Recomendaciones de cortesía cuando se tiene gripe

Qué incomodo es salir a la calle cuando se tiene gripe, lo ideal sería quedarse en casa a descansar para recuperar la salud, lamentablemente en ocasiones esto no es posible, por consiguiente, la persona enferma debe ser prudente con su comportamiento para mostrar cortesía hacia los demás.

 Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

La urbanidad son los buenos modales, la cortesía es el respeto hacia las otras personas; cuando se tiene gripe esto no es la excepción, aquí entra en juego el sentido común para saber cómo comportarse con los demás para no incomodar. Al tener gripe el virus esta con la persona, por lo tanto, lo ideal y por respeto es cuidar el no propagar más. Si bien, lo primero es tener en cuenta que es un tema de salud e higiene, también nos lleva a aplicar cierto comportamiento, incluso, tiene relación con la imagen, por ello te recomido seguir estas sugerencias de cortesía cuando se tiene gripe:

1.- Toser y estornudar: la forma más higiénica de realizar es por la parte interna del codo o taparse la boca, de preferencia con un pañuelo de algodón o  pañuelo desechable, de preferencia cuidar incluso que al toser o estornudar que sea de lado o en sentido opuesto a la persona que se tiene enfrente.

Para cuidar tu imagen y proteger más la nariz lo ideal es portar kleenex individuales, no papel de baño.

2.- Sonarse: lo más incómodo al tener gripe es el flujo nasal, por cortesía trata de no sonarte delante de las personas, para muchas esto provoca cierta asquerosidad, si bien tú eres la persona que está enferma lo educado es tener un poco de consideración con quienes te rodean. Lo correcto es acudir al sanitario, sonarse en privado y observar frente al espejo que no se tiene nada en la fosa nasal.

3.- Higiene y cortesía: jamás acumular los pañuelos de papel, estos se tiran inmediatamente a la basura; lo adecuado es después de toser, estornudar o sonarse lavarse las manos con jabón o tener un gel antibacterial individual para aplicar frecuentemente en las manos, por lo tanto, por higiene evita el saludar de mano, incluso de beso para no propagar el virus, lo correcto es decir a la persona: “No te saludo de mano porque tengo gripe”.  Créeme la persona lo agradecerá.

De igual forma si estas en la oficina mejor lleva contigo tu taza o vaso y utensilios para no contaminar a los demás, incluso al hablar puedes hacer uso de un pañuelo de papel para no propagar el virus. Lo más acertado sería no tener juntas o citas con clientes si se tiene gripe.

Independientemente de un tema de imagen o cortesía, es por salud e higiene, mi mejor recomendación es quedarte en casa a descansar.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

El protocolo como estrategia en las Relaciones Públicas

Existe un sinfín de creencias con relación al protocolo, entre ellas: que es algo anticuado, que siempre es muy estricto, que solo aplica en ceremoniales o asuntos diplomáticos, etc. La realidad es que, el protocolo esta más vigente que nunca y se adapta a los nuevos tiempos; incluso en casa aplicamos protocolo sin darnos cuenta al momento de sentarse en las cabeceras los anfitriones en una mesa rectangular, justo ahí se esta aplicando protocolo, ceder el mejor lugar a los padres o abuelos por respeto a su edad, eso es protocolo porque se considera y aprecia la jerarquía.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

El protocolo es una herramienta de comunicación silenciosa que al hacer uso de ella dentro de las Relaciones Públicas se convertirá en la mejor estrategia.

El ser humano es un ser sociable por naturaleza, siendo lo ideal el aplicar ciertas normas de cortesía para poder interactuar sobre todo cuando estamos en entornos laborales; no solo de manera interna en la compañía, sino incluso el rol que desempeña la empresa o el profesional dentro del país o fuera de él.

El protocolo se efectúa según el objetivo, el entorno y lo que se quiere proyectar; porque es una herramienta de comunicación silenciosa que dice todo. Por tal razón, es fundamental tener muy claro qué se quiere comunicar para establecer una estrategia y lograr así unas excelentes Relaciones Públicas; se trata de cuidar cada detalle del evento, de la reunión de trabajo, de los viajes de negocios.

El protocolo es una disciplina que permite crear un puente para lograr una mejor comunicación, convivencia, establece normas, decretos, reglas de cortesía; ayuda con la planeación, desarrollo y ejecución de cualquier evento: diplomático, internacional, empresarial, gubernamental, académico, deportivo, etc.

Cada evento según su giro es único: los juegos olímpicos, ceremonia de cartas credenciales, aniversario de la empresa, etc. Sin embargo, siempre vemos elementos importantes de protocolo como son:

  • Presendencia: La persona más importante según el contexto.
  • Precedencia: El acomodo por prioridad de las personas o banderas para proyectar jerarquías o distintos mensajes según el objetivo siguiendo distintos los criterios como puede ser: por alternancia, antigüedad, alfabeto, por ley, etc.
  • Ley de la derecha: de la presedencia es el segundo lugar más importante.
  • Símbolos patrios: Banderas, Himnos, Escudos
  • Anfitrión: persona que organiza e invita para agasajar a sus invitados con generosidad.
  • Invitado: persona que recibe una invitación para presentarse en un evento o acto.
  • Invitado especial: persona a quien a veces se le sede la presedencia por cortesía o a quien se le realiza el homenaje; su presencia eleva el evento.

 

El protocolo engloba y propicia ese ambiente en el cual se cuida hasta el más mínimo detalle de comunicación e imagen, sobre todo, cuando existen diferencias culturales en dónde a través del respeto regulado por ley, sobre el uso de los símbolos patrios, así como los usos y costumbres aplicados con toda la hospitalidad se logra la armonía no solo de un evento, gracias a la imagen y el protocolo la empresa se ve beneficiada con una excelente reputación y alianzas comerciales porque se considera toda una atmósfera: desde los vehículos, comidas de negocios, avión, reuniones en donde por estrategia se opta por una precedencia estilo Inglés o precendencia francesa donde se sientan al centro porque el objetivo es conseguir mayor cercanía y así lograr una mejor comunicación.

Por todo lo antes dicho y con la globalización de las empresas se aconseja considerar dentro de su organigrama el departamento de Imagen y Protocolo como parte fundamental de apoyo del equipo de Relaciones Públicas.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

5 tips para cuidar tu reputación profesional en WhatsApp

Estamos en la era digital lo cual hace evidente que a través del dispositivo móvil y el uso de las aplicaciones como WhatsApp se facilite la interacción laboral; la manera de hacer negocios o estar en contacto o otros profesionales actualmente es más directo y “relajado” gracias a esta aplicación.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Ya es natural llevar el medio laboral en el teléfono móvil; lo que en sus inicios WhatsApp se utilizaba para estar en contacto solo con los seres queridos o las personas que se registraban en la lista de contactos, ahora es hasta cierta forma habitual enviar y recibir mensajes con una connotación de trabajo a través de este medio de comunicación por su practicidad.

Lo cierto es que en ocasiones se olvida que WhatsApp ya no solo se utiliza en “un contexto social” y que justo cuando se guardan los datos de un contacto profesional el perfil personal de dicha aplicación debe cambiar a uno más reservado, esto con el fin de cuidar la imagen profesional en el medio digital.

Por eso comparto contigo 5 tips para cuidar tu reputación profesional en WhatsApp:

1.- La fotografía del perfil: considerar el uso de una imagen reservada, si representas a una empresa incluso es válido hacer uso del logotipo de la compañía, sin embargo, se genera mayor cercanía al ver un rostro, así se tiene el conocimiento con quién se esta interactuando.

2.- Estado: si bien estas publicaciones se borran después de 24 horas, siempre reflexiona antes de subir cualquier cosa si eso aportará a tu reputación.

3.- Envío de mensajes en horas laborales: los pendientes de trabajo nunca terminan; lo importante es considerar el tiempo de la otra persona; te recomiendo antes de enviar un mensaje tener presente: horarios de comida, días festivos, horario laboral.   Si bien es un dispositivo que tenemos en todo momento, lo primordial es la cordialidad y mostrar respeto hacia la otra persona.

4.- Demasía de mensajes de texto: si tienes que hacer uso de numerosos mensajes de texto para explicar o preguntar algún pendiente laboral, es mejor preferir el envío de una nota de voz (máximo de 1 minuto o realizar una llamada.

5.- Grupos: realiza un grupo en WhatsApp solo en caso de ser necesario; una vez finalizado el pendiente lo correcto es agradecer a los participantes y eliminar dicho grupo. Recordar a los participantes que es exclusivo para cuestiones laborales, por tal razón, se aconseja tener Netiqueta.

Si bien WhatsApp web resulta sumamente práctico para algunas situaciones, la realidad que es que para proyectar una excelente imagen profesional lo mejor es preferir el uso del correo electrónico; sobre todo si es para el envío de información delicada o al momento de cerrar negociación.

Dicha red social constantemente se esta actualizando, te recomiendo revisar frecuentemente tu configuración, porque en ocasión lo ideal es aplicar candados de privacidad para cuidar y proteger mejor la imagen y reputación profesional.

Te espero en el siguiente tema de «Cualidades Exquisitas», sonríe.

Vestir bien no requiere una gran cantidad de dinero

Nada mas falso que creer que para verse bien se requiere mucho dinero o estar comprando ropa todo el tiempo. Por algo el dicho popular que dice: “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Lo interesante al ver a una persona, es decir: “no sé qué de todo tú hace que te veas tan bien” Eso quiere decir que la persona se increíble de manera integral.

Algunas falsas creencias que existen en torno a la imagen son: «No porque se tenga un cierto nivel adquisitivo quiere decir que se viste con buen gusto», y «No es necesario comprar cosas caras para verse bien». En la actualidad existen un sinfín de opciones que permiten a las personas proyectar una excelente imagen y adquirir piezas de calidad en donde no se requiere de una gran inversión, algunas son:

  • Segunda mano: antes no era bien visto si alguien compraba de segunda mano, en la actualidad encontramos una gran variedad de apps, bazares o perfiles en redes que otorgan este tipo de servicio en donde las personas adquieren cosas usadas, incluso nuevas a precios sumamente bajos. Esto ayuda hacer circular y alagar el tiempo de vida de las cosas: calzado, ropa, accesorios porque alguien más le sigue dando vida.
  • Ropa de pacas: a veces se desconoce la procedencia de estas piezas, sin embargo, en muchas ocasiones son cosas nuevas con etiqueta en donde se puede conseguir algo de cierta marca, buena calidad. a precios extremadamente bajos,
  • Mandar a hacer: por momentos lo que se adquiere es la marca y no necesariamente se esta comprado algo de buena calidad. Otra opción para vestir bien es adquirir una buena tela y mandar a hacer con una costurera o sastre lo que se requiere.
  • León Guanajuato: existen lugares en México que son fabricantes, por tal motivo, lo que en realidad de esta invirtiendo es en la calidad del material, como es el caso de León Guanajuato en donde se encuentra la cuna del cuero, por consiguiente, puedes encontrar zapatos, bolsos, ropa y todo lo relacionado en torno a la piel a precios sumamente accesibles.
  • Outlet: estos establecimientos, sobre todo los que se encuentran en Estados Unidos son lugares que todo el tiempo están en descuentos, en donde con paciencia lograrás encontrar grandes básico a precios increíbles, aunado a que en ocasiones aplican mayores descuento por cupones; en donde comprar ya ciertas marcas resulta bastante asequible.
  • Descuentos: lo cierto es que todo el tiempo estamos en descuentos: día de las madres, del padre, buen fin, Hot Sale. Lo importante es tener presente los precios originales para confirmar que sí se esta aplicando un buena promoción. Las mejores ofertas las encontramos en los cambios de temporadas, en donde las rebajas llegan en ocasiones al 60 % o 50 % + 20 %, aquí lo que se debe tener en cuenta es que al ser ya lo “ultimo” no se encontrarán todas las tallas.

 

Vestir bien no es cuestión de dinero, que en ocasiones sí ayuda, pero no es un requisito, ya que se puede comprar ropa super económica, el secreto estará en cómo se porta y cómo se estilizó.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

El poder de la imagen

La imagen va mucho mas allá que un tema de: modas o tendencias, incluso en ciertos contextos no tiene relación ni siquiera a usar un traje sastre. Lo interesante es observar lo que se puede conseguir a través de ella.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

En ocasiones no se es consciente del poder que tiene la imagen y no solo por lo externo, sino incluso de manera interna. Por tal razón, compartiré contigo varias situaciones en donde se confirma el poder de la imagen

Como te ven, te tratan: lamentablemente en la primera impresión la persona suele juzgar lo que no le es agradable, por tal razón rechaza lo que no le es grato o viceversa, si le gusta lo acepta. Cuantas veces al estar en la calle te encuentras con un vagabundo, de inmediato sentirás que estas en peligro porque su aspecto no te es agradable; y quizá el ser humano es una buena persona. Cuantos casos de asesinos existen que las personas se dejan llevar por la imagen externa enfocada más al aspecto físico que resulta sumamente agradable y no se puede creer que tengan dichos patrones.

Es importante considerar que las personas de primera impresión no «suelen pensar» cosas malas de alguien bien vestido, por que: como te ven, te tratan.

Ser y parecer: sobre todo en el ámbito profesional es donde la imagen tiene mucho poder. Algo a tener presente es que las personas en una reunión creerán a nivel subconsciente que la persona con una buena imagen será la de mayor jerarquía; incluso, existen ciertas profesiones, por ejemplo: si necesitas a un abogado se buscará no solo al de mayor experiencia sino al que vista mejor, incluso un traje sastre. Y no todo es formalidad, si alguien es artista o esta en áreas creativas se espera ver un estilo creativo en la vestimenta.

El secreto es que a través de la vestimenta se proyecte el profesionalismo en sus distintos matices según se requiere, por ejemplo lucir profesional con autoridad o profesional accesible, etc.

Productividad: en la actualidad los códigos de vestimenta en las empresas están mas relajados, lo importante es tener presente el giro de la misma, porque la ropa tiene un efecto el cual puede afectar o impulsar la productividad. En giros creativos lo ideal es permitir esa liberad sin que afecte la identidad de la marca o reputación en donde el colaborador al sentirse cómodo con la vestimenta esto le permite lograr un buen rendimiento, no así en bufete de abogados que por el entorno se requiere una mayor formalidad o incluso se limita al uso de ciertos colores  para proyectar profesionalismo y seriedad.

Algo importante a considerar con relación al “viernes casual” es que no es recomendable accesibilizar el código de vestimenta, porque la simple idea de que es viernes ya relaja a la persona, con mayor razón lo hará una vestimenta casual.

Estado de ánimo: en un ambiente personal, la ropa juega un papel super importante. La vestimenta puede otorgar seguridad “si te sientes bien, te ves bien”. En el closet deben existir un sinfín de piezas que te concedan distintas emociones que al usarlas se genere eso a nivel psicológico, por ejemplo: aquella pieza que te hace sentir sexy, femenina, masculino, feliz, con poder, etc.

La imagen, no solo es usar ropa, es todo aquello que te ayuda a crecer y lograr tus objetivos como portar un buen reloj, un calzado de calidad, obsérvate y reflexiona si estas usando el poder de la imagen a tu favor.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

El desapego en la imagen

El apego a ciertas cosas en torno a la imagen suelen ser un factor importante para no crecer, lo fundamental será hacer consciente lo inconsciente para trabajar el desapego, soltar lo que no suma y avanzar para lograr los objetivos personales o profesionales.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

En imagen todo es importante y gran parte tiene relación a ese “poder” que se les concede a ciertas cosas. Lo ideal sería vivir en desapego para así soltar y ser más libres; se dice que cuando se suelta algo, eso permite dejar espacio para que llegue lo nuevo, lo que suma.

En esta ocasión compartiré contigo contextos en torno a la imagen y donde lo ideal será aplicar el desapego:

  • Dialogo interno: la autoimagen se forma con el dialogo interno que tenemos todos los días hacia nosotros, ya sea en voz alta o en pensamientos. Cuando somos niños los padres son los que programan el subconsciente en los hijos con las palabras que se les dice; de grandes, el adulto es el que se programa con lo que dice, piensa, escucha, lee, etc.

Por tal razón, te invito a soltar ese dialogo negativo que no te suma, a soltar esas etiquetas que te pusieron con relación a tu apariencia y lo único que generaron son inseguridades.

  • Clóset: el armario debe estar lleno de cosas que son tus piezas favoritas, mismas que quieres usar todo el tiempo porque te gustan, te hacen lucir bien y te aportan. Por consiguiente, no es bueno tener un closet lleno de cosas que no usas.

Reflexiona qué existe en cada pieza: por qué no la dejas ir, dile adiós al remordimiento, la culpa, quizá al pasado y ¡suelta! Desapégate, son cosas materiales, no les otorgues un valor. Ten presente que lo que no usas tú solo te quita espacio, y actualmente con la moda circular quizá esa pieza en el closet de otra persona se convierta en su prenda favorita.

  • Apariencia física: en ocasiones por la edad o cuestiones hormonales, salud, etc el cuerpo llega a presentar cambios. Desapégate y suelta esa imagen que ya no eres, abraza y acepta tu apariencia física actual, eso te permitirá sentirte más feliz en tu propia piel y vestir lo que realmente te favorece. En ocasiones se guardan prendas con la esperanza de “regresar a esa talla” y pasan los años y eso no sucede… Desapégate.

 

Lo importante es soltar todo lo que no sume a tu imagen, soltar apegas, creencias, prejuicios y lograr una armonía en torno a tu imagen y todo lo que la rodea te sume.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

Cuándo el desorden afecta el impacto de la imagen

Se dice que las personas desordenadas “tienen un orden dentro de su desorden” sin embargo, ante los ojos de las personas se proyecta una imagen que puede afectar la credibilidad o se puede relacionar con la falta de productividad. El desorden incluso te puede llevar a problemas mayores.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio en donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

La imagen es percepción y es cómo a través de la apariencia, la comunicación y el comportamiento se envían mensajes de forma en ocasiones inconsciente los cuales se quedan en las personas y se crea o se cree como sería la forma de ser, de pensar o incluso de personalidad.

Ser una persona desordenada es una característica que puede afectar seriamente el impacto de tu imagen pública ante los demás porque se relaciona con caos, poca efectividad, desorganización, falta de interés, problemas, miedos personales, falta de responsabilidad, etc.

Abordaré tres situaciones en donde el desorden puede no resultar favorecedor para lograr una excelente imagen:

1.- El clóset desordenado: tener un armario desordenado no favorece con el objetivo de un guardarropa funcional y práctico. Tener la ropa amontonada, desordenada te hace perder tiempo porque se están buscado las cosas (ropa, accesorios, los zapatos). Al estar todo amontonado la ropa se arruga con mayor facilidad, de igual forma es complicado identificar qué cosas están en buen estado, no se detecta cual es la ropa que ya no se usa con la misma frecuencia e incluso te lleva a realizar compras por impulso y no por necesidad porque no sabes al cien que es lo realmente tienes en el clóset.

2.- La casa desordenada: al tener invitados en casa el papel como anfitriones es fundamental; sobre todo una sala o baño desordeno no favorece con la imagen. No se trata solo de cuando tienes invitados en una cena formal, cierta celebración; esto debe ser siempre; es el gusto de tener visita, reunirse con los amigos, los vecinos, la familia, con eso es suficiente para abrir las puertas de la casa; por lo tanto, el papel como anfitriones será el cuidar la imagen de cada rincón del hogar: desde la cocina, la sala, el comedor, el sanitario. Todo debe estar en orden para así ofrecer una excelente atmósfera a los invitados.

Las dos situaciones antes mencionadas con relación al desorden son muy íntimas y personales, sobre todo porque no todas las personas tienen acceso a nuestro clóset o quizá no eres una persona que recibe con frecuencia invitados en casa; pero ¿qué pasa cuando tu lado desordenado está expuesto ante las personas? Como es en el ámbito laboral en donde incluso puede llegar a afectar tu reputación profesional.

3.- El escritorio desordenado: un colaborador con un escritorio desordenado puede afectar su imagen profesional porque se puede creer que “que te llevará más tiempo encontrar los documentos en todo ese desorden de papeles”. El orden en el ámbito profesional no siempre tiene que llevarse a acabo, según la profesión las investigaciones han demostrado que las personas más creativas o que están relacionadas con ciertas actividades se desarrollan mejor en un entorno “desordenado”; sin embargo, si es importante reflexionar si tu lado “desordenado” está afectando tu desempeño laboral porque el desorden puede provocar una falta de seguimiento de pendientes, dar un mal servicio y esto afectar la reputación de la empresa, la imagen como profesional.

Recuerda que la imagen es percepción y el desorden puede ser una característica que afecte el impacto de tu imagen porque las personas pueden llegar a pensar cosas no tan favorecedoras sobre ti y tu entorno.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

Calendario para cuidar el impacto y proyección de la imagen

Cuando finaliza el año es curioso que casi siempre en el brindis de Año Nuevo se pide fervientemente que el año entrante sea mucho mejor, que este lleno de salud, dinero y amor. Los rituales forman parte del festejo como es el uso de la ropa interior roja o amarilla, etcétera. Sin embargo, los cambios no se logran por arte de magia, la pregunta es ¿Qué vas hacer para que en verdad sea un mejor año?

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Inicia el año y se hace el esfuerzo de integrar el ejercicio a las actividades diarias, todos con la buena actitud, de igual forma, muchos piensan en cambiar o buscar un mejor empleo o incluso dejar algún mal habito del año pasado. Sin embargo, qué pasa conforme transcurren los meses, lamentablemente esa actitud positiva se desvanece poco a poco, no se logra erradicar los malos hábitos o generar nuevos.

Imagen es actitud, siempre lo comento, por eso te recomiendo lo siguiente que leí en una ocasión, para que en verdad se logre un cambio:

1.- Cuando escribes un sueño en papel y le pones fecha, se convierte en objetivo.
2. Cuando divides tu objetivo en pequeños pasos, se convierte en un plan.
3.- Un plan respaldado por acciones se convierte en realidad.

Lo primero es identificar cuál es la meta que quieres lograr con relación al impacto de tu imagen, después, te recomiendo programar en tu calendario las actividades relacionadas para mejorar el impacto y la proyección de tu imagen personal o profesional.

Así como eres consciente de los pagos que vas a realizar durante el año, como es el seguro de carro, tenencia, casa, etcétera, lo mismo sucede con nuestra imagen y su cuidado. Por lo tanto, inicia con:

Programar las citas con los especialistas que tengan relación con el impacto de la imagen: planear por ejemplo la cita con el estilista, que es una de las más importares y debe ser con cierta regularidad, el dentista mínimo dos veces al año para realizar limpieza o respetar las citas recomendadas por el odontólogo en caso de algún tratamiento estético, el nutriólogo por tema de salud o peso, el dermatólogo si existe algún lunar, mancha o problema más serio del cuidado de la piel, el podólogo para prevenir o solucionar problemas con los pies. Recuerda que «Imagen es bienestar», por lo tanto, un chequeo médico general una vez al año. Esto solo por mencionar algunos expertos que debes considerar al momento de planear el calendario de citas con los especialistas que te ayudarán a cuidar tu imagen.

Revisión de guardarropa: probablemente en Navidad se recibieron prendas nuevas, entonces, al iniciar el año es momento de revisar el guardarropa, sacar lo que no usas, lo viejo, percudido, que no es de la talla e incluso, lo que ya no aporta a la imagen que ahora buscas proyectar; esto para dejar espacio a lo nuevo. Incluye esta actividad en tu calendario mínimo dos veces al año, programa al iniciar enero o en cada cambio de temporadas. El clóset debe estar lleno de prendas favoritas y piezas que te lleven a lucir bien, con buen gusto pero sobre todo a lograr objetivos.

No necesariamente se requiere comprar piezas a un alto precio, te recomiendo estar pendiente de los descuentos, así tendrás la oportunidad de adquirir buenas piezas a precios increibles.

Aprender algo nuevo: imagen no solo es la parte de apariencia, es comunicación y comportamiento; revisa tu imagen y detecta qué cosas o habilidades requieres aprender para mejorar el impacto que generas en las personas, esto puede ser algún curso de redacción, de oratoria, comportamiento en la mesa, habilidades blandas, etc. Todo lo que genera un  crecimiento siempre es inversión, el conocimiento no tiene límite, aprovecha todo los cursos que existen online.

Actividades: para continuar con una buena actitud durante todo el año realiza una lista de actividad (metas, sueños, gustos) que te motiven y hagan feliz, busca la manera de programar una mínimo al mes. Esta comprobado que las personas que tienen alta autoestima son felices, ante los demás resultan mucho más atractivas y seguras de sí mismas, proyectando así una excelente imagen, logrando mayores oportunidades.  Recuerda ¡Iimagen es actitud!

Inicia el año planeando y programando estas citas y actividades que te ayudarán con lo que proyecta tu imagen, jamás pierdas la motivicaión, por esta te ayudará a en verdad lograr nuevos hábitos y llegar así a tus metas.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

10 pretextos sin fundamentos para no cuidar tu imagen

El principal saboteador del descuido de la imagen personal es uno mismo, justificar la falta del cuidado personal y vestimenta con excusas que realmente no tienen ningún fundamento; esto, lejos te llevará a lograr tus objetivos. A continuación compartiré contigo los pretextos sin fundamento más utilizados por las personas para no cuidar su imagen.

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

1.- No soy una figura pública: Antes se tenía la creencia de que solo las figuras públicas (políticos, artistas) requerían los servicios de un consultor en imagen, la realidad es que todos somos personas públicas, porque no vivimos de manera aislada ¡interactuamos! Al salir a la calle, las personas observan tu manera de vestir, incluso en reuniones familiares, de negocios, tus compañeros observan tu conocimiento de etiqueta en la mesa, modales en general, etcétera. Y qué decir de las redes sociales, ahora con el uso de la tecnología las personas están más expuestas.

2.- No me importa lo que las personas piensan de mí: Para bien y para mal todos tenemos reputación, y esta se forma de los comentarios que emiten las personas que están a tu alrededor. Puedes ser la persona más preparada, pero si tu apariencia o comportamiento no transmite confianza, alcanzar tus objetivos quizá resulte mucho más tardado.

3.- No tengo pareja, ¿para qué me arreglo?: La respuesta es sencilla ¡arréglate para ti! Si te ves bien, te sientes bien; y esto proyecta seguridad.

4.- No salgo, estoy en casa: Este punto va muy de la mano al anterior, arreglarte para ti, es un tema de autoestima, sin importar que estas en casa es sentirte bien; esto no quiere decir vestir de corbata o vestido formal, pero sí procurar el cuidado personal y las prendas, no andar fachas, con ropa vieja o ya en muy mal estado; la ropa tiene un poder psicológico muy fuerte que de manera inconsciente te ayuda a sentirte “de cierta forma”, incluso en la actualidad de muchas personas realizan home office lo ideal es sì arreglarse para que el cerebro asimile que ya es momento de trabajar.

5.- No soy una persona atractiva o bella: El concepto de belleza es relativo y está muy alejado al estereotipo que señalan las revistas o la TV. Lo que hace sumamente atractiva a una persona es su manera de ser, su seguridad al andar. Por lo tanto, deja de comparar tu figura con ese “canon de belleza y del cuerpo perfecto” y maximiza tu belleza natural con el color y la ropa que más favorece a tu figura; incluso con tu misma forma de ser: se dice que: “El sentido del humor, es el escote de cualquier vestimenta”.

6.- No tengo dinero: Existe una frase perfecta de Pierre Cardin para erradicar este pretexto sin fundamento “La elegancia no es estar demasiado vestido o poco vestido. Es estar bien vestido”. Por lo tanto, esto no tiene relación a un tema económico; es cierto que usar ciertas marcas ayuda a proyectar poder, autoridad, buen gusto, sin embargo, no siempre es una regla o no siempre una marca es sinónimo de calidad…

Hay muchísimos trucos caseros para el cuidado de la piel, existe ropa a precios accesibles o incluso puedes mandar a hacer la ropa con telas de fibras naturales (tienes una prenda de calidad, y no necesariamente de marca), compras de segunda mano o de igual forma tenemos el tema del calzado, en León Guanajuato tienes la oportunidad de encontrar calzado y ropa de piel de excelente calidad a precios accesibles.

7.- No tengo carro, me traslado en transporte público: Por un tema de seguridad si te trasladas en transporte púbico está bien ser reservado, nada ostentoso con accesorios o marcas; sin embargo, puedes llevar dentro de la bolsa los accesorios y el calzado que aportan impacto a tu outfit y al momento de llegar al trabajo o alguna reunión los usas.

8.- No tengo tiempo: Lamentablemente por el ritmo de vida actual esta frase se ha convertido casi en una regla. Para erradicar este pretexto lo primero es cambiar de pensamiento a “sí tengo tiempo”, después organízate, ordena tu guardarropa para que resulte mucho más fácil encontrar lo que buscas (te recomiendo leer mi columna: tips para ahorrar tiempo en la mañana).

9.- No tengo edad para eso: Nada más exquisito que ver a una persona de edad mayor con un excelente gusto al vestir, si desde joven desarrollas el hábito por el cuidado de la imagen, será muy sencillo llegar a la edad adulta con buen gusto y elegancia añadiendo solo detalles de vanguardia. El buen vestir no tiene edad, en la actualidad encontramos en la lista de las mejor vestidas a Taylor Swift, incluso la nieta de Grace Kelly que ha heredado la elegancia de su abuela.

10.- No lo necesito: Difícilmente una persona se da cuenta que está mal hasta que alguien hace algún comentario. Lamentablemente para muchas personas el tema de etiqueta en la mesa no es necesario y se justifica diciendo “en casa ni copas tenemos”. Es mejor estar preparados para cualquier evento que se pueda presentar, y no quedar en ridículo. De igual forma con el tema de vestimenta, en ocasiones cuando ya se tiene cierto puesto resulta muy cómodo relajar la vestimenta, ¡cuidado! Si el colaborador esta mejor vestido que el jefe, definitivamente algo está mal.

Recuerda: el principal saboteador del descuido de la imagen personal es uno mismo.

Te espero en el siguiente tema de “Cualidades Exquisitas”, sonríe.

Consejos para el uso de emojis en el trabajo

Cada día la tecnología nos lleva a estar en contacto en el ámbito profesional a través de diversos canales de comunicación digital como es: WhatsApp, Zoom, redes sociales, etcétera. Sin embargo, ¿será correcto usar emojis?

Bienvenidos nuevamente a “Cualidades Exquisitas” un espacio donde aprenderás por qué cuidar nuestra imagen es fundamental.

Los emojis, gifs, memes y toda esta gran diversidad de gráficos han llevado la comunicación del profesional más allá con los clientes a través de las diversas plataformas digitales. Siempre comparto contigo que en consultoría de imagen no existe bueno o malo, aquí lo importante es: qué quieres proyectar y en el contexto profesional en el que estas; por lo tanto, mi recomendación siempre es reflexionar con relación al uso de sobre todo los emojis cuando se trata de comunicación en el ámbito profesional.

La comunicación escrita suele en ocasiones ser ambigua con relación a su interpretación y en ciertos casos “menos formales” los emojis se convierten en el apoyo perfecto para compartir un gesto o expresión lo cual fomenta a dar siento tono o “énfasis” y así el mensaje se comprenda de una forma mas clara.

Aquí te dejo unos consejos para usar de manera correcta los emojis en el trabajo:

Correo electrónico: este medio de comunicación digital en el entorno laboral es el más formal, por lo tanto, mi recomendación aquí es no usar emojis.

WhatsApp: si estas en contacto a nivel profesional a través de esta aplicación, mi consejo es: solo cuando exista más confianza o cercanía con otros profesionales,  sí puede ser aceptado el emoji para comunicar con más expresión el mensaje; lo correcto es no abusar de su uso, ni pasarse de chistosos. Para ello, lo ideal es usar muy pocos, incluso limitarse a uno. Emplear los emojis que lucen más formales o clásicos y que no se prestan a ser mal interpretados.

Redes sociales: cada red social tiene sus parámetros de uso y el tipo de cliente a veces muy específico, puede ser una comunicación más casual y existen redes como LinkedIn donde lo ideal es ser más formal y limitar el uso de los emojis.

Según el giro de tu profesión puedes utilizar frecuentemente algún emoji que haga referencia a tu actividad, convirtiéndose así en parte de tu marca personal, así los clientes al ver dicho gráfico te recordarán.

El emoji es una extensión de la comunicación escrita, porque este se puede usar para remplazar una palabra, sin embargo, se debe tener mucho cuidado con todos aquellos que puedan ser mal interpretados, por ejemplo: los que por su diseño son utilizados en un contexto social para connotaciones sexuales o de ironía, de igual forma los gráficos de señas con las manos aplica igual al lenguaje no verbal cuando se esta en persona, que el significado se puede entender  de distintas maneras según el país o incluso el emoji con cierto color de cabello o tono de piel lo cual se puede mal interpretar a una cuestión de racismo.

El uso de los emojis puede favorecer o afectar la comunicación profesional por el tema de interpretación o falta de profesionalismo, recuerda, no significa lo mismo una sonrisa clásica, reservada, tímida o la que se emplea como burla. Siempre, siempre mi recomendación en el contexto profesional es hacer uso de los emojis más clásicos y menos polémicos para cuidar tu imagen profesional, ten presente que una mala publicación en cualquier medio de comunicación digital puede ser interpretada de muchas formas y esto afectar tu reputación online.