del tiempo cierta ropa se convierte en básicos indispensables del guardarropa de las personas; por tener ciertas características  que son: atemporales, que le favorece a la mayoría de las siluetas. ¿Qué pasa con los leggins?… En lo personal considero que no es un básico, porque no se puede vestir en cualquier momento y lo mas importe, porque no a todas las mujeres les favorece.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Los leggins no son una pieza básica del guardarropa, vestirlos requiere de ciertos cuidados, sin bien resultan cómodos, es una  prenda que no favorece a todas las mujeres, porque enfatiza partes del cuerpo que lo menos que hacen es que la persona luzca con una excelente apariencia o figura.

Antes de compartir los errores que se comenten al vestir los leggins, me gustaría recalcar que NO son para usarse en un entorno “profesional formal”, debido a que jamás te ayudaran a proyectar liderazgo o autoridad.

Siempre debes tener presente que no son pantalones, por lo tanto el cuidado al vestir es distinto, aquí comparto contigo 5 errores al vestir leggins:

1.- Transparencia: un error es no cuidar el grosor del leggin, sobre todo, y lo más delicado es cuando este llegar a ser muy delgado, y se utiliza para en ciertas actividades que al momento de agacharte “das un gran espectáculo” porque todo se transparenta. Antes de comprar o de vestir, siempre observa a contra luz que no se transparente.

2.- El color: jamás utilizar leggins color beige o blanco. Lejos están de hacerte lucir bien. Al ser colores claros solo enfatizan detalles del cuerpo. Lo ideal serían los negros, azul marino, o tonos oscuros; sin embargo, recuerda que si eres una mujer muy delgada al ser un tono oscuro, te verás más delgada.

3.- Estampados: vestir un estampado muy extraño, o si el estampado queda en cierta zona de tu cuerpo lo que provoca es un efecto óptico que lejos de favorecer, afecta tu imagen.

4.- La entrepierna y celulitis: este detalle es fundamental observar al momento de utilizar leggins, cuida la silueta, al ser una prenda tan ajustada, esta deja entre ver la celulitis y la zona de la entrepierna, por lo tanto un error al vestir sería utilizar prendas muy cortas en la parte superior, lo ideal será tipo blusones o prendas que cubran la parte de las pompis y entrepierna.

5.- Ropa interior: nada más feo que se note la ropa interior, al vestir leggins lo ideal son las prendas íntimas sin costuras, el objetivo es que no se marque ni se note absolutamente nada.

 

Mi recomendación ante los leggins es que se utilicen más para la temporada de invierno en donde estos son más gruesos, de tonos oscuros, se ven muy padres con blusones, vestidos y botas; o en otras estaciones del año cuidado muchísimo el no cometer los errores antes mencionados. Definitivamente no a todas las mujeres se les ve bien, porque puede enfatizar el volumen del cuerpo, la celulitis o la esbeltez.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

5 momentos a considerar para renovar el guardarropa

A veces nos encontramos con ciertas situaciones que lo ideal para proyectar una imagen adecuada lo óptimo es renovar el guardarropa. La ropa, los accesorios y el calzado debe ser funcional, estar en excelentes condiciones, ayudar a lograr objetivos profesionales, pero sobre todo a sentirte y lucir bien.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

A continuación te presento cinco momentos a considerar para renovar el guardarropa:

1.- Ámbito profesional: “para ser, hay que  parecer” cuando dejas de ser estudiante y te integras al mundo laboral tu vestimenta debe cubrir las características de código de vestimenta que requiere la empresa, o si trabajas de manera independiente, tu ropa debe proyectar una imagen profesional; de igual forma cambiar de giro o subir de puesto, a veces es necesario cambiar la forma de vestir para proyectar mayor jerarquía.

2.- No es de tu talla: una de las reglas del buen vestir es que la ropa te quede perfectamente, en ocasiones se guarda la ropa con la esperanza de “cuando recupere mi talla, volveré a usar esta prenda” y resulta que pasan varios años y tu figura sigue siendo la misma, y la ropa que usas no te hacer lucir bien – – ¡Adiós a esa ropa! Es momento de renovar el guardarropa y adquirir la ropa de tu talla actual.

3.- Ropa desgastada: cada prenda de tu closet debe estar en óptimas condiciones, por lo tanto, si en tu guardarropa tienes ropa: desgastada, percudida, con manchas, bolitas, rota… Justo es un buen momento para renovar el guardarropa, lo adecuado es vestir pendas que estén en perfectas condiciones.

4.- Clima: cuando haces un cambio de residencia sobre todo a un lugar donde el clima cambia completamente de donde resides actualmente, lo más acertado será renovar el guardarropa, esto porque no utilizas la misma ropa en una ciudad con un clima que es frío, con lluvia y nieve, a un lugar de playa con un clima cálido e incluso húmedo. Las texturas y colores son un tema fundamental para renovar la ropa y estar mucho más cómodos con este cambio de clima y la ropa que se viste.

5.- Guardarropa pasado de moda: tener un clóset lleno de moda te obligará a renovar el guardarropa cada cambio de temporada porque en un par de meses tu imagen será la de una persona “pasada de moda” o en caso de tener un clóset muy clásico, básico, solo con colores neutros te puede proyectar como una persona “aburrida”.

 

Para renovar el guardarropa no es necesario invertir grandes cantidades de dinero; lo importante es identificar la necesidad y buscar las prendas clave, así como los accesorios y el calzado que te ayude a renovar en un momento el outfit. El color es un excelente aliado para renovar por completo el guardarropa, considera esta opción!

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.