old-2238062_960_720

Vestimenta y urbanidad como turista

old-2238062_960_720

Planear las vacaciones es todo un ritual que se debe considerar, el primer punto es ¿a dónde te gustaría ir de vacaciones?  Cada destino es diferente y si no queremos arruinar la vacación, lo mejor es prepararse con antelación.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Una vez que se tiene identificado el destino para vacacionar, el segundo punto es investigar el clima, esto con la finalidad de llevar las prendas adecuadas y para viajar ligero. Planifica el vestuario que usarás todos los días y durante todo el día es muy conveniente; una excelente idea es llevar “prendas básicas” por ejemplo unos pantalones jeans o “tipo dockers” los cuales van perfecto con una camisa, camiseta o blusa y así lograr la diversidad en formalidad con pocas prendas.

Como turista investiga si necesitas cierto código de vestir, por ejemplo según las actividades del crucero en ocasiones se solicita al pasajero ropa de gala y ropa casual para su estancia abordo.

El calzado es pieza clave de la comodidad ¡jamás estrenar un par de zapatos en vacaciones! mucho menos si el plan es caminar bastante para conocer el lugar, porque terminarás con ampollas; lo mejor son unos zapatos cómodos sin llegar a “la facha” para disfrutar de la caminata.

Para ahorrar espacio en la maleta te recomiendo que si es necesario llevar un abrigo la mejor opción es transportar en la mano, en caso de ser necesario considera una toalla de secado rápido por composición minimiza el volumen y el peso del equipaje. Para hacer la maleta coloca en el fondo las prendas más gruesas, en la parte superior lo delicado, rellena los huecos con cosas pequeñas; los calcetines, la corbata y los cinturones los puedes guardar dentro del calzado mismos que debes guardar en la bolsa para zapatos así se protege el no manchar la ropa; para llevar los productos del cuidado personal como son el shampoo, acondicionador, cremas, cepillo de dientes, pasta, etcétera, lo mejor es comprar en el destino o hacer un kit de aseo para viaje que llevar todo en menor cantidad,  botes pequeños dentro de una bolsa de plástico por si alguno se abre no manche las prendas.

El propósito de vacacionar es olvidar el estrés de la vida cotidiana, descansar o conocer nuevos lugares, y ciertos destinos son concurridos,  por eso como turista en vacaciones nos toca mostrar nuestro lado más educado, pero sobre todo de tolerancia, porque no solo se trata de estar bien vestido, siempre estamos interactuando, se convive con miles de turistas y quizás son personas con diferente cultura.

Si es viaje al extranjero investiga el protocolo y la urbanidad, o al llegar al destino pregunta a la gente que radica ahí qué es correcto, cuál es el saludo, la propina adecuada, vestimenta, costumbres, incluso palabras o gestos que puedan llegar a ser ofensivos para no hacer uso de ellos.

Lo mejor es ser un turista sumamente educado, y regresar feliz a casa, cuida estos pequeños detalles para que no seas un vacacionista frustrado.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

logo
belt-2207780_960_720

Los números y su relación con la vestimenta

belt-2207780_960_720

Se dice que todo en la vida son números, y es verdad; en la parte de la apariencia los números también juegan un papel fundamental dentro del guardarropa. El número más importante es identificar la talla adecuada.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Un número que siempre debe estar presente es la talla adecuada. Al usar ropa una talla más grande se corre el riego de lucir  desaliñado (da), fachoso (sa), no se proyecta una buena imagen, incluso, se envía el mensaje de que se es una persona tímida porque se “oculta” la figura con el exceso de tela. También existe el lado opuesto, usar una talla más chica desproporciona el cuerpo y que en ocasiones llega a deformar la silueta con el tiempo si no se cuida la postura corporal.

Lo más importante es identificar la talla de ropa que se necesita, y no solo en la parte de las prendas del exterior, también con la ropa íntima, sobre todo en el caso de las mujeres; estudios confirman que un porcentaje muy alto usa la talla errónea de brasier.

En los números también tenemos el calzado, usar un número más chico puedes lastimarte, o el caso opuesto, usar un número más grande te hace “chanclear” el calzado, no se camina con la misma seguridad, si bien existen las plantillas a veces esto no es suficiente. Antes de comprar zapatos ¡pruébate el par! camina un poco y confirma que es de tu número y que embona perfectamente con tu pie.

Otro número que tiene relación con la vestimenta es el cinturón, este tiene cinco orificios, la talla ideal es la que permite dejar la hebilla en el orificio número tres, quedando perfectamente al centro, no hay exceso, ni queda justo.

En tallas cada marca es diferente, recuerda antes de comprar observa de frente y de espaldas en el espejo del probador de la tienda como te queda la ropa, el calzado o el cinturón.

Un guardarropa inteligente es aquel que siempre resulta funcional, en solo unos minutos te da la facilidad de transformar un outfit o de decidir qué usar; por lo tanto si este está bien planeado indudablemente es una inversión, sobre todo si son artículos de calidad, básicos y de tu talla; aquí es donde entra nuestro siguiente número dentro del guardarropa – el famoso 10 % de descuento, el objetivo principal es tener un guardarropa de calidad, práctico, funcional y no un clóset lleno de cosas innecesarias; la palabra oferta es seductora, por eso calcula antes de comprar porque en muchas ocasiones un 10 % de descuento no representa una excelente promoción.

Y para finalizar con los números que tienen relación con la parte de la imagen ¿cuántas cosas debo tener en el guardarropa? El clóset es una historia sin fin ¿cuántas bolsas tener?, ¿cuántas corbatas? Aquí un ejemplo: ¿cuál es el número mínimo o máximo de pares de zapatos que debo tener? mínimo, sería el calzado en  colores básicos: negro, marron, beige, azul marino, y máximo ¡no hay límites! Existe una diversidad de zapatos en distintos colores, pero sobre todo de estilos como son formales, casuales, deportivos y de distintos materiales, lo mismo aplica para todo lo que forma parte de nuestro guardarropa.

Al comprar calidad, tu guardarropa se convierte en el mejor aliando, te ayuda a verte bien todos los días, en cualquier momento, en cualquier evento, por lo tanto tu clóset es tu mejor inversión.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

logo
living-room-2174575_960_720

Cortesía al visitar una casa

living-room-2174575_960_720

Cualquier pretexto es excelente para visitar la casa de nuestros seres queridos, amigos, familia. Sin embargo, cuando se tiene mucha confianza dejamos de lado ciertos detalles de educación, independientemente que sea la familia o una amistad muy allegada con la cual se siente uno en confianza, jamás debemos olvidar las buenas maneras.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Al momento de efectuar una visita indudablemente lo que se debe cuidar  es no ser inoportuno por tal motivo, siempre hay que informar de nuestra visita mínimo una hora antes, preguntar si existe inconveniente alguno para llevar a cabo nuestra visita, e incluso preguntar si es apropiado llegar acompañado.

Al momento de llegar al domicilio procura limpiar tu calzado en el tapete de entrada, así evitas dejar las huellas de los zapatos u otro tipo de manchas si el piso del exterior esta mojado por la lluvia.

Es bien visto llevar un obsequio, algún detalle para la persona que se visita, algo no necesariamente ostentoso puede ser un dulce, el postre favorito, algo que realmente guste a la persona en cuestión, lo cual la hará sentir importante y querida.

Llevar mascotas y en ocasiones niños es algo que siempre se debe consultar sobre todo si es la primera vez que vas de visita a esa casa esto para que no exista ningún inconveniente, quizá la persona tiene alergia a las mascotas  o la casa no cuenta con las instalaciones adecuadas para los pequeñitos.

Si eres una persona afecta al cigarro, observa a tu alrededor, si la casa no cuenta con un cenicero a la vista, seguramente no será apropiado fumar dentro de la misma, lo correcto es preguntar si no resulta molesto el que fumes.

Reflexionar sobre la hora de visita es fundamental, evita el horario de alimentos (desayuno, comida, cena), o llegar muy tarde, considera los tiempos de la otra persona. Lo más importante es ser consciente de los horarios de la otra persona: si trabaja, acude a la escuela, tiene hijos, se encuentra con alguna enfermedad. Lo oportuno es una visita breve entre semana para no desvelar a la persona.

Durante la visita, observa el lenguaje no verbal de la persona que visitas, esto dará la pauta de cuándo es el momento correcto para retirarse; si la persona se muestra ansiosa, moviendo el pie o los dedos, incluso bostezando o la charla deja de fluir ¡definitivamente son señales de que el tiempo de visita ha terminado!

Una persona con educación muestra respeto y consideración por los demás.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades exquisitas”, sonríe.

logo